Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.

Tamoxifeno: para qué sirve y cómo tomarlo

El tamoxifeno es un medicamento utilizado principalmente contra el cáncer de mama en su etapa inicial o en determinadas enfermedades de la mama, debido a que bloquea los efectos de una hormona sexual llamada estrógeno en el organismo.

Este medicamento debe ser indicado por el oncólogo, pudiendo encontrarse en las farmacias en forma genérica o con los nombres comerciales de Nolvadex, Taxus, Diemon, entre otros, en forma de comprimidos y bajo la presentación de una receta médica. 

Tamoxifeno: para qué sirve y cómo tomarlo

Para qué sirve

El tamoxifeno está indicado para el tratamiento del cáncer de mama porque inhibe el crecimiento del tumor, independientemente de la edad, de si la mujer se encuentra o no en la menopausia y de la dosis a tomar.

Cómo tomar

Los comprimidos de tamoxifeno deben ser tomados enteros, con un poco de agua, manteniendo siempre la misma hora todos los días, y el médico puede indicar 10 mg o 20 mg.

Generalmente, se recomienda tamoxifeno 20 mg por vía oral, en una sola dosis o 2 comprimidos de 10 mg. Sin embargo, si no hay mejoría al cabo de 1 o 2 meses, se debe aumentar la dosis a 20 mg, 2 veces al día.

El laboratorio no ha establecido el tiempo máximo de tratamiento, pero se recomienda tomar este medicamento durante al menos 5 años.

Qué hacer si olvidó tomar tamoxifeno  

Aunque se recomienda tomar este medicamento siempre a la misma hora, es posible hacerlo con hasta 12 horas de atraso sin perder de su eficacia. Sin embargo, la dosis siguiente debe tomarse en el horario habitual.

Si se ha olvidado la dosis durante más de 12 horas, se le debe comunicar al médico, ya que no se recomienda tomar dos dosis con menos de 12 horas de diferencia.

Posibles efectos secundarios 

Los efectos secundarios más comunes que pueden ocurrir con el uso de este medicamento son náuseas, retención de líquidos, tobillos hinchados, sangrado vaginal, flujo vaginal, erupciones cutáneas, comezón o descamación de la piel, sofocos y cansancio.

Además, aunque es menos usual, también puede aparecer anemia, cataratas, lesión en la retina, reacciones alérgicas, elevación de los niveles de triglicéridos, calambres, dolores musculares, miomas uterinos, derrame cerebral, dolores de cabeza, delirios, entumecimiento/sensación de hormigueo, distorsión o disminución del gusto, comezón en la vulva, alteraciones de la pared del útero, incluyendo engrosamiento y pólipos, pérdida de cabello, vómitos, diarrea, estreñimiento, alteraciones en las enzimas del hígado, grasa en el hígado y eventos tromboembólicos.

Contraindicaciones 

El tamoxifeno está contraindicado en pacientes con alergia a cualquiera de los componentes del medicamento y, además, no está recomendado en mujeres embarazadas o en período de lactancia. Su uso tampoco está indicado en niños ni en adolescentes porque no se han realizado estudios que demuestren su eficacia y seguridad.

El citrato de tamoxifeno debe usarse con precaución en pacientes que toman medicamentos anticoagulantes, como warfarina, quimioterapéuticos, rifampicina y antidepresivos inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina, como paroxetina. Asimismo, tampoco debe ser utilizado al mismo tiempo con inhibidores de la aromatasa, como anastrozol, letrozol y exemestano, por ejemplo.

¿Fue útil esta información?

¡Su opinión es importante! Escriba aquí en qué podemos mejorar nuestro texto:

Consulta el email de confirmación que te enviamos.
Más sobre este tema:

Carregando
...
Enviar mensaje