Tallas de zapatos ideal para niños y bebés

Revisión clínica: Marcelle Pinheiro
Fisioterapeuta
noviembre 2021

Los primeros zapatos del bebé pueden ser de lana o tejido, pero cuando el bebé empieza a caminar, alrededor de los 10 a 18 meses, es necesario invertir en un buen zapato que consiga proteger los pies sin causar daños o deformidades y que pueden incluso ayudar al bebé a caminar.

El uso de zapatos poco apropiados puede ser más económico al momento, pero puede perjudicar el desarrollo de todas las curvaturas del pie del bebé, pudiendo favorecer que el pie se quede plano o le cause ampollas y callos. Conozca 5 juegos que ayudarán al bebé a dar sus primeros pasos.

Por eso, una buena elección del zapato de acuerdo a la edad y etapa del desarrollo que se encuentre el bebé es importante para su correcto crecimiento y la prevención de problemas en la columna, postura y pies, por lo que se recomienda acudir al pediatra en caso de dudas o presencia de síntomas que indiquen un mal desarrollo en el caminar del niño. 

Tipos de zapatos para bebés y niños

El niño y el bebé requieren de un calzado especial a lo largo de su desarrollo debido a que sus pies aún no están complemente formados de hueso y están en constante crecimiento. El tipo de zapato deber estar adecuado a cada una de las etapas del niño, siendo el tipo de calzado recomendado:

Edad de 0 a 6 meses

En esta etapa del desarrollo los zapatos no son necesarios, debido a que el bebé aún no ha comenzado a caminar, por lo que puede utilizarse calcetas sin costuras, sin embargo, el uso de cualquiera de los dos tiene como objetivo ayudar a proteger los pies del frío, golpes y humedad. Los zapatos a esta edad deben ser:

  • Material flexible;
  • Cierre de velcro;
  • Interior suave, sin costuras;
  • Suela de tela, lisa y suave.

El zapato del niño de 0 a 6 meses debe tener también una punta redonda o cuadrada y no deben ser muy apretados. Además, la parte trasera debe ser flexible y suave, y tener una elevación. 

Edad de 6 a 18 meses 

Los zapatos a esta edad continúan siendo opcionales, y su uso se recomienda para proteger los pies del bebé de los diferentes tipos de suelo. Las características de los zapatos siguen siendo las mismas que en la etapa anterior, tomando en cuenta que la parte trasera puede ser alta o de choclo, siempre cuidando que esta sea suave y muy flexible. Además, la suela puede tener antiderrapante. 

Edad de 1 año y medio a 3 años

A esta edad el niño ya camina en ambos pies, por lo que los zapatos deben cambiar y tener otras características como:

  • Punta redonda o cuadrada con un refuerzo para proteger los dedos;
  • Blando y flexible;
  • Suela plana, y en caso de tacón, este debe ser entre 3 y 5 mm;
  • Sin costuras internas.

La parte del zapato donde se abrocha debe estar sobre el empeine, es decir, en la parte de arriba del pies. Asimismo, el material debe permitir las transpiración del pie para evitar humedad. 

Edad de 4 a 7 años

El niño de entre 4 a 7 años suele jugar más, por lo que ya corre y brinca con mayor facilidad y frecuencia. Por ello, el zapato debe tener una suela flexible de 5 a 10 mm de espesor que proporcione amortiguación y la el tacón debe ser de 5 a 10 mm de altura. El cierre que se recomienda es de tipo velcro, de tal forma que le sea fácil al niño quitárselo y ponérselo.

Es importante que ante la observación de algún signo de dolor, cambios en la forma de caminar o alteraciones en el pie, se informe al pediatra y oriente el calzado adecuado de acuerdo a la edad.

Cómo saber la talla de los zapatos

Para saber el número que el niño calza se puede medir el tamaño de la planta del pie utilizando un regla, un medidor especial que tienen en las tiendas o en la mayoría de los zapatos es posible retirarle la plantilla para compararla con el pie del niño. La idea es que la plantilla sea por lo menos 1 dedo más grande que su pie para que le quede cómodo.

Tabla con la talla de zapatos para bebés de 0 meses a 5 años

La tabla a continuación muestra la posible talla de zapato del bebé, tomando en cuenta el tamaño del pie en centímetros y la edad del niño:

Tamaño del pie (en centímetros)Número de zapato (U.S)Número de zapato (U.E)Edad del niño
7,9  - 8,3 cm0 - 0,515 - 160 a 1 mes y medio
8,9 - 9,2 cm1 - 1,516 - 171 mes y medio a 3 meses
9,5 - 10,2 cm2 - 2,517 -183 a 6 meses
10,5 - 10,8 cm3 - 3,518 - 196 a 9 meses
11,4- 11,7 cm4 - 4,519 - 209 a 12 meses
12,1 - 12,7 - 13 cm5 - 5,520 - 21 -2212 a 18 meses
13,3 - 14 cm6,5 - 722 - 2312 a 24 meses
14,3 - 14,6 cm7,5 - 824 - 2424 a 30 meses
15,2 - 15,6 -15,9 cm8,5 - 9 - 9,525 - 25 -2630 meses hasta los 4 años
16,5 - 16,8 - 17,1 cm10 - 10,5 - 1127 - 27 -284 años
17,8 - 18,1 - 18,4 cm11,5 - 12 - 12,529 - 30 - 305 años

Tabla con la talla de zapatos para niños a partir de los 6 a 10 años

A partir de los 6 años de edad la velocidad de crecimiento del pie puede variar de acuerdo a varios factores como antecedentes familiares, país de origen e incluso al tipo de nutrición, por lo que el tamaño promedio del pie y la talla del zapato que le corresponde puede ser:

Tamaño del pie (en centímetros)Número de zapato (U.S)Número de zapato (U.E)
19,11331
19,413,531
19,7132
20,31,533
20,6233
212,534
21,6334
21,93,535
22,2436
22,94,536
23,25

37

Los zapatos son realmente necesarios cuando el bebé comienza a caminar y duran en promedio de 2 a 3 meses, debiendo ser sustituido luego por un número un poco más grande, pero tampoco puede ser mucho más grande, porque hay riesgo de que el bebé se caiga. 

Cuándo cambiar los zapatos al niño

El pie del niño y del bebé se encuentra en un constante crecimiento, por lo que es importante que el tamaño de calzado sea el adecuado a su crecimiento, debiendo cambiarlos constantemente para evitar complicaciones que puedan alterar la forma de caminar, mala posturas y problemas en la columna, por ejemplo. Por ello, el tiempo de cambio de calzado que se recomienda de acuerdo a la edad del niño es: 

  • De 0 a 1 año y medio: cada 2 meses;
  • De 1 año y medio a 2 años y medio: cada 3 meses;
  • De 2 años y medio a 4 años: cada 4 meses;
  • De 4 a 6 años: cada 6 meses;
  • De 6 a 9 años: cada 3 a 4 meses.

Es importante observar con frecuencia el calzado y los pies del niño para ver el desgaste de los zapatos y si existen signos en los pies que indiquen que el calzado está produciendo dolor o irritación por ejemplo, siendo necesario el cambio de zapatos y, en caso necesario, asesoría por parte del médico.

Qué cuidados se debe tener al comprar zapatos para niños

Para comprar zapatos para niños los padres deben observar si el calzado es cómodo, verificando si al colocar el zapato cerrado y con media, todavía sobran de 1 a 2 cm delante del dedo gordo del pie. Otro cuidado es verificar la calidad del tejido porque los niños corren, saltan y arrastran los pies en el suelo y por esto el tejido debe ser resistente para que dure más.

Una de las características más importantes del zapato del niño es que la plantilla tenga una curva hacia arriba para ayudar en la formación del arco del pie del niño. Todo bebé tiene el pie plano desde el nacimiento y alrededor de los 3 o 4 años, el arco del pie se va formando, y comprar zapatos y sandalias semi ortopédicas es una excelente estrategia para evitar que el niño tenga el pie plano, necesitando tratamiento.

Los zapatos y tenis de velcro ayudan a los niños a calzarse solos los zapatos y no se desamarran accidentalmente, evitando las caídas. Si la plantilla del zapato tiene amortiguación, mejor aún para que el pie tenga mayor comodidad. Tener todos estos cuidados evita la formación de ampollas y garantiza el buen desarrollo del pie del bebé.

¿Fue útil esta información?

Atualizado por Dr. Gonzalo Ramírez - Médico general y Psicólogo, em noviembre de 2021. Revisión clínica por Marcelle Pinheiro - Fisioterapeuta, em noviembre de 2021.

Bibliografía

  • INSTITUTO DE BIOMECÁNICA DE VALENCIA. GUÍA PARA EL ASESORAMIENTO EN LA SELECCIÓN DEL CALZADO INFANTIL. Disponível em: <https://www.ibv.org/wp-content/uploads/2020/01/Guia_calzado_INFANTIL.pdf>. Acceso en 03 nov 2021
  • REYES, Armando. Calzado en la edad pediátrica. Acta Pediátrica de México . 39. 2; 202-207, 2018
Revisión clínica:
Marcelle Pinheiro
Fisioterapeuta
Formada por la UNESA con registro profesional en CREFITO- 2 nº. 170751 - F.