Anafilaxia: qué es, síntomas y tratamiento

La anafilaxia, también conocida como shock anafiláctico o anafilaxis, consiste en una reacción alérgica grave que puede ser fatal si no es tratada rápidamente. Esta respuesta es desencadenada por el propio organismo cuando existe reacción a algún tipo de alérgeno, que puede ser un alimento, medicamento, veneno de insectos, sustancia o material.

La reacción anafiláctica se inicia rápidamente y puede desarrollarse en pocos minutos o algunas horas, dando lugar a la aparición de síntomas como reducción de la presión arterial, hinchazón de los labios, boca y dificultad para respirar.

En caso de sospecha de anafilaxia, se recomienda acudir inmediatamente a la urgencia médica para que el tratamiento se realice lo más rápido posible. Por lo general, este consiste en la administración de adrenalina inyectable y en el monitoreo de los signos vitales de la persona.

Anafilaxia: qué es, síntomas y tratamiento

Principales síntomas

Entre los síntomas de anafilaxia, los cuales suelen surgir de forma muy rápida, se incluyen los siguientes:

  • Enrojecimiento de la piel y las mucosas;
  • Comezón generalizada;
  • Hinchazón de los labios y de la lengua;
  • Sensación de un bolo o nudo en la garganta;
  • Dificultad para respirar.

Además, otros síntomas menos frecuentes, pero que también pueden aparecer, son incontinencia, cólico abdominal, vómitos y sabor metálico extraño en la boca.

Asimismo, el tipo de síntoma puede variar según la edad. En la siguiente tabla, se puede consultar cuáles son los síntomas más comunes en niños y en adultos:

Adultos Niños
Enrojecimiento de la pielEnrojecimiento de la piel
Hinchazón de la lenguaSibilancias respiratorias
Náuseas, vómitos y/o diarreaTos seca
Mareos, desmayo o hipotensiónNáuseas, vómitos y/o diarrea
Estornudos y/o obstrucción nasalPalidez, desmayo y/o hipotensión
ComezónHinchazón de la lengua
 Comezón

Cuáles son las causas más comunes

La anafilaxia ocurre debido a la exposición a alérgenos, que son sustancias a las cuales el sistema inmunitario reacciona de forma exagerada. Entre los ejemplos de alérgenos más comunes se incluyen los siguientes:

  • Alimentos, como huevo, leche, soja, gluten, cacahuetes y otros frutos secos, pescados, moluscos y crustáceos, por ejemplo;
  • Medicamentos;
  • Veneno de insecto, como abejas o avispas;
  • Materiales, como látex o níquel;
  • Sustancias, como polen o pelos de animales.

Aprenda a identificar cuál puede ser el origen de la alergia, por medio de una prueba.

Cómo se realiza el tratamiento

El tratamiento de la anafilaxia debe ser iniciado lo antes posible en el hospital; por tanto, en caso de que exista sospecha de este tipo de reacción, es muy importante acudir a la urgencia. En presencia de un shock anafiláctico, lo primero que generalmente se realiza es la administración de adrenalina inyectable. La persona permanece en observación en el hospital, donde son monitoreados sus signos vitales.

Aparte de esto, en ciertos casos puede ser necesario administrar oxígeno y otros medicamentos, como antihistamínicos, como la clemastina o la hidroxizina intramuscular o endovenosa; corticosteroides orales, como la metilprednisolona o la prednisolona, y, si es necesario, se debe repetir la aplicación de adrenalina intramuscular, cada 5 minutos hasta un máximo de 3 administraciones.

En caso de que ocurra broncoespasmo, puede ser necesario utilizar salbutamol inhalado. Para la hipotensión, se puede administrar suero fisiológico o una solución cristaloide.

¿Fue útil esta información?

Bibliografía

  • MOTA, Inês et. al.. Abordagem e Registo da Anafilaxia em Portugal. Revista Científica da Ordem dos Médicos . 1-11, 2015
  • SOCIEDADE PORTUGUESA DE ALERGOLOGIA E IMUNOLOGIA CLÍNICA. Anafilaxia. Acceso en 13 Feb 2020
  • Muraro, A.. Anaphylaxis: guidelines from the European Academy of Allergy and Clinical Immunology. European Journal of Allergy and Clinical Immunology. Vol.69. 1026-1045, 2014
Más sobre este tema: