Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Síntomas y fotos de la Sífilis

El primer síntoma de la sífilis es una herida que no sangra, no duele y que surge después del contacto directo con la herida de sífilis de otra persona. Esta herida puede demorar entre 3 a 12 semanas en aparecer y cuando es frotada libera un líquido transparente. 

Esta herida tiende a desaparecer sola, sin ningún tratamiento, pero esto no significa que la enfermedad se curó, pero si que está avanzando para la segunda fase.

La sífilis se puede manifestar de 4 forma diferentes: primaria, secundaria, terciaria y en la forma congénita, que ocurre cuando una mujer embarazada tiene sífilis y no se realiza tratamiento, transmitiendo la enfermedad para el bebé. Cada etapa de la sífilis tiene sus características:

Fotos de la SífilisFotos de la Sífilis

1. Sífilis primaria

La sífilis primaria es la etapa inicial de la enfermedad que surge cerca de 3 semanas después del contagio. Esta fase se caracteriza por el aparecimiento de una pápula no dolorosa que rápidamente se ulcera y cuyo nombre es chancro. Además de esto aparecen pequeñas lesiones rojizas en los órganos genitales que van desapareciendo al cabo de 4 o 5 semanas, sin dejar cicatrices.  

En los hombres, estas heridas generalmente aparecen alrededor del prepucio, en cuanto a las mujeres surgen en los labios menores y en la pared vaginal. También es común que aparezca esta herida en el ano, boca, lengua, mamas y en los dedos de las manos. 

2. Sífilis secundaria

Los síntomas de la sífilis secundaria surgen alrededor de 6 a 8 semanas después de que desaparecen las lesiones causadas por la sífilis primaria. En esta nueva fase, las lesiones aparecen dispersas en la piel y en los órganos internos del cuerpo. 

Algunos síntomas de esta fase del sífilis son:

  • Manchas rojas en la piel, boca, nariz, palmas de las manos y plantas de los pies;
  • Descamación de la piel;
  • Nódulos, principalmente en la región genital;
  • Dolor de cabeza;
  • Dolor muscular;
  • Dolor de garganta;
  • Malestar;
  • Fiebre leve, geralmente debajo de 38ºC;
  • Falta de apetito;
  • Pérdida de peso.

Esta fase continúa durante los dos primeros años de la enfermedad y surge en forma de brotes que se curan espontáneamente, pero que cada vez son más duraderos.

3. Sífilis terciaria

La sífilis terciaria aparece en personas que no consiguieron combatir espontáneamente la enfermedad en su fase secundaria y que no hicieron el tratamiento adecuado. En esta etapa el sífilis se caracteriza por: 

  • Lesiones mayores en la piel, boca y nariz; 
  • Problemas en órganos internos: corazón, nervios, huesos, músculos, hígado y vasos sanguíneos;  
  • Dolor de cabeza constante;
  • Náuseas y vómitos frequentes;
  • Rigidez del cuello, con dificultad para mover la cabeza;
  • Convulsiones;
  • Pérdida auditiva;
  • Vértigo, insomnio y ACV;
  • Reflejos exagerados y pupilas dilatadas;
  • Delírios, alucinaciones. disminución de la memoria reciente, de la capacidad de orientación, de realizar cálculos matemáticos simples y de hablar cuando hay paresia geral.

Estos síntomas acostumbran a surgir después de 10 a 30 años de la infección inicial, y cuando el individuo no es tratado. Por esto, para evitar complicaciones en otros órganos del cuerpo, se debe hacer tratamiento inmediatamente después de que surjan los primeros síntomas de la sífilis. 

Síntomas de sífilis congénita

La sífilis congénita es cuando el bebé es infectado con sífilis durante la gestación, y eso ocurre cuando la mujer embarazada tiene sífilis y no hace el tratamiento de la enfermedad.

El sífilis durante el embarazo puede causar aborto, malformaciones o la muerte del bebé al nacer. En bebés vivos, los síntomas pueden surgir desde las primeras semanas de vida hasta más de 2 años después del nacimiento e incluyen:

  • Manchas redondas de color rojo pálido, incluyendo en las palmas de las menos y en la planta de los pies; 
  • Irritabilidad;
  • Pérdida del apetito y de energía para jugar;
  • Neumonia;
  • Anemia
  • Problemas en los huesos y en los dientes;
  • Pérdida de la audición;
  • Deficiencia mental.

El tratamiento para la sífilis congénita normalmente es realizado con el uso de 2 inyecciones de penicilina por 10 días, o 2 inyecciones de penicilina por 14 días, dependiendo de la edad del niño.

¿La Sífilis tiene cura?

La sífilis tiene cura y puede ser fácilmente tratada con inyecciones de penicilina, pero su tratamiento debe iniciarse lo más pronto posible para evitar el surgimiento de complicaciones graves en otros órganos como por ejemplo, el cerebro, el corazón y los ojos.

Cómo diagnosticar la Sífilis

Para confirmar que se trata de sífilis el médico debe observar la región íntima de la persona e investigar si ella tuvo contacto íntimo sin condón. Si no hay ninguna herida de la región genital, ni otras partes del cuerpo el médico puede solicitar un examen llamado VDRL que identifica el treponema palladium en el organismo.

Este examen normalmente se realiza en cada trimestre de gestación en todas las embarazadas porque la sífilis es una enfermedad grave que la madre puede pasar al bebé, pero que es fácilmente curada con antibióticos prescritos por el médico.

Más sobre este tema:
Carregando
...