Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.

Vejiga hiperactiva: qué es, síntomas y tratamiento (test online)

La vejiga nerviosa, o vejiga hiperactiva, es un tipo de incontinencia urinaria, en la que la persona tiene la sensación repentina y urgente de orinar, que a menudo es difícil de controlar.

Para tratar esta alteración existen técnicas de fisioterapia y electroestimulación, además de medicamentos como oxibutinina, tolterodina y darifenacina, por ejemplo, para ayudar a recuperar la contracción del músculo de la vejiga, que son prescritos por el médico general o el urólogo.

Sin embargo, también existen alternativas caseras que ayudan a aliviar los síntomas, como ejercicios especiales para la musculatura de la pelvis y tés de plantas medicinales, como romero.

Vejiga hiperactiva: qué es, síntomas y tratamiento (test online)

Principales causas

La vejiga hiperactiva es causada por cambios en la inervación de la vejiga, que pueden ocurrir debido a enfermedades neurológicas, como paraplejía, Parkinson, Alzheimer, ACV o esclerosis múltiple, por ejemplo, o por irritación de las vías urinarias, infecciones urinarias, alteraciones de la mucosa por la menopausia, cáncer, cálculos o quistes urinarios.

Estas alteraciones dificultan el control sobre los músculos de la vejiga, que se contraen en horas inadecuadas, causando muchas veces pérdida de orina en la ropa. Esta enfermedad afecta más a las mujeres que a los hombres, manifestándose, la mayoría de las veces, a partir de los 60 años, lo que perjudica la calidad de vida y produce trastornos emocionales y sociales.

Además, durante el embarazo es común presentar síntomas de incontinencia debido a la mayor producción de orina en este período y por el aumento de la presión que el útero hace sobre la vejiga, causando dificultad para controlarla.

Síntomas de vejiga hiperactiva

Los principales síntomas de vejiga nerviosa son:

  1. 1. Ganas repentinas y urgentes de orinar, sin infección urinaria
  2. 2. Ganas frecuentes de orinar y en poca cantidad
  3. 3. Dificultad para aguantarse las ganas de orinar
  4. 4. Levantarse más de 1 vez durante la noche para orinar
  5. 5. Pérdida de gotas de orina después de tener ganas repentinas de orinar
  6. 6. Molestias o dolor en la zona de la vejiga al orinar, sin infección urinaria
Imagem que indica que o site está carregando

Muchas veces los síntomas pueden estar asociados a los síntomas de incontinencia de esfuerzo, que puede producir la pérdida de orina también al realizar esfuerzos con el abdomen, como toser o reír. Además, en hombres mayores de 60 años, estos síntomas también pueden indicar el aumento de la próstata.

El diagnóstico de la vejiga hiperactiva lo realiza el médico general o el urólogo, por medio de la observación de los síntomas y un examen físico. Pueden ser necesarios algunos exámenes para confirmar el tipo de incontinencia urinaria, como ultrasonido de las vías urinarias y estudio urodinámico, que mide la presión, el flujo y la acción de los músculos durante la micción.

¿Cuál es el tratamiento?

Para el tratamiento de la vejiga hiperactiva se utilizan medicamentos que disminuyen la hiperactividad de los músculos de este órgano, como oxibutinina, tolterodina, darifenacina y fesoterodina, prescritos por el médico, el cual puede también recomendar el uso de antiespasmódicos como el buscopan.

La fisioterapia y la electroestimulación son importantes aliadas en el tratamiento, ya que estas técnicas ayudan al fortalecimiento muscular y a la recuperación del control cerebral sobre el órgano. La toxina botulínica también puede utilizarse y su aplicación se realiza en puntos específicos de la vejiga que ayudan a disminuir las contracciones involuntarias.

Estas técnicas y medicamentos ayudan a curar y controlar la vejiga nerviosa, sin embargo, dependiendo de la gravedad de la incontinencia o si hay asociación con otros tipos de incontinencia, los resultados pueden ser más difíciles de alcanzar.

Opciones de tratamiento casero

La vejiga hiperactiva puede evitarse y disminuirse con algunas medidas sencillas y naturales, dentro de las que se encuentran:

  • Evitar el consumo de alcohol, cafeína y cigarros;
  • Perder peso, lo que ayuda a disminuir la presión del abdomen sobre la vejiga;
  • Al orinar, vaciar la vejiga por completo;
  • Hacer gimnasia especial para la vejiga, como los ejercicios de Kegel, que ayudan a fortalecer los músculos del abdomen y evitar la pérdida de orina. Conozca cómo hacer los ejercicios de Kegel;
  • Tomar tés con hierbas medicinales, de anís, romero o romero, puede aliviar los síntomas, ya que tienen propiedades antiespasmódicas.

Además, crear el hábito ir al baño antes de tener ganas de orinar, en intervalos regulares, puede ayudar en el control de los síntomas, comenzando cada hora e ir aumentando el tiempo a medida que se sienta más seguro, intentando llegar a un intervalo entre 3 a 6 horas.

Controlar la ansiedad también es importante para evitar crisis de incontinencia urinaria, ya que empeora y dificulta el control de la vejiga, dando la sensación de estar siempre llena.

¿Fue útil esta información?

¡Su opinión es importante! Escriba aquí en qué podemos mejorar nuestro texto:

Consulta el email de confirmación que te enviamos.
Más sobre este tema:

Carregando
...
Enviar mensaje