Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Qué hacer para acabar con los mareos y el vértigo

Durante un momento de mareo o vértigo lo que se debe hacer es mantener los ojos abiertos y mirar fijamente a un punto fijo, siendo esta una excelente estrategia para combatir la crisis de mareo o vértigo en pocos minutos.

Sin embargo, quien sufre de crisis de mareos o de vértigo de forma constante debe realizar un tratamiento, que puede ser hecho con medicamentos indicados por el neurólogo, y sesiones de fisioterapia, además de ejercicios diarios que se pueden realizar en casa.

Estos ejercicios y técnicas pueden ser indicados en caso de mareo, vértigo, laberintitis, síndrome de menière o vértigo paroxístico benigno y ayudan a aliviar rápidamente los síntomas.

Qué hacer para acabar con los mareos y el vértigo

Tratamiento casero para combatir la mareo o el vértigo

Algunos ejercicios que pueden ser realizados en casa a diario, en un momento tranquilo, son los de persecución ocular, como por ejemplo:

  1. Sentado con la cabeza en movimiento: Sujetar un objeto con una mano y colocarlo enfrente con el brazo estirado. A continuación debe abrir el brazo hacia un lado, y seguir el movimiento con los ojos y con la cabeza. Repetir 10 veces hacia un lado y luego repetir el ejercicio hacia el otro lado.
  2. Sentado con la cabeza en movimiento: Sujetar un objeto con una mano y colocarlo enfrente con el brazo estirado. A continuación debe mover el brazo hacia arriba y hacia abajo 10 veces. El secreto está en mirar el objeto fijamente. 
  3. Sentado con la cabeza fija y con los ojos en movimiento: Mover el brazo hacia un lado y mantener la cabeza fija y seguir el objeto solamente con los ojos. 
  4. Sentado con la cabeza fija y con los ojos en movimiento: Estirar el brazo hacia enfrente y mantener la mirada sobre el objeto. A continuación debe acercar el objeto hacia sus ojos, más o menos a una distancia de 1 palma de la mano, siempre mirando fijamente el objeto mientras se aproxima y se aleja. 

Técnica para combatir el mareo y/o el vértigo

También hay algunas técnicas que puede realizar el fisioterapeuta para reposicionar los cristales de calcio dentro del oído interno, que contribuyen a aliviar las crisis de mareo y/o vértigo, acabando la sensación de malestar en pocos minutos.

La maniobra de Epley es una de las más utilizadas para tratar los mareos y el vértigo, consiste en: 

  • La persona debe acostarse boca arriba y con la cabeza por fuera de la cama, extendiendo el cuello en aproximadamente 45º y mantener así por 30 segundos;
  • Girar la cabeza lateralmente y mantener la posición por otros 30 segundos;
  • La persona debe girar el cuerpo hacia el mismo lado en que está girada la cabeza y permanecer por 30 segundos;
  • Después la persona debe levantar el cuerpo de la cama, pero mantener la cabeza girada por otros 30 segundos;
  • Por último la persona puede girar la cabeza hacia enfrente, y permanecer parado con los ojos abiertos por algunos segundos más.

Esta maniobra debe ser realizada para el lado afectado por la enfermedad, y cuando la persona la posee en ambos lados se debe repetir todos los pasos hacia el otro lado. 

Esta maniobra no debe ser realizada en caso de hernia cervical, y no debe realizarla por si solo, se debe buscar la ayuda de otra persona debido a que la cabeza debe ser movida lentamente. Lo ideal es que el tratamiento sea realizado por un profesional como el fisioterapeuta o el audiólogo, ya que están capacitados para realizar este tipo de tratamiento.

Medicamentos para tratar los mareos o el vértigo

El neurólogo o el otorrino podrán indicar la ingesta de medicamentos para el vértigo, dependiendo de cual sea la causa. En el caso de laberintitis podrá indicar la ingesta de Clorhidrato de Flunarizina, Cinarizina o Clorhidrato de Meclizina; en caso del Síndrome de Menière puede ser indicado el uso de medicamentos que disminuyen el vértigo como Dimenhidrinato, Betahistina o Hidroclorotiazida. Cuando la causa es sólo el vértigo paroxístico benigno no es necesaria la ingesta de medicamentos.

Más sobre este tema:


Carregando
...