Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Ultrasonido: qué es, para qué sirve, tipos y cómo se realiza

El ultrasonido, también conocido como ecografía y ultrasonografía, es un examen de diagnóstico que sirve para visualizar en tiempo real cualquier órgano o tejido del cuerpo. Cuando el examen es realizado con Doppler, el médico logra observar el flujo sanguíneo de esa zona.

Este es un procedimiento simple, rápido y no tiene restricciones, por lo que el médico puede realizarlo siempre que lo considere necesario, sin que sea indispensable esperar entre uno y otro. Sin embargo, es importante tomar en cuenta si hay alguna indicación para su realización, como tener la vejiga llena o tomar medicamentos para eliminar el exceso de gases, ya que esto podría dificultar la visualización de los órganos. 

Ultrasonido: qué es, para qué sirve, tipos y cómo se realiza

Para qué sirve 

La ultrasonografía o ecografía puede ser indicada para:

  • Investigar el dolor abdominal, en los flacos o la espalda;
  • Diagnosticar el embarazo o evaluar el desarrollo del feto;
  • Diagnosticar enfermedades del útero, trompas, ovarios;
  • Visualizar las estructuras de los músculos, articulaciones, los tendones;
  • Visualizar cualquier otra estructura del cuerpo humano.

Este examen debe realizarse en un laboratorio, clínica u hospital, siempre bajo indicación médica, para ayudar en el diagnóstico o tratamiento de diversas situaciones.

Cómo se realiza

El ultrasonido se realizar con la persona acostada en una camilla, a continuación se coloca una fina capa de gel en la piel y a continuación el ecografista coloca el transductor encima de la región a evaluar, deslizando el aparato por la piel. Este aparato generará imágenes que pueden observarse en una computadora y deberán ser analizadas por el médico.

Después de terminar el examen, el médico retirará el gel con un papel toalla y la persona podrá irse a casa. El examen no causa dolor, ni incomodidad, es de fácil acceso y generalmente no es un examen caro, siendo cubierto por algunos planes de salud.

Principales tipos de ultrasonido

Los principales tipos de ultrasonidos que se realizan son: 

1. Ultrasonido morfológico o estructural

Este es un tipo especial de ultrasonido que debe realizarse durante el embarazo, entre las 20 y 24 semanas de gestación, para verificar si el bebé se está desarrollando correctamente o si presenta alguna malformación, como Síndrome de Down, mielomeningocele, anencefalia, hidrocefalia o cardiopatías congénitas.

El tiempo de duración del examen varía entre 20 y 40 minutos y este examen está indicado en todas las embarazadas.

Cómo se realiza: el médico colocará un gel en la barriga de la embarazada y pasará un aparato por toda la región uterina. El equipo generará imágenes que podrán verse en la computadora. Conozca más sobre el ultrasonido morfológico.

2. Ultrasonido 3D y 4D

Este es un tipo de examen que permite una mejor visualización de la estructura a ser estudiada, dando un aspecto más real. La ultrasonografía en 4D además de permitir una óptima observación del bebé aún dentro del vientre de la madre, logra captar sus movimientos en tiempo real.

Estos son particularmente indicados para la visualización del feto y pueden ser realizados a partir del tercer mes de gestación, pero las mejores imágenes se obtienen a partir del sexto mes de embarazo. Conozca más sobre este tipo de ultrasonidos y cuándo realizarlos.

3. Ultrasonido de mama

En el ultrasonido de mama el médico puede observar la apariencia de un bulto que puede sentirse a la palpación de la mama. Esto ayuda a identificar si puede ser un nódulo benigno, sospechoso o cáncer de mama, siendo útil para evaluar los conductos mamarios, e investigar las causas del dolor en la mama, por ejemplo. Conozca más sobre las indicaciones del ultrasonido de mama. 

Cómo se realiza: la mujer debe permanecer acostada sin ropa no sostén mientras el médico pasa el equipo en toda área sospechosa. Es normal que tarde más tiempo cuando hay quistes o nódulos que necesitan ser investigados. Este examen no sustituye a la mamografía, pero puede ser pedido por el médico si la mujer tuviera mamas grandes y firmes, lo que dificulta la realización de la mamografía. 

4. Ultrasonido de tiroides

En el ultrasonido de la tiroides el médico observa el tamaño dela glándula, su forma y si tiene algún nódulo. Este examen puede realizarse para guiar una biopsia en la que sea necesario retirar una pequeña muestra del tejido, en caso de sospecharse de cáncer, por ejemplo. Conozca los síntomas que pueden indicar cáncer de tiroides.

Cómo se realiza: la persona debe permanecer acostada boca arriba, y después se le coloca un gel sobre el cuello. El médico deslizará el aparato y observará en la pantalla de la computadora la situación de la tiroides de la persona. Es normal que durante el examen el médico pregunte si es la primera vez que realiza el examen o si hubo algún cambio en exámenes anteriores, para poder comparar los resultados. 

Ultrasonido: qué es, para qué sirve, tipos y cómo se realiza

5. Ultrasonido pélvico

Este examen está indicado para visualizar estructuras como el útero, los ovarios y los vasos sanguíneos de esta región, pudiendo ser necesario para diagnosticar la endometriosis, por ejemplo. Puede ser realizado colocando el transductor en la parte superior de la barriga o dentro de la vagina, y en este último caso se llama ultrasonido transvaginal.

Conozca más sobre el ultrasonido transvaginal.

6. Ultrasonido abdominal

El ultrasonido abdominal sirve para investigar el dolor en el abdomen, si existen líquidos en esa región, o evaluar órganos como el hígado, riñones, presencia de masas y en caso de traumatismo o golpe en la región de la barriga. Además de ser útil en caso de evaluación de los riñones y las vías urinarias, por ejemplo.

Cómo se realiza: el médico indicará si es necesario hacer algún tipo de preparación antes, pero en el caso de la evaluación de los riñones, de las vías urinarias y de la propia vejiga, antes del examen se recomienda ayuno de 6 horas, y el examen necesita ser realizado con la vejiga llena. Por lo que, niños de 3 a 10 años deben beber de 2 a 4 vasos de agua, adolescentes y adultos deben beber de 5 a 10 vasos de agua hasta 1 hora antes del examen, sin poder orinar antes del examen.

¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda, escríbala en el espacio a continuación para que podamos mejorar nuestro texto::

Atenção! Só poderemos responder diretamente se deixar o seu email.
Más sobre este tema:

Publicidad
Carregando
...
Fechar

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje