Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Asma- síntomas, tratamiento y qué hacer en una crisis

El principal síntoma del asma es la sensación de falta de aire que puede surgir de forma repentina en individuos de cualquier edad, siendo más frecuente durante la infancia, aunque también puede desarrollarse por primera vez en adultos. 

Los síntomas del asma suelen variar de una persona a otra y es una enfermedad crónica que no tiene cura pero con el tratamiento médico se pueden mantener los síntomas bajo control. El tratamiento debe ser indicado por un neumonólogo, el cual suele realizarse con el uso de corticosteroides inhalados y/o broncodilatadores como el budesonida o el salbutamol. 

Asma- síntomas, tratamiento y qué hacer en una crisis

Síntomas del asma

Los signos y síntomas del asma son:

  • Falta de aire y sensación de que el aire no llega a los pulmones;
  • Tos especialmente durante la noche;
  • Dolor y sensación de opresión en el pecho como si un cinturón estuviese apretando el pecho;
  • Silbido, pitido o ruido característico al respirar. 

Los síntomas del asma por lo general empeoran por la noche y por la mañana al despertar, también suelen surgir cuando el individuo está expuesto al frío, a un ambiente húmedo, olores fuertes, perfumes, ácaros, hongos, perfumes, moho, alergia al polen o al pelo de los animales, surgiendo por la mañana o por la noche. 

Además de esto, también puede surgir o empeorar al realizar actividad física intensa como correr, por ejemplo, o inclusive puede ser desencadenada por gases o polvo que se encuentren en el sitio del trabajo. 

Síntomas de asma en bebés

Los síntomas del asma en bebés son los mismos que en el adulto, pero el bebé puede demostrarlo de manera diferente presentando:

  • Falta de aire o silbido al respirar;
  • Dificultad para llorar;
  • Tos provocada por risas o llanto excesivo;
  • Puede tener tos con poca flema, especialmente durante la noche.  

Cuando el bebé presenta estos síntomas los padres pueden acercar el oído al pecho o en la espalda del bebé para verificar si escuchan algún ruido, el cual se asemeja con la respiración de los gatos. En caso que surjan estos síntomas debe informar al pediatra para que realice los exámenes necesarios para el diagnóstico e indique el tratamiento más adecuado.

Asma- síntomas, tratamiento y qué hacer en una crisis

Cómo se realiza el diagnóstico

El diagnóstico es realizado por el médico a través de la evaluación de los síntomas y que puede ser confirmado a través de la auscultación pulmonar y de la realización de exámenes como espirometría, una radiografía pulmonar y pruebas de provocación bronquial donde el médico intenta desencadenar una crisis de asma y ofrece un medicamento para el asma para verificar si después de su uso los síntomas desaparecen.

Qué hacer durante un ataque de asma

Un ataque de asma puede surgir repentinamente o gradualmente, pudiendo identificarse a través de diversas signos y síntomas que la persona demuestra como pitido al respirar, tos, opresión en el pecho, falta de aliento, somnolencia, confusión, mareos, respiración rápida, aumento de los latidos del corazón, labios y dedos azules y puede haber pérdida del conocimiento.

Por lo que durante esta situación se recomienda:

  • Intentar calamar a la persona;
  • Colocar la persona sentada inclinada hacia adelante;
  • Comprobar si la persona tiene el medicamento para el asma que suele utilizar e inhalar 1 vez cada 60 segundos durante un máximo de 10 veces; 
  • Llamar una ambulancia o llevar al hospital si los síntomas no cesan. 

Durante un ataque de asma se debe actuar rápidamente porque puede ser fatal. Vea los primeros auxilios en caso de un ataque de asma.

Cómo es el tratamiento

El tratamiento del asma se debe realizar por toda la vida y consiste en el uso de medicamentos inhalados como corticosteroides y/o broncodilatadores, además de evitar los agentes que pueden desencadenar una crisis asmática como el contacto con animales, tapetes, cortinas, polvo, sitios muy húmedos y con moho, por ejemplo.

El medicamento del asma debe ser utilizado en la dosis recomendada por el médico y siempre que haya necesidad. Como el asma no tiene cura, el asmático deberá utiliza la "bombita del asma" durante toda la vida, pudiendo ser posible que en ciertos períodos de su vida no presente ningún episodio y no haya necesidad de usarla, pero esto no significa que esté curado. 

La practica regular de actividad física también es indicada para el tratamiento y el control del asma porque mejora la capacidad cardíaca y respiratoria del individuo. La natación es un buen ejercicio para el asma porque fortalece los músculos respiratorios, sin embargo, cualquier deporte es recomendado por lo que el asmático podrá escoger aquella que más le gusta. 

La alimentación también puede ayudar a aliviar las crisis de asma aumentando el consumo regular de alimentos antiinflamatorios como la chía y el salmón, debido a que ayudan a controlar la inflamación crónica del pulmón ayudando a disminuir tanto los síntomas como la frecuencia de las crisis de asma. Conozca cuáles son los alimentos antiinflamatorios.

¿Te gustó lo que leíste?   
 /  No

Si tiene alguna duda o encontró algún error, escríbenos a continuación para que podamos mejorar el texto. No le responderemos directamente. Si quiere una respuesta haga clic en Contacto.

Enviar Carregando elementos na página
Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...
Fechar

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje