Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Síntomas de Infección Intestinal

Los síntomas de una infección intestinal, también llamada gastroenteritis pueden surgir de 30 minutos a 3 días después del consumo de alimentos contaminados por virus, hongos o bacterias. 

Estos síntomas varían de acuerdo con la edad, la gravedad de la infección, el estado de salud de la persona infectada y el tipo de microorganismo que causó la enfermedad. Los más comunes son:

  • Cólicos y dolores abdominales;

  • Diarrea, pudiendo presentar sangre en las heces;

  • Vómitos;

  • Dolor de cabeza;

  • Pérdida del apetito;

  • Fiebre.

Es importante recordar que los síntomas de infección intestinal son más graves y preocupantes en niños y ancianos, ya que tienen una mayor tendencia a deshidratarse y perder peso rápidamente. 

Síntomas de Infección Intestinal

Qué comer durante una infección intestinal

Durante el tratamiento de una infección intestinal es importante beber mucha agua para reponer los líquidos perdidos por la diarrea y los vómitos, y consumir alimentos de fácil digestión como el arroz blanco cocido, pasta, carnes blancas con pocos aliños, frutas cocidas y sin piel, jugos colados y tés con azúcar, recordando evitar tés con cafeína como el té verde, negro y mate. 

En las meriendas puede consumir galletas secas sin relleno, pan blanco con mermelada de frutas, yogurt natural y quesos blancos como la ricota, ya que son bajos en grasa y de fácil digestión.

Qué evitar en la alimentación

Mientras la diarrea dure se debe evitar el consumo de vegetales, verduras y frutas con piel, ya sea en las sopas o en las ensaladas cocidas, ya que ellos son ricos en fibras que irán a aumentar el tránsito intestinal y favorecerán la diarrea.

Se debe evitar alimentos ricos en grasas, como por ejemplo, las carnes rojas, mantequilla, leche, quesos amarillos, tocineta o bacon, chistorras, salchichas y alimentos procesados, ya que el exceso de grasa también facilita el tránsito intestinal y dificulta la digestión.

Además de esto se deben evitar alimentos que favorezcan la formación de gases como el repollo, huevo, frijoles, maíz, guisantes y postes ricos en azúcar, ya que aumentan los dolores abdominales provocando así los cólicos.

Alimentos que deben ser evitadosAlimentos que deben ser evitados

Cómo evitar la deshidratación

Para evitar la deshidratación es importante consumir por lo menos 2L de líquidos por día, pudiendo también utilizar el suero casero, siguiendo la receta:

  • 1 cucharada de azúcar;
  • 1 cucharadita de sal;
  • 1 L de agua filtrada o hervida.

 Vea otras formas de preparar el suero casero.

Se debe dejar el suero casero en una botella separada para que el paciente beba a lo largo del día, en cuanto los síntomas persistan. Este suero está indicado para todas las edades.

Cuándo ir al médico

Se debe ir al médico cuando los síntomas de infección no han mejorado después de 2 días para los niños y 3 para los adultos, o en caso de observar sangre en las heces.

Los bebés menores de 3 meses deben ser llevados al médico si llegan a presentar vómitos y diarreas, en cuanto a los niños mayor de 3 años se debe ir al pediatra si los síntomas duran más de 12 horas. 

Factores de riesgo para la infección intestinal

Personas con sistema inmunológico debilitado como pacientes con SIDA o con tratamiento para el cáncer, niños, embarazadas y ancianos tienen una mayor probabilidad de tener una infección intestinal.

Además de lo mencionado anteriormente, las personas con gastritis o acidez o que usan medicamentos para controlar la acidez del estómago como Omeprazol, tienen mayor riesgo de tener una infección intestinal, debido a que la acidez del estómago está reducida y facilita el paso de virus y bacterias hacia los intestinos.

Cómo prevenir

Para prevenir infecciones intestinales es importante tener un buen cuidado de la higiene personal y de los alimentos como por ejemplo:

  • Lavar bien las manos después de ir al baño o tocar animales domésticos;
  • Lavar bien las manos antes y después de agarrar cualquier alimento;
  • Evitar el consumo de carnes y huevos crudos o que no estén bien cocidos;
  • Consumir agua filtrada o hervida.

En cuanto a que los síntomas de la infección alimentaria estén presentes, es importante evitar preparar alimentos para otras personas, para prevenir que ellas también se enfermen. Además de esto se debe evitar consumir alimentos que más causan infecciones intestinales como sushi o huevos mal cocidos.

Más sobre este tema:
Carregando
...