5 causas de Tos seca persistente

La tos seca persistente, que normalmente empeora por la noche, a pesar de tener varias causas, es más común que se deba a alguna reacción alérgica y, en este caso, lo indicado es tratar la alergia con el uso de algún medicamento antihistamínico, como la Loratadina, por ejemplo. Además, se debe encontrar la causa de la alergia y evitar la exposición a esa causa.

Sin embargo, existen otras causas que también pueden causar tos persistente, principalmente la exposición a contaminación, el uso de cigarro o la existencia de algún problema cardíaco o respiratorio.

Si la tos continúa durante más de 1 semana, si empeora o si está acompañada de otros signos como flema espesa, presencia de sangre, fiebre o dificultad para respirar, es muy importante acudir al hospital o consultar a un neumólogo, un médico de familia o un médico general, para identificar cuál es la causa e iniciar el tratamiento más adecuado.

5 causas de Tos seca persistente

Las causas de las tos seca persistente pueden ser:

1. Alergia al polvo

La alergia al polvo, pelo de los animales domésticos o al polen de las flores puede provocar irritación en la garganta, haciendo que se produzca la tos hasta que la causa de la alergia respiratoria sea identificada y eliminada. Este tipo de tos es más común en la primavera y el otoño.

Qué hacer: es fundamental identificar la causa de la alergia, ya que de esta forma es posible evitar nuevas crisis alérgicas. Además, se pueden utilizar medicamentos antihistamínicos para aliviar los síntomas.

2. Reflujo gastroesofágico

El reflujo gastroesofágico también puede causar tos seca después de la ingesta de alimentos picantes o muy ácidos, debido al aumento del ácido gástrico hasta el esófago. Además de la tos, otros síntomas pueden incluir sensación de bolo en la garganta, acidez y mala digestión. Conozca más sobre el reflujo gastroesofágico. 

Qué hacer: para aliviar la tos y otros síntomas de reflujo, es importante tener una alimentación leve y pobre en alimentos grasosos, además de que el médico puede indicar el uso de medicamentos que promuevan la disminución o neutralización de la cantidad de ácido en el estómago.

3. Problemas cardíacos

Algunas alteraciones cardíacas, principalmente la insuficiencia cardíaca, pueden provocar la acumulación de líquido en los pulmones, haciendo que la persona tenga ganas frecuentes de toser. Además, puede haber dolor en el pecho, falta de aire en reposo, hinchazón en las piernas y pies, y cansancio frecuente. Vea más sobre la insuficiencia respiratoria.

Qué hacer: en estos casos es importante consultar al cardiólogo para que realice los exámenes que permitan identificar la causa de la tos seca, y, de esta forma, iniciar el tratamiento más adecuado no solo para aliviar la tos, si no para tratar también la alteración cardíaca.

4. Tabaquismo y contaminación

El consumo de cigarro o la exposición a humo o a cualquier tipo de contaminación ambiental pueden causar irritación en la garganta, pudiendo estimular el reflejo de la tos, que tiende a ser seca y bastante persistente.

Qué hacer: en este caso se recomienda evitar este tipo de exposición, así como evitar fumar. De esta forma, es posible evitar la irritación en la garganta, la tos y el desarrollo de otros problemas de salud producidos por la exposición frecuente y/o prolongada al cigarro o contaminación.

5. Asma

El asma es un problema respiratorio que produce una inflamacion crónica en los pulmones que, además de tosa seca, produce síntomas como falta de aire, sibilancias al respirar y sensación de presión en el pecho.

Qué hacer: es importante seguir el tratamiento indicado por el médico, que incluye el uso de medicamentos inhalados que promueven la dilatación de los bronquios, facilitando la respiración y aliviando los síntomas. Además, es importante identificar el factor responsable de desencadenar la crisis de asma, ya que de esta forma es posible evitar estos episodios. Conozca más sobre el tratamiento del asma

6. COVID-19

El COVID-19 es una infección respiratorio que también puede causar tos seca persistente, además de dificultad para respirar, catarro o nariz tapada, fiebre superior a 38ºC y cansancio generalizado debido al compromiso de los pulmones. Realice nuestro test de síntomas para conocer el riesgo de tener COVID-19.

Qué hacer: en caso de sospecha de COVID-19 es importante realizarse un test rápido y/o un test PCR para COVID-19 para confirmar la infección y permanecer en aislamiento con el objetivo de evitar el contagio a otras personas. Además, es importante permanecer en reposo y llevar una alimentación más leve. En los casos en que haya dificultad para respirar, es importante acudir al hospital para realizar un radiografía de tórax y evaluar la necesidad de hospitalización. Vea más detalles sobre el tratamiento para COVID-19.

Tratamiento de la tos seca persistente

El tratamiento para la tos seca persistente debe ser orientado para solucionar la causa. En el caso de la tos seca en que la causa es alérgica, además del uso de los medicamentos prescritos por el médico es importante:

  • Beber mínimo 1,5L de agua al día: el agua ayuda a mantener las vías aéreas hidratadas y disminuye la irritación de la garganta;
  • Tomar 1 cucharada de jarabe de zanahoria o de orégano alrededor de 3 veces por día: Estos jarabes poseen propiedades antitusígenas, disminuyendo la tos. Vea cómo preparar estos jarabes;
  • Beber 1 taza de té de hierbabuena unas 3 veces por día: La menta tiene acción tranquilizante, antitusígena, mucolítica, expectorante y descongestionante, ayudando a aliviar la tos. Para hacer el té basta agregar 1 cucharadita de hojas secas o frescas de menta en una taza de agua hirviendo. Dejar reposar por 5 minutos, colar y beber.
  • Tomar medicamentos para la tos seca persistente con prescripción médica: un buen medicamento es el dextrometorfano, levodropropizina o clobutinol;
  • Evitar el polvo dentro de casa, el contacto con animales y el humo del cigarro: Estas sustancias pueden ser las causantes de la tos seca persistente y, por eso, deben ser evitadas.

En los casos de tos seca persistente por más de una semana merecen más atención, especialmente si el individuo sufre de asma, bronquitis. rinitis o cualquier otra enfermedad respiratoria crónica. Esto puede significar que la enfermedad está empeorando y que es necesario tomar medicamentos antihistamínicos o corticosteroides. 

Vea cómo preparar varias recetas caseras contra la tos en el video a continuación:

¿Fue útil esta información?
Más sobre este tema: