5 pasos para eliminar los callos en casa

marzo 2019

El tratamiento para callos puede hacerse en casa, a través del seguimiento de algunas sencillas medidas como limar el callo con una piedra pómez y evitar utilizar calzado y calcetines apretados, por ejemplo. 

Sin embargo, en caso de que se padezca diabetes o mala circulación, es muy importante consultar a un podólogo antes de tratar el callo en casa, por el riesgo de infección. 

Para tratar los callos en casa se debe seguirse los siguientes consejos:

1. Sumergir el callo en agua tibia

El agua tibia ablanda el callo, haciéndolo más fácil de remover la pie gruesa que forma la callosidad. De esta forma, se debe llenar un recipiente con agua tibia y remojar la región del cuerpo con el callo, como el pie o la mano, por ejemplo, durante aproximadamente 10  15 minutos.

2. Limar el callo con una piedra pómez

Después de los 10 a 15 minutos con la región del cuerpo sumergida en agua tibia, debe limar el callo con una piedra pómez o una lima, en cas de que sea pequeño, para remover la capa de la piel gruesa que se formó.

No se debe usar un objeto afilado para limar el callo, ya que se puede cortarla piel y causar una infección.

3. Aplicar crema hidratante en la región

Después de limar el callo con la piedra pomes, debe aplicar una crema hidratante en la región del cuerpo donde se encuentra el callo, para que de esta forma, se mantenga la piel suave, con el fin de hacer la capa superior de la piel menos gruesa.

4. Colocar una tira adhesiva sanitaria en el callo

Aplicar una tira adhesiva sanitaria para callos, las cuales pueden ser compradas en una farmacia, o puede optar por poner una gasa y fijarla con un adhesivo, el cual ayudará a proteger el área donde el callo se desarrolló, con el fin de que no aumente su tamaño y no se engrose aún más. Además de las tiras adhesivas sanitarias, también existen medicamentos en forma de loción, pomada o gel que poseen acción exfoliante y ayudan en la remoción de los callos. 

El uso de estas tiras propios para callos debe hacerse con cuidado, ya que existen algunas que contienen sustancias como ácido salicílico, el cual puede irritar la piel saludable y causar infecciones, especialmente en personas que padecen diabetes o con mala circulación sanguínea, por ejemplo. 

5. Usar calcetines y calzado cómodo

Debe optarse por usar calcetines y zapatos cómodos que no aprieten el pie hasta que el callo haya desaparecido, ya que estos engrosan la piel, formando nuevos callos y aumentando el tamaño de los callos ya formados.

No se recomienda abrir un callo por el riesgo de infección y sangrado, que es especialmente peligroso en caso de diabetes. Además, en caso de que no se remueva en 1 semana, se recomienda consultar a un podólogo o médico para orientar el mejor tratamiento, que puede comprender el uso de medicamentos tópicos.

¿Fue útil esta información?

Atualizado por Dr. Gonzalo Ramírez - Médico general y Psicólogo, em marzo de 2019. Revisión clínica por Manuel Reis - Enfermero, em marzo de 2019.
Revisión clínica:
Manuel Reis
Enfermero
Diplomado en Fitoterapia Clínica. Formado por la Escuela Superior de Enfermería de Porto y miembro Nº 79026 del Colegio de Enfermeros en Portugal.