Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Medicamentos para combatir una infección intestinal

Para tratar la infección intestinal el mejor remedio es mantener una buena hidratación, llevar una dieta adecuada y mantener reposo, sin embargo, en algunos casos el médico puede recomendar el uso de antibióticos.

Los antibióticos se indican para la infección intestinal causada por bacterias. Se trata de una elección compleja, ya que al haber diferentes especies es necesario que sean tratadas con antibióticos distintos. Normalmente, en los casos de infección intestinal, los antibióticos utilizados en el tratamiento son:

  • Ciprofloxacina;
  • Ceftriaxona;
  • Trimetoprima-sulfametoxazol.

Es importante consultar a un médico antes de utilizar antibióticos, ya que estos medicamentos necesitan de prescripción médica y su uso indebido puede causar que luego las bacterias se hagan resistentes a su efecto. 

Qué comer en la infección intestinal 

Los alimentos recomendados para la infección intestinal son: 

  • Pan blanco;
  • Galletas de agua y sal o de maizena;
  • Pasta, arroz blanco;
  • Frutas sin cáscara, cocidas o en forma de puré;
  • Jugos colados;
  • Papa, zanahoria, chayota, ñame, yuca, berenjena y calabacín cocidos en forma de puré, crema o sopa;
  • Leche de soya o leche sin lactosa;
  • Pollo sin piel, pescado o bisteck tierno y sin grasa;
  • Postres hechos con poca azúcar o gelatina;
  • Té de manzanilla.

Estos alimentos facilitan el funcionamiento del sistema gastrointestinal y ayudan en la reposición de agua y minerales necesarios para combatir la infección y evitar la deshidratación. La ingestión de líquidos debe ser más o menos en la misma cantidad en la que se pierden ya sea a través de la diarrea o de los vómitos, es posible comprar suero en las farmacias o realizarlo en casa. Vea la receta del suero casero aquí.

Alimentos que deben ser evitados 

Los alimentos que deben ser evitados en la infección intestinal son:

  • Alimentos muy condimentados;
  • Frituras como empanadas, papas fritas, pasteles de hojaldre, arepa frita, donas, churros, rollitos de primavera;
  • Salsas y mayonesa;
  • Dulces, galletas rellenas, chocolate, refrescos;
  • Bacon, torresmo, salsicha, chistorra, mortadela, salami y embutidos en general;
  • Leche de vaca;
  • Alimentos que causan gases como frijoles, repollo y cebolla;
  • Cereales integrales de difícil digestión;
  • Vegetales crudos o rebozados;
  • Café.

Estos alimentos necesitan de un mayor esfuerzo a nivel gastrointestinal para ser digeridos, irritando la mucosa intestinal y provocando el aumento del malestar abdominal. 

Vea más sobre este tema:

Más sobre este tema:
Carregando
...