Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

6 Exámenes para evaluar la salud de la Tiroides

Para identificar la enfermedades que afectan a la tiroides, el médico podrá solicitar diversos exámenes para evaluar el tamaño de la glándula, la presencia de tumores y el funcionamiento de la tiroides. Por lo que el médico puede recomendar medir la cantidad de hormonas que están directamente relacionadas con el funcionamiento de la tiroides como el TSH, T4 libre y T3, así como exámenes de imagen para verificar la presencia de nódulos. 

Sin embargo, también pueden ser solicitados exámenes más específicos como gammagrafía, biopsia o la medición de anticuerpos que pueden ser recomendados por el endocrinólogo durante la investigación de determinadas enfermedades como tiroiditis o tumores en esta glándula, por ejemplo. Vea los síntomas que pueden indicar problemas en la tiroides.

6 Exámenes para evaluar la salud de la Tiroides

Los exámenes más solicitados para evaluar la tiroides son:

1. Perfil tiroideo

Este examen de sangre evalúa la cantidad de hormonas que muestran cómo se encuentra el funcionamiento de la tiroides, siendo indicado por el médico como guía para detectar y evaluar el hiper o hipotiroidismo.

Los valores de referencia pueden variar según la edad de la persona, si se encuentra embarazada o el laboratorio que realizó el examen, por lo que los valores normales suelen ser:

Hormona Tiroidea Valor de Referencia
TSH0,3 y 4,0 mU/L
T3 Total80 a 180 ng/dl
T3 Libre2,5 a 4 pg/ml

T4 Total

4,5 a 12,6 mg/dl
T4 Libre0,9 a 1,8 ng/dl

Después de identificar la alteración en el funcionamiento de la tiroides, el médico evaluará si hay necesidad de solicitar otros exámenes que ayuden a identificar la causa de estas alteraciones como un ultrasonido que mida la cantidad de anticuerpos, por ejemplo. 

Conozca los posibles resultados del examen de TSH.

2. Medición de anticuerpos

El examen de sangre también puede realizarse para medir anticuerpos contra la tiroides, los cuales pueden ser producidos por el organismo en algunas enfermedades autoinmunes como tiroiditis de Hashimoto o Enfermedad de Graves, por ejemplo. Los principales son:

  • Anticuerpo antiperoxidasa (anti-TPO): presente en la mayoría de los casos de tiroiditis de Hashimoto, enfermedad que provoca la lesión de células y pérdida gradual de la función de la tiroides. Conozca más sobre qué es y cómo tratar esta enfermedad autoinmune;
  • Anticuerpo antiglobulina (anti-Tg): está presente en muchos casos de tiroiditis de Hashimoto, sin embargo, también se encuentra en personas sin ningún tipo de alteración de la tiroides, por ello, su detección no siempre es indicativo que desarrollará la enfermedad;
  • Anticuerpo anti-receptor de TSH (anti-Trab): puede estar presente en los casos de hipertiroidismo, principalmente causados por la Enfermedad de Graves. Conozca qué es y cómo tratar esta enfermedad.

Los autoanticuerpos de la tiroides sólo deben ser solicitados por el médico en caso que las hormonas tiroideas se encuentren alteradas o en los casos donde se sospeche de la existencia de enfermedades de la tiroides, con el objetivo de ayudar a esclarecer el origen.

3. Ultrasonido de tiroides 

El ultrasonido de la tiroides se realiza para evaluar el tamaño de la glándula y la presencia de alteraciones como quistes, tumores, bocio o nódulos. Aunque este examen no pueda informar si una lesión es cancerosa, es muy útil para detectar sus características y para guiar la punción de nódulos o quistes para ayudar en el diagnóstico.

6 Exámenes para evaluar la salud de la Tiroides

4. Gammagrafía de tiroides

La gammagrafía es un examen que utiliza una pequeña cantidad de yodo radioactivo y una cámara especial para obtener una imagen de la tiroides e identificar cuál es el nivel de actividad de un nódulo. 

Está indicada principalmente para investigar nódulos indicativos de cáncer o siempre que se sospeche de hipertiroidismo provocando por un nódulo secretor de hormonas, también llamado nódulo caliente o hiperfuncionante. 

5. Autoexamen de la tiroides

El autoexamen de tiroides puede ser usado para identificar la presencia de ciertos quistes o nódulos en la glándula, siendo importante para ayudar a detectar cualquier alteración de forma precoz y prevenir complicaciones de enfermedades, y debe ser realizado principalmente por mujeres con más de 35 años o con antecedentes familiares de problemas en la tiroides. 

Para realizarlo se debe seguir los siguientes pasos: 

  • Verse frente a un espejo e identificar la tiroides, la cual se localiza por debajo de la manzana de Adán;
  • Inclinar un poco el cuello hacia atrás para exponer mejor la región;
  • Beber un trago de agua;
  • Observar el movimiento de la tiroides e identificar si hay alguna prominencia o asimetría.

En caso de que observe alguna alteración en la tiroides es importante consultar a un endocrinólogo o un médico general para que realice la evaluación completa por medio de exámenes que pueden confirmar o descartar una alteración en esta glándula. 

6. Biopsia de tiroides

La biopsia, también llamada punción, es realizada con el fin de identificar si el nódulo en la tiroides e benigno o maligno. Durante el examen el médico introduce una aguja delgada en dirección al nódulo y retira una pequeña cantidad de tejido o líquido que lo conforma para que sea evaluada en el laboratorio. 

La biopsia de tiroides puede llegar a doler o causar molestia, ya que este examen no es realizado con anestesia y el médico puede mover la aguja durante el examen para tratar de retirar las muestras de varias partes del nódulo o para aspirar una mayor cantidad de líquido. El examen es rápido y dura cerca de 10 minutos, posteriormente la persona debe permanecer con un algodón en el lugar de la inserción por algunas horas.

Cuando es necesario realizarse los exámenes de la tiroides 

Es necesario realizar estos exámenes en los siguientes casos:

  • Después de los 35 años (con medición de TSH cada 5 años) o antes en caso de que haya sospecha o síntomas de alteraciones en la tiroides;
  • Mujeres embarazadas o que desean embarazarse;
  • Cuando son observados nódulos o alteraciones durante el autoexamen o examen médico de la tiroides;
  • Después de hacerse radiación en el cuello o cabeza para tratar el cáncer;
  • durante el tratamiento con medicamentos con litio, amiodarona o citocina que pueden interferir en el funcionamiento de la tiroides.

El tipo de examen a realizar debe ser indicado por el médico de acuerdo con lo que desea evaluar y a las principales sospechas para cada caso.

¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda o encontró algún error, escríbenos a continuación para que podamos mejorar el texto. No le responderemos directamente. Si quiere una respuesta haga clic en Contacto.

Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...
Fechar

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje