¿Cuánto medirá mi hijo?

Revisión médica: Dr.ª Sani Santos Ribeiro
Pediatra y neumóloga infantil

La altura estimada de un niño depende de varios factores que pueden estar relacionados con los genes de los padres, hábitos diarios como la alimentación, la realización y tipo de ejercicio, horas de sueño, así como la situación de salud, es decir, la presencia de alguna enfermedad que pueda limitar el crecimiento del niño.

Por ello, para calcular la altura estimada del niño se puede utilizar una fórmula matemática sencilla, tomando en cuenta la altura de la madre y y el padre, además del sexo del niño.

Otra forma de saber la altura que el niño tendrá en la vida adulta, es multiplicando por 2 su altura, alrededor de los 2 años de edad, ya que cerca de los 24-30 meses de edad se logra la mitad de la estatura final.

Para facilitar los cálculos, coloque los datos del niño a continuación y conozca cuál sera su altura estimada:

Erro
cm
Erro
cm
Erro

Es importante mencionar que estas fórmulas son basadas solo en la estatura de los padres. No obstante, también existen unas fórmulas más complejas que incluyen la medición de la altura de la rodilla o de la pierna, por ejemplo, cuyas mediciones y cálculo debe ser realizado por un nutricionista o pediatra, y pueden ser un poco más exactas a lo que será la estatura del niño en un futuro. 

Cómo calcular la altura manualmente

De acuerdo con la Sociedad Brasilera de Pediatría, la previsión de la altura de los niños puede ser realizada siguiendo la siguiente fórmula: 

  • Para niñas: (altura de la madre en centímetros) + (altura del padre en centímetros - 13) /2
  • Para niños: (altura de la madre en centímetros) + (altura del padre en centímetros + 13) /2

Es importante señalar que los resultados corresponden a predicciones, no necesariamente a la realidad. Además, los resultados pueden variar en más o menos 5 centímetros tanto por arriba como por debajo del valor obtenido.

Otra forma de saber qué tan alto será un niño en la edad adulta es multiplicar por 2 la altura que tiene a los 2 años. Por ejemplo, si tienes 86 cm a los 2 años, debería medir 1,72 cm a los 21 años, que es cuando la persona deja de crecer.

Muchos pediatras utilizan esta estimación de estatura para niños, pero solo considera la estatura de los padres. Sin embargo, existen otros factores que pueden interferir con la altura, como la genética, la dieta, la salud, la calidad del sueño, el desarrollo y la postura.

Por ello, conocer la estura final de un niño dependerá de varios factores que pueden modificarse a lo largo de los años, sin embargo, las fórmulas matemáticas proporcionan una estimación que puede ayudar a los padres y al médico hacer una predicción para tener un punto de partida que evalúe el correcto desarrollo del niño.

Qué hacer para que el niño sea más alto

Para que el niño pueda crecer sano y que tenga más altura se puede adoptar estrategias sencillas, como por ejemplo:

1. Alimentación saludable

Todas las vitaminas y minerales son importantes para el crecimiento del niño, no obstante, las que están directamente relacionadas con este proceso son:

  • Vitamina D, debido a que aumenta la absorción de calcio y fósforo en el intestino y facilita la entrada de estos minerales en los huesos, siendo esenciales para su formación;
  • Calcio, fósforo y magnesio, pues son minerales esenciales para construir y mantener los huesos sanos;
  • Vitaminas del complejo B, pues regulan diversos procesos celulares y metabólicos, incluidos el crecimiento, el desarrollo y la oxidación, siendo la B6, B8 y B12 las que se encuentran principalmente implicadas en el crecimiento y cuya deficiencia puede afectar este proceso.

Por este motivo, tener una buena alimentación saludable y equilibrada rica en vegetales, verduras, frutas, granos, cereales, grasas poliinsaturadas y monoinsaturadas y proteínas, favorece el desarrollo y el crecimiento del niño, pues de esta forma el cuerpo obtiene los nutrientes necesarios para producir la hormona del crecimiento.

2. Dormir adecuadamente

La hormona del crecimiento es liberada durante el sueño. Diversos estudios científicos han comprobado que la privación del sueño disminuye la producción de esta hormona, siendo fundamental que los niños duerman las horas recomendadas según la edad, como se indica en la tabla a continuación:

Rango de edadHoras recomendadas de sueño
0 a 3 meses14 a 17 horas
4 a 11 meses12 a 15 horas
1 a 2 años11 a 14 horas
3 a 5 años10 a 13 horas
6 a 13 años9 a 11 horas

Estas horas de sueños son las que el niño debe realizar en total al día, es decir, entre la siestas y las horas nocturnas. 

3. Practicar alguna actividad física

Hacer que el niño practique cualquier tipo de actividad física también puede ser útil para que obtenga músculos y huesos más fuertes, además de una buena postura corporal, lo que también influye en su crecimiento. Vea los beneficios para la actividad física en niños.

¿Fue útil esta información?

Atualizado por Andreina De Almeida Rodríguez - Nutricionista, em septiembre de 2022. Revisión médica por Dr.ª Sani Santos Ribeiro - Pediatra y neumóloga infantil, em julio de 2018.

Bibliografía

  • HEALTHYBONES AUSTRALIA. Calcium and Bone Health. Disponível em: <https://healthybonesaustralia.org.au/wp-content/uploads/2020/11/HBA-Fact-Sheet-Calcium.pdf>. Acceso en 12 sep 2022
  • KOO Wiston, et al. Vitamin D and Skeletal Growth and Development. Current Osteoporosis Reports . 11. 3; 1-6, 2013
Abrir la bibliografía completa
  • CAPUTA Marina, et al. Regulation of GH and GH Signaling by Nutrients. Cells. 10. 1-39, 2021
  • SLEEP FOUNDATION . How Much Sleep Do Babies and Kids Need?. Disponível em: <https://www.sleepfoundation.org/children-and-sleep/how-much-sleep-do-kids-need>. Acceso en 12 sep 2022
  • NATIONAL INSTITUTES OF HEALTH. Fact Sheet for Health Professionals: vitamin D. Disponível em: <https://ods.od.nih.gov/factsheets/VitaminD-HealthProfessional/#h7>. Acceso en 31 mar 2022
  • HARVARD SCHOOL OF PUBLIC HEALTH. The Nutrition Source: vitamin D. Disponível em: <https://www.hsph.harvard.edu/nutritionsource/vitamin-d/>. Acceso en 31 mar 2022
  • ILSI BRASIL INTERNATIONAL LIFE SCIENCES INSTITUTE DO BRASIL. Funções Plenamente Reconhecidas de Nutrientes: vitamina D. 2018. Disponível em: <https://ilsibrasil.org/wp-content/uploads/sites/9/2018/10/Fasc%C3%ADculo-VITAMINA-D-final-ok-autora.pdf>. Acceso en 31 mar 2022
  • SOCIEDADE BRASILEIRA DE PEDIATRIA. DEPARTAMENTO CIENTÍFICO DE ENDOCRINOLOGIA Crescimento. 2016. Disponível em: <https://www.sbp.com.br/fileadmin/user_upload/2016/09/CrescimentoVe8.pdf>. Acceso en 28 abr 2020
  • JANELA ABERTA FAMÍLIA. Desenvolvimento Estaturo-Ponderal da Criança. Disponível em: <https://www.janela-aberta-familia.org/sites/janela-aberta-familia.org/files/publicacoes/desenvolvimento.pdf>. Acceso en 28 abr 2020
  • SOCIEDADE BRASILEIRA DE PEDIATRIA - DEPARTAMENTO CIENTÍFICO DE ENDOCRINOLOGIA. Crescimento. 2016. Disponível em: <https://www.sbp.com.br/fileadmin/user_upload/2016/09/CrescimentoVe8.pdf>. Acceso en 28 oct 2021
  • SOCIEDADE BRASILEIRA DE PEDIATRIA. Crescimento. Disponível em: <https://www.sbp.com.br/especiais/pediatria-para-familias/desenvolvimento/crescimento/>. Acceso en 28 oct 2021
  • COZZOLINO Silvia. Biodisponibilidade de nutrientes. 4º. Brasil: Manole Ltda, 2012. 343-364.
  • MAHAN Kathleen et al.. Alimentos, Nutrição e Dietoterapia. 13º. Brasil: Elsevier, 2013. 92-99.
Revisión médica:
Dr.ª Sani Santos Ribeiro
Pediatra y neumóloga infantil
Médica graduada en la Universidad Federal de Río Grande con CRM nº 28364 y ​​especialista en Pediatría por la Sociedad Brasileña de Pediatria.