Campanilla inflamada (uvulitis): 8 causas y cómo tratarla

Actualizado en noviembre 2023

La úvula inflamada, también conocida como uvulitis, puede ser provocada por situaciones como reflujo gastroesofágico, mononucleosis, angioedema hereditario, amigdalitis, alergias, entre otros.

Asimismo, está situación también puede estar acompañada de otros síntomas, como dolor de garganta, tos, fiebre y ardor, por ejemplo. 

Ante la presencia de campanilla inflamada, lo más aconsejable es consultar al otorrinolaringólogo o médico general, para hacer una evaluación completa e indicar el tratamiento más adecuado, el cual puede incluir reposo, gárgaras con agua tibia y sal y uso de medicamentos, como antibióticos, antihistamínicos o analgésicos.

Imagem ilustrativa número 1

8 principales causas de campanilla inflamada

Las principales causas de campanilla inflamada incluyen:

1. Reflujo gastroesofágico

El reflujo gastroesofágico es una condición en la que existe un retorno involuntario del contenido del estómago hacia el esófago, lo que puede causar irritación y dar como resultado síntomas como úvula inflamada, ardor, acidez, sensación de bola en la garganta y sabor amargo en la boca, por ejemplo. Conozca todos los beneficios del reflujo gastroesofágico

Cómo tratar: el tratamiento del reflujo puede ser llevado a cabo con algunos consejos simples, como tener una alimentación saludable, reducir la ingesta de bebidas alcohólicas y de alimentos ricos en grasa y evitar fumar. 

Asimismo, el médico también puede prescribir el uso de medicamentos como domperidona, que acelera el vaciamiento gástrico, y de omeprazol o esomeprazol, que reducen la cantidad de ácido estomacal, por ejemplo. Vea los medicamentos indicados para tratar el reflujo gastroesofágico.

2. Mononucleosis

La mononucleosis, conocida como enfermedad del beso, es una infección causada por el virus de Epstein-Barr, que puede provocar síntomas como campanilla inflamada, fiebre alta, dolor e inflamación de la garganta y placas blanquecinas en la garganta.

Cómo tratar: el tratamiento debe ser llevado a cabo mediante reposo, ingesta de bastantes líquidos y uso de medicamentos antiinflamatorios y analgésicos, que deben ser prescritos por el médico, para aliviar los síntomas como dolor de garganta, cansancio o fiebre.

3. Faringitis estreptocócica

La faringitis estreptocócica, o faringitis bacteriana, es una infección de la faringe causada por bacterias del género Streptococcus, la cual causa el surgimiento de síntomas como campanilla inflamada, dolor de garganta, placas blancas en la parte posterior de la boca, dificultad para tragar y fiebre. Conozca más sobre la faringitis estreptocócica.

Cómo tratar: el tratamiento debe ser realizado según las indicaciones del médico general e implica el uso de antibióticos, antiinflamatorios y analgésicos, para combatir las bacterias y reducir la inflamación de la garganta, aliviar los dolores y bajar la fiebre. En los casos más graves, puede ser recomendado el tratamiento con antibióticos directamente en la vena.

Además, también es importante dar prioridad a alimentos con consistencia líquida o pastosa, como gachas de avena, sopas, jugos naturales y purés, que ayudan a aliviar el dolor y las molestias en la garganta.

4. Angioedema hereditario

En casos pocos usuales, la úvula inflamada puede ser causada por angioedema hereditario, una enfermedad genética rara caracterizada por episodios recurrentes de acumulación de fluidos fuera de los vasos sanguíneos, lo cual bloquea el flujo normal de sangre o fluido linfático y causa hinchazón rápida de los tejidos de las manos, pies, extremidades, cara o vías aéreas.

Cómo tratar: el inmunólogo, alergólogo o médico general pueden prescribir el uso de medicamentos para el tratamiento o la prevención de las crisis, como icatibant, danazol, oxandrolona o ácido tranexámico.

No obstante, si la crisis provoca hinchazón en la garganta, se debe acudir inmediatamente al centro de urgencias más cercano, pues la inflamación puede bloquear el paso de aire e interrumpir la respiración.

5. Amigdalitis

La amigdalitis bacteriana o viral es una enfermedad infecciosa que causa una inflamación en las amígdalas, la cual también puede afectar la campanilla, causando síntomas como dolor de garganta, úvula inflamada, dificultad para tragar y fiebre. Conozca más sobre los síntomas de la amigdalitis.

Cómo tratar: el tratamiento varía según la causa de esta infección y debe ser indicado por el otorrinolaringólogo, que puede recomendar reposo, hidratación oral y uso de antibióticos y/o antiinflamatorios, para aliviar el dolor de garganta y bajar la fiebre.

Asimismo, algunos remedios caseros, como las gárgaras con agua tibia y sal, o el té de anís estrellado, por ejemplo, también pueden ayudar a aliviar los síntomas. Vea otros remedios caseros para la amigdalitis.

6. Alergias

Las alergias a medicamentos, al polen o a ciertos alimentos pueden estimular la acumulación de líquido en la garganta o en la boca, causando inflamación de la campanilla, además de también poder causar comezón y enrojecimiento de la piel, estornudos, tos y dolor de cabeza. Conozca cómo reconocer todos los síntomas de alergia.

Cómo tratar: el alergólogo o médico general puede prescribir el uso de medicamentos antihistamínicos, descongestionantes y corticosteroides, por ejemplo. 

Ahora, en el caso de reacción alérgica grave, o anafilaxia, que incluye síntomas como dificultad para respirar, sensación de garganta cerrada o hinchazón de la boca, lengua o cara, se debe buscar atención médica de inmediato o acudir al centro de urgencias más cercano para iniciar el tratamiento lo antes posible, que generalmente incluye la aplicación de adrenalina, corticosteroides y antihistamínicos inyectables, y el monitoreo de los signos vitales.

7. Tabaquismo

El tabaquismo puede ocasionar inflamación de la campanilla, pues las sustancias presentes en el tabaco pueden irritar los tejidos de la garganta, como la úvula, causando inflamación. 

Cómo tratar: el tabaquismo puede ser tratado con el uso de medicamentos que deben ser prescritos por el médico, como la vareniclina o el bupropión, que ayudan a reducir el deseo de fumar y a aliviar los síntomas que surgen después de dejar de fumar, como ansiedad, irritabilidad y aumento de peso, por ejemplo. Conozca los principales medicamentos indicados para dejar de fumar.

8. Roséola infantil

La campanilla inflamada puede ser provocada por roséola infantil, una enfermedad infecciosa que provoca el surgimiento de síntomas como fiebre alta, tos, irritación y dolor de garganta.

Cómo tratar: el tratamiento debe ser indicado por el pediatra y consiste en controlar los síntomas de la enfermedad, pudiendo ser recomendado el uso de medicamentos como paracetamol o dipirona para reducir la fiebre y, de esta forma, evitar convulsiones febriles. Vea mejor cómo es el tratamiento de la roséola infantil.

Cuándo acudir al médico

Se recomienda acudir al médico cuando la úvula inflamada no mejora en algunos días o cuando está acompañada de presencia de pus en la zona.

Asimismo, ante la presencia de síntomas como dificultad para respirar, labios, cara o garganta hinchados, o piel o labios azulados o morados, se debe buscar atención médica inmediata o acudir al servicio de urgencias más cercano, con el objetivo de realizar el tratamiento lo más rápido posible.