Tenesmo Vesical: qué es, causas y tratamiento

diciembre 2022

El tenesmo vesical se caracteriza por las ganas frecuentes de orinar y la sensación de falta de vaciamiento completo de la vejiga, lo cual puede causar malestar e interferir directamente en el día a día y en la calidad de vida de la persona, ya que siente la necesidad de ir al baño aunque la vejiga esté vacía.

A diferencia del tenesmo vesical, el tenesmo rectal se caracteriza por la falta de control sobre el recto, lo que lleva a las ganas frecuentes de evacuar aunque no haya heces por eliminar, estando normalmente relacionado con problemas gastrointestinales. Conozca más sobre los síntomas y causas del tenesmo rectal.

Por ello, en caso de presentar síntomas de tenesmo vesical, se recomienda acudir con un médico general o un urólogo para que diagnostique la causa e indique el tratamiento adecuado.

Imagem ilustrativa número 1

Principales causas de tenesmo vesical

El tenesmo vesical es más frecuente en personas mayores y en mujeres, pudiendo ser causado por:

  • Infecciones urinarias;
  • Herpes genital;
  • Vaginitis, en caso de mujeres;
  • Piedra en los riñones;
  • Cistocele, que es el prolapso de la vejiga;
  • Exceso de peso;
  • Tumor en la vejiga.

El principal síntoma de tenesmo vesical es la necesidad frecuente de orinar, incluso aunque la vejiga no esté llena. Normalmente, después de orinar, la persona permanece con la sensación de que la vejiga no se vació completamente, además, puede haber dolor al orinar y pérdida del control de la vejiga, pudiendo resultar en incontinencia urinaria.

Cómo se realiza el tratamiento

El tratamiento para el tenesmo vesical se realiza con el objetivo de disminuir la cantidad de orina producida y, de esta forma, aliviar los síntomas. Por ello, se recomienda disminuir la ingesta de bebidas alcohólicas y cafeína, ya que estimulan la producción de orina. En caso de tener sobrepeso, está indicado llevar una alimentación saludable y practicar actividad física, ya que la grasa en exceso puede presionar la vejiga, causando tenesmo vesical.

Se recomienda también practicar ejercicios que fortalezcan el piso pélvico, como los ejercicios de Kegel, por ejemplo, ya que de esta forma es posible controlar la vejiga. Vea cómo se realizan los ejercicios de Kegel.

¿Fue útil esta información?

Escrito y actualizado por Dr. Gonzalo Ramírez - Psicólogo y Médico General, en diciembre de 2022.
Equipo editorial constituido por médicos y profesionales de salud de diversas áreas como enfermería, nutrición, fisioterapia, análisis clínicos y farmacia.