Vesícula biliar: dónde está y funciones

Actualizado en mayo 2023

La vesícula biliar es un órgano en forma de pera que forma parte del sistema digestivo, localizado encima del hígado, en la parte superior derecha del abdomen, y tiene como función principal concentrar, almacenar y excretar bilis, que es constituida por colesterol, sales biliares, pigmentos biliares, inmunoglobulinas y agua.

Algunos problemas pueden interferir en el funcionamiento de la vesícula biliar, como piedras en la vesícula o presencia de pólipos, y causar síntomas como dolor intenso del lado derecho de la barriga, fiebre o piel amarilla.

Por eso, ante la presencia de estos síntomas, es recomendado consultar a un médico general o gastroenterólogo, para que sea realizado el diagnóstico e iniciado el tratamiento más adecuado, que puede ser realizado con cambios en la alimentación, uso de remedios o cirugía, por ejemplo.

Imagem ilustrativa número 1

Dónde está la vesícula biliar

La vesícula biliar está en la parte superior derecha del abdomen, ubicada debajo del lóbulo derecho del hígado, tiene forma de bolsa o pera, donde se almacena la bilis que produce el hígado.

La vesícula biliar tiene un tamaño de unos 7 a 10 cm y un color verdoso debido a los componentes presentes en la bilis, como agua, pigmentos, sales biliares e inorgánicas, bicarbonato de sodio, colesterol y grasas. Además, tiene capacidad para almacenar hasta 50 ml de bilis.

Funciones principales

Las principales funciones de la vesícula biliar son:

  • Almacenar y concentrar la bilis producida por el hígado;
  • Vaciar y reabastecer la reserva de bilis, en respuesta a la hormona colecistoquinina, que es responsable de estimular la liberación de bilis;
  • Producir bicarbonato de sodio, que forma parte del jugo biliar y ayuda a neutralizar los ácidos del estómago;
  • Producir mucinas, que protegen las células de la vesícula biliar;
  • Liberar la bilis del intestino delgado para participar en la digestión de grasas y facilitar la absorción de vitaminas de la alimentación.

Asimismo, la cantidad de bilis liberada depende del volumen de grasas digeridas y de la cantidad de colecistoquinina producida por el intestino.

Síntomas de problemas en la vesícula biliar

Los principales síntomas de problemas en la vesícula biliar son:

  • Dolor del lado derecho de la barriga, de manera intenso que se inicia rápidamente;
  • Dolor en el estómago que irradia en las costillas, para la espalda o para la parte restante del abdomen;
  • Sensación de malestar general;
  • Pérdida de apetito;
  • Hinchazón en la barriga;
  • Exceso de gases;
  • Náuseas;
  • Vómitos;
  • Sudores;
  • Piel amarilla;
  • Fiebre.

Los síntomas de problemas en la vesícula biliar normalmente surgen después de consumir una comida muy rica en grasas, siendo importante que el gastroenterólogo o médico clínico sea consultado, para que sea posible verificar si existen alteraciones en la vesícula, lo que puede ser hecho por medio de exámenes de imagen, como ultrasonido abdominal o tomografía computarizada, por ejemplo. De esta manera, es posible confirmar el diagnóstico e identificar la causa para iniciar el tratamiento más adecuado. Conozca los síntomas de la vesícula inflamada y cómo se trata.

Principales problemas de la vesícula 

Los principales problemas que pueden afectar la vesícula incluyen:

1. Piedras en la vesícula

Las piedras en la vesícula, conocida científicamente como colelitiasis, ocurre por la cristalización de bilis dentro de la vesícula biliar, formando pequeñas piedras que pueden obstruir la salida de la bilis para el intestino, causando dolor. Asimismo, las piedras en vesícula también se pueden formar cuando la bilis permanece un largo tiempo retenida en la vesícula.

La formación de piedras en la vesícula ocurre con más frecuencia en mujeres, personas que sufren de obesidad o exceso de peso, diabéticos, que utilizan medicamentos anticonceptivos orales o por el consumo excesivo de alimentos grasosos. Sepa si puede tener piedras en la vesícula realizando el test online.

Qué hacer: el tratamiento de piedras en la vesícula debe ser indicado por el gastroenterólogo y puede variar dependiendo de los síntomas, del tamaño de las piedras y otros factores, como edad, peso y otras enfermedades asociadas, pudiendo ser recomendada una dieta baja en grasas, uso de medicamentos, ondas de choque o cirugía, por ejemplo. 

Vea el siguiente video y sepa qué comer para ayudar a tratar las piedras en la vesícula:

youtube image - Piedras en la vesícula: principales síntomas y alimentación ideal

2. Discinesia vesicular

La discinesia vesicular, conocida popularmente como vesícula perezosa, es una alteración en el funcionamiento de la vesícula que deja de liberar bilis en la cantidad suficiente para digerir las grasas de los alimentos, causando síntomas como sensación de estómago lleno, aún después de haber comido muy poco, hinchazón, exceso de gases, acidez y malestar.

El mal funcionamiento de la vesícula puede ser causado por el depósito de cristales en la bilis, problemas hormonales y también por la contracción de la vesícula biliar o del esfínter de Oddi, que controla la salida de la bilis al intestino.

Qué hacer: el tratamiento para la discinesia vesicular debe ser indicado por el médico gastroenterólogo, y puede variar de acuerdo con los síntomas y la causa que está originando el problema, pero generalmente es realizado con cuidados en la alimentación para reducir la cantidad de grasas. Conozca más qué es la discinesia vesicular y cómo es realizado el tratamiento.

3. Pólipos en la vesícula

El pólipo en la vesícula se caracteriza por un crecimiento anormal del tejido de la parte interna de la pared de la vesícula biliar, siendo en la mayoría de los casos asintomático y benigno, descubierto durante exámenes, como ultrasonografía abdominal o durante el tratamiento de otro problema en la vesícula.

Sin embargo, en algunos casos pueden surgir síntomas como náuseas, vómitos, dolor abdominal del lado derecho o piel amarilla.

Qué hacer: se debe hacer el tratamiento por el gastroenterólogo, que puede indicar exámenes frecuentes de ultrasonido para evaluar el crecimiento y el número de pólipos o la realización de una cirugía para remover la vesícula biliar. Conozca cómo es realizado el tratamiento de los pólipos en la vesícula.

4. Colecistitis

La colecistitis es una inflamación de la vesícula biliar causada por la presencia de piedras en la vesícula o tumor en la vesícula biliar, provocando síntomas como dolor del lado derecho de la barriga, náuseas, vómitos, fiebre o mayor sensibilidad en la palpación del abdomen.

Generalmente, este dolor del lado derecho de la barriga puede suceder de forma aguda, con síntomas intensos y de rápido empeoramiento, o de forma crónica, en que los síntomas son más leves y se van desarrollando con el tiempo.

Qué hacer: en el caso de presentar dolor del lado derecho de la barriga o fiebre, se debe consultar a un médico general o gastroenterólogo, o pedir ayuda médica urgente e iniciar el tratamiento correspondiente, que puede ser realizado con el uso de antibióticos y analgésicos, y en algunos casos, puede ser necesario realizar la cirugía para retirar la vesícula. Sepa más sobre el tratamiento de la colecistitis.

5. Reflujo biliar

El reflujo biliar, también conocido como reflujo duodenogástrico, ocurre cuando la bilis liberada en el intestino vuelve para el estómago o esófago, aumentando el pH y provocando alteraciones en las capas protectoras del moco gástrico e inflamación del estómago. 

Qué hacer: el tratamiento del reflujo biliar debe ser realizado por el gastroenterólogo, que debe indicar el uso de medicamentos, como ácido ursodesoxicólico, para ayudar a promover la circulación de la bilis, reduciendo así la frecuencia e intensidad de los síntomas, y en los casos más graves, puede ser necesario la cirugía de la vesícula. Conozca más sobre el reflujo biliar y cómo es realizado el tratamiento. 

6. Cáncer de la vesícula biliar

El cáncer de la vesícula biliar es un problema raro y grave que generalmente no provoca síntomas, siendo en la mayoría de los casos, descubierto en una etapa más avanzada, pudiendo haber afectado otros órganos, como hígado, causando síntomas como piel y ojos amarillos e hinchazón abdominal, o disminución del apetito con pérdida de peso sin motivo aparente.

Qué hacer: el tratamiento de cáncer de vesícula debe ser realizado por el oncólogo, que puede indicar cirugía, radioterapia o quimioterapia para eliminar todas las células tumorales e impedir su propagación hacia otros órganos. Sepa todas las opciones de tratamiento para el cáncer de vesícula.