Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.

Cómo utilizar supositorios en niños

El supositorio infantil es una excelente opción para el tratamiento de la fiebre y del dolor porque la absorción en el recto es mayor y más rápida, tomando menos tiempo para aliviar los síntomas, en comparación con el mismo medicamento para uso oral. Además, no pasa por el estómago y es una forma fácil de administración del medicamento cuando el niño aún es muy pequeño o lo rechaza. 

Además del supositorio para alivio del dolor y de la fiebre, esta forma farmacéutica también está disponible para el tratamiento del estreñimiento y para el tratamiento de los mareos y náuseas. 

Cómo utilizar supositorios en niños

Nombres de supositorios para niños

Los supositorios disponibles para ser usados en niños son:

1. Glicerina

Los supositorios de glicerina están indicados para el tratamiento y/o prevención del estreñimiento, puesto que ayudan a provocar la eliminación de las heces. La dosis recomendada es de un supositorio al día, cuando sea necesario o de acuerdo a la orientación médica. En bebés se recomienda introducir la parte más fina del supositorio y sostener la otra extremidad con los dedos hasta que se de la evacuación. 

2. Dipirona

Los supositorios de dipirona, conocidos con el nombre comercial de Novalgina, pueden ser usados para aliviar el dolor y bajar la fiebre y la dosis recomendada es de 1 supositorio hasta un máximo de 4 veces al día. Conozca cuáles son las contraindicaciones y efectos secundarios de la dipirona

Los supositorios de dipirona no deben ser usados en niños menores de 4 años.

3. Paracetamol

Los supositorios de paracetamol son utilizados para el tratamiento sintomático de dolor ligero a moderado. También puede ser utilizado para el tratamiento sintomático de fiebre con una duración máxima de 3 días.  La dosis a utilizar dependerá de la edad y del peso del niño, por ello debe acudirse al pediatra para que indique cómo se debe tomar.

Este medicamento no debe ser administrado en niños con menos de 3 meses de edad. 

4. Dimenhidrinato

El dimenhidrinato, conocido bajo el nombre comercial de Dramamine, es un supositorio que es utilizado para tratar mareos, náuseas o vómitos asociados con el movimiento. No debe ser usado por recién nacidos o niños con alergia a cualquier de sus componentes. La dosis a utilizar dependerá de la edad y del peso del niño, por lo que debe ser administrado bajo la recomendación del médico. 

Cómo aplicar el supositorio

Antes de aplicar el supositorio, se deben lavar bien las manos y apartar las nalgas del niño con el dedo pulgar e índice, de forma de dejar la otra mano libre. 

La posición correcta para colocar el supositorio es acostado de lado y lo ideal antes de insertarlo, es lubricar la región del ano y la punta del supositorio con un poco de gel lubricante íntimo a base de agua y vaselina. 

El supositorio debe ser introducido con la punta que tiene la parte plana y después se debe empujar en dirección al ombligo del niño, que es la misma dirección que tiene el recto. En el caso de utilizar un supositorio de glicerina, se deben esperar alrededor de 15 minutos antes de ir al baño para que sea absorbido; a no ser que el niño sienta la necesidad de evacuar antes de esto. 

¿Y si el supositorio se devuelve?

En algunos casos, después de introducir el supositorio, este puede devolverse y salirse del recto. Esto puede ocurrir porque la presión ejercida al introducirlo fue escasa y, en estos casos, se debe aplicar nuevamente con más presión, pero con cuidado para no lastimar. 

¿Fue útil esta información?

¡Su opinión es importante! Escriba aquí en qué podemos mejorar nuestro texto:

Consulta el email de confirmación que te enviamos.
Más sobre este tema:

Carregando
...
Enviar mensaje