Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Vértigo postural- qué es, síntomas y qué hacer

El vértigo posicional paroxístico benigno, también llamado vértigo postural es el tipo de vértigo más común, especialmente en los anciados, y se caracteriza por la aparición de mareos en momentos como levantarse de la cama, girar en la cama durante el sueño o al mirar rápidamente hacia arriba.  

En el vértigo pequeños cristales de calcio que se encuentran presentes dentro del oído interno se dispersan, flotan, y se posicionan en el lugar equivocado, causando la sensación de que el mundo está dando vueltas, causando desequilibrio. Pero el uso de una maniobra especial puede ser suficiente para curar definitivamente los mareos, por reposicionar estos cristales en su sitio correcto, eliminado definitivamente el vértigo.

Vértigo postural- qué es, síntomas y qué hacer

Cómo reconocer los síntomas

Los síntomas son vértigo rotatorio, que es el mareo y la sensación de que todo da vueltas a su alrededor, al realizar movimientos rápidos como:

  • Levantarse de la cama por la mañana;
  • Acostarse y girar en la cama durante el sueño;
  • Girar la cabeza hacia atrás, extendiendo el cuello para mirar hacia arriba, y después mirar hacia abajo;
  • De pie, el mareo rotatorio puede surgir con movimientos bruscos, que puede, incluso, causar una caída.

La sensación de mareo generalmente es rápida y dura menos de 1 minuto, pero en algunos casos pueden ocurrir varios episodios durante semanas o meses, perjudicando las actividades del día a día. 

Algunas personas consiguen identificar hacia que lado, cuando rotan la cabeza, es capaz de causar el mareo. El diagnóstico es hecho por el médico general o el neurólogo y en el caso de los ancianos por el geriatra, al realizar algunas técnicas en el consultorio que provocan mareos, no siendo necesario realizar ningún otro examen.

¿Cuál es el tratamiento?

El tratamiento debe ser indicado por el médico y generalemnte incluye fisioterapia, donde se realizan maniobras específicas para reposicionar los cristales de calcio dentro del oído interno. 

La maniobra deberá de ser realizada dependiendo del lado en que el oído interno está afectado y de donde los cristales están posicionados si en el canal semicircular anterior, lateral o posterior. El 80% de las veces los cristales se posicionan en el canal semicircular posterior, y la maniobra de Epley, que consiste en extender la cabeza hacia atrás, seguida de lateralización y rotación de la cabeza, puede ser suficiente para acabar con el vértigo inmediatamente. Vea paso a paso cómo hacer esta técnica

La maniobra se realiza tan solo una vez, pero algunas veces es necesario repetir el tratamiento con esa misma maniobra 1 semana o después de 15 días. Pero realizar esta maniobra tan solo una vez tiene casi 90% de probabilidades de curarse de este tipo de vértigo. 

Los medicamentos no siempre son necesarios, pero el médico puede indicar sedativos laberintíticos y, en casos muy raros, podrá indicar la realización de una cirugía, esta última solo utilizada en caso de que no haya mejoría de los síntomas con las maniobras, ejercicios o medicamentos, siendo una practica arriesgada ya que puede perjudicar el oído.

Más sobre este tema:
Carregando
...