Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
Cerrar Coronavirus: Informaciones sobre el COVID-19 Leer más
¿Qué necesitas saber?

Qué causa la Enfermedad de Graves, síntomas y tratamiento

La enfermedad de Graves es una enfermedad de la tiroides caracterizada por el exceso de hormonas de esta glándula en el cuerpo, causando hipertiroidismo. Es una enfermedad autoinmune ,lo que significa que los anticuerpos del organismo atacan el tiroides alterando su funcionamiento.

Esta enfermedad es la principal causa de hipertiroidismo, y más común en mujeres que en hombres, principalmente entre los 20 y los 50 años, a pesar de que puede surgir a cualquier edad. 

La enfermedad de Graves tiene tratamiento y puede ser bien controlada, la opción de tratamiento está es indicada por el médico, que incluye el uso de medicamentos, como Propiltiouracilo y Metimazol, terapias con yodo radiactivo o cirugía de tiroides. Generalmente, no se dice que hay una cura para la enfermedad de Graves, sin embargo, es posible que la enfermedad entre en remisión, quedando en un estado de latencia por mucho años o de por vida. 

Qué causa la Enfermedad de Graves, síntomas y tratamiento

Principales síntomas

Los síntomas presentados en la enfermedad de Graves dependen de la gravedad y duración de la enfermedad, de la edad y sensibilidad del paciente al exceso de hormonas, y suelen ser:

  • Hiperactividad, nerviosismo e irritabilidad;
  • Exceso de calor y sudoración;
  • Palpitaciones cardíacas;
  • Pérdida de peso, incluso con el apetito aumentado;
  • Diarrea;
  • Exceso de orina;
  • Menstruación irregular y pérdida de la libido;
  • Temblores, con piel húmeda y caliente;
  • Bocio, que es el aumento de la tiroides, provocando hinchazón en la parte inferior del cuello;
  • Debilidad muscular;
  • Ginecomastia; que es el crecimiento de los senos en los hombres;
  • Alteraciones en los ojos, como ojos que sobresalen, comezón, lagrimeo y visión doble;
  • Lesiones en la piel tipo placas rosadas localizadas en regiones del cuerpo, también conocidas como dermopatía de Graves o mixedema pretibial.

En los ancianos, los signos y síntomas pueden ser más sutiles, pudiendo manifestarse con cansancio excesivo y pérdida de peso, lo que puede confundirse con otras enfermedades. 

A pesar de que la enfermedad de Graves sea la principal causa de hipertiroidismo, es importante estar atento ya que el exceso de producción de las hormonas de la tiroides puede ser causado por otros problemas. 

Cómo se confirma el diagnóstico

El diagnóstico de la enfermedad de Graves se realiza a través de la evaluación de los síntomas presentados, del análisis de sangre para medir la cantidad de hormonas de la tiroides, como TSH y T4, y de exámenes de inmunología, para ver si existen anticuerpos en la sangre contra la tiroides.

Además, el médico puede solicitar exámenes como gamagrafía de la tiroides, tomografía computarizada o resonancia magnética, los cuales también son útiles para evaluar el funcionamiento de otros órganos, como ojos y corazón. 

Cómo se realiza el tratamiento

El tratamiento de la enfermedad de la enfermedad de Graves es prescrito por el endocrinólogo, orientado de acuerdo con el cuadro clínico de cada persona. Puede hacerse de 3 maneras:

  1. Uso de medicamentos antitiroideos, como Metimazol o Propiltiouracilo, los cuales disminuirán la producción de hormonas de la tiroides y de anticuerpos que atacan esa glándula;
  2. Uso de yodo radioactivo, que causa destrucción de las células de la tiroides, lo que acaba disminuyendo su producción de hormonas;
  3. Cirugía, que remueve parte de la tiroides para disminuir la producción de hormonas, siendo realizada en pacientes con la enfermedad resistente al tratamiento con medicamentos.

Medicamentos que controlan los latidos cardíacos, como Propranolol o Atenolol pueden ser útiles para controlar las palpitaciones, temblores y taquicardia.

Además, pacientes con síntomas graves en los ojos pueden necesitar del uso de colirios y pomadas para aliviar el malestar e hidratar los ojos, siendo necesario también dejar de fumar y usar lentes oscuros con protección lateral.

Vea cómo la alimentación puede ayudarlo en el siguiente video:

No se suele hablar de cura de la enfermedad, pero puede haber remisión espontánea de la enfermedad en algunas personas o después de algunos mese o años de tratamiento, pero siempre hay posibilidades de que el enfermedad se manifieste de nuevo.

Tratamiento durante el embarazo

Durante el embarazo, esta enfermedad debe ser tratada con las dosis mínimas de medicamentos y, en caso de ser posible, interrumpir el uso de medicamentos en el último trimestre, ya que los niveles de anticuerpos tienen a mejorar al final de la gestación. 

Sin embargo, es necesaria la atención especial de la enfermedad durante esta fase, ya que, cuando se manifiestan en altos niveles, las hormonas de la tiroides y medicamentos logran atravesar la placenta y causar toxicidad en el feto.

¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda, escríbala en el espacio a continuación para que podamos mejorar nuestro texto:

Atenção! Só poderemos responder diretamente se deixar o seu email.
Recibirá un email con un enlace al que debe acceder para confirmar que el email le pertenece.
Más sobre este tema:

Publicidad
Carregando
...
Fechar Simbolo de finalizado

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje