Diabetes infantil: qué es, síntomas, causas y tratamiento

La  diabetes infantil es una condición caracterizada por la alta concentración de glucosa circulante en sangre, originando un aumento en la frecuencia de la micción (orinar) y de la sed, además de un aumento del apetito, por ejemplo.

La diabetes tipo 1 es la más común en niños y se produce debido a la destrucción de las células del páncreas, responsables de la producción de insulina, que es la hormona que promueve el transporte de azúcar al interior de las células, para evitar la acumulación en sangre. Este tipo de diabetes infantil no tiene cura, solo control, que se realiza principalmente con el uso de insulina según la orientación del pediatra.

A pesar de que la diabetes tipo 1 es más frecuente, niños que poseen hábitos de vida poco saludables, pueden desarrollar diabetes del tipo 2, que se puede revertir en una fase inicial mediante la adopción de hábitos saludables, como una dieta equilibrada y la práctica de actividad física.

Síntomas de diabetes tipo 1

Este es el tipo más común de diabetes en niños y puede ser identificado por la presencia de algunos signos y síntomas. Seleccione los síntomas que su hijo presenta a continuación: 

  1. 1. Ganas frecuentes de orinar, incluyendo levantarse durante la noche para ir al baño
  2. 2. Ganas exageradas de beber agua
  3. 3. Hambre en exceso que no consigue controlar
  4. 4. Pérdida de peso sin razón aparente
  5. 5. Cansancio frecuente
  6. 6. Somnolencia que no se justifica
  7. 7. Comezón en todo el cuerpo
  8. 8. Infecciones frecuentes como candidiasis o infecciones urinarias
  9. 9. Irritabilidad y cambios de humor repentinos
Imagem que indica que o site está carregando

En estos casos, el niño no necesariamente tiene que estar teniendo una alimentación inadecuada, puesto que este tipo de diabetes surge debido a alteraciones genéticas y no hereditarias, las cuales ocasionan que el páncreas produzca menos insulina, dificultando el trabajo del organismo para reducir los niveles de azúcar en la sangre. 

Este tipo de diabetes puede desarrollarse de forma súbita, presentando síntomas intensos; no obstante, muchos casos se desarrollan poco a poco y de forma silenciosa, por lo tanto, en caso de que uno o más de estos síntomas surjan y sean persistentes, es importante programar una consulta con el pediatra para una investigación más exhaustiva. 

Síntomas de diabetes tipo 2

La diabetes tipo 2 es más común en niños que no poseen una alimentación adecuada y que, por esta razón, normalmente presentan exceso de peso. Conozca si su hijo podría tener diabetes tipo 2 respondiendo nuestro test a continuación: 

  1. 1. Ganas exageradas de beber agua
  2. 2. Boca constantemente seca
  3. 3. Ganas frecuentes de orinar
  4. 4. Cansancio frecuente
  5. 5. Visión borrosa o nublada
  6. 6. Heridas que demoran en cicatrizar
  7. 7. Sensación de hormigueo en las manos o en los pies
  8. 8. Infecciones frecuentes como candidiasis o infecciones urinarias
Imagem que indica que o site está carregando

Asimismo, es posible que el niño presente pérdida de peso leve y sin causa aparente y coloración oscura en zonas de pliegues, como axilas y cuello, signo que se conoce como acantosis nigricans, también llamada acantosis pigmentaria. 

Sin embargo, en muchos casos, este tipo de diabetes puede no causar ningún síntoma, desarrollándose de forma silenciosa. Por ende, incluso si el niño no presenta síntomas, pero está por encima de peso, se aconseja consultar al pediatra para evaluar los niveles de azúcar en la sangre y determinar el riesgo de desarrollar la enfermedad. 

La diabetes tipo 2 se desarrolla poco a poco debido a la falta de control en la alimentación, habiendo exceso de dulces, pastas, grasas y frituras, además de sedentarismo; razón por la cual, esta enfermedad es más común en niños obesos. 

Principales causas

El tipo más común de diabetes en la infancia es la diabetes tipo 1, que tiene una causa genética, es decir, el niño ya nace con esa condición. En este tipo de diabetes, las propias células del cuerpo destruyen las células del páncreas responsables de la producción de insulina, lo que origina que la glucosa permanezca en elevadas concentraciones en la sangre. A pesar de tener causa genética, la alimentación y la falta de actividad física, también pueden aumentar aún más la cantidad de glucosa en la sangre y así empeorar los síntomas.

En el caso de diabetes infantil tipo 2, la principal causa es una dieta desequilibrada y rica en dulces, pastas, frituras y refrescos, además de la falta de actividad física.

Diagnóstico de diabetes infantil

Para diagnosticar la diabetes, el médico solicitará exámenes de glucemia, los cuales pueden ser glucosa en ayunas, glucemia capilar con pinchazos en el dedo o a través de la prueba de tolerancia a la glucosa, la cual es realizada después del consumo de una bebida muy dulce. De esta forma, es posible identificar cuál es el tipo de diabetes y establecer el tratamiento ideal para cada niño. 

Conozca cómo son realizados los exámenes que confirman la diabetes

Diabetes infantil: qué es, síntomas, causas y tratamiento

Cómo se realiza el tratamiento

El control de la glucemia es fundamental y debe ser realizado de forma diaria, siendo muy importante tener hábitos saludables, como el consumo moderado de azúcar, realizar comidas con porciones pequeñas y más veces al día y masticar bien antes de tragar. 

La práctica de actividad física también es una estrategia tanto para controlar la enfermedad como para impedir sus complicaciones sobre otros órganos, como corazón, ojos y riñones. 

Este tipo de control puede ser difícil para niños que tengan malos hábitos de alimentación y sedentarismo, pero se debe tener en mente que estas actitudes son las correctas para la salud tanto del niño como de cualquier persona. 

Diabetes tipo 1

En el caso del niño con diabetes tipo 1, el tratamiento es realizado mediante inyecciones de insulina algunas veces al día, con la finalidad de imitar esta hormona producida por el páncreas de forma natural. De esta forma, son necesarios dos tipos de insulina, una de acción lenta, aplicada en horarios fijos; y otra de acción rápida, aplicada luego de las comidas. 

Hoy en día existen diversas opciones de insulina que pueden ser aplicadas a través de pequeñas jeringas, plumas e incluso una bomba de insulina que puede permanecer adherida al cuerpo y realizar aplicaciones en horarios programados. Conozca cuáles son los principales tipos de insulina y cómo aplicarlas

Diabetes tipo 2

El tratamiento para la diabetes tipo 2 infantil es realizado, inicialmente, mediante el uso de medicamentos en comprimidos para disminuir los niveles de glucosa en sangre e intentar mantener la acción del páncreas. En casos muy graves o en los que el páncreas presente insuficiencia, podrá ser necesario, de igual forma, el uso de insulina. 

El medicamento más utilizado para tratar la diabetes tipo 2 es la Metformina; no obstante, existen diversas opciones definidas por el médico que tienen formas de acción adaptadas para cada persona. Entienda cuáles son los medicamentos utilizados para el tratamiento de la diabetes

¿Fue útil esta información?
Más sobre este tema: