Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Sibutramina: para qué sirve, cómo tomar y efectos secundarios

La sibutramina es un medicamento usado para tratar la obesidad pues aumenta la sensación de saciedad rápidamente, evitando que se ingieran alimentos en exceso y facilitando así la pérdida de peso. Además de esto, este medicamento también aumenta la termogénesis, contribuyendo para la pérdida de peso, sus efectos comienzan a ser visibles al cabo de 15 días de uso. 

Este medicamento es usado en forma de cápsulas y puede ser comprado en las farmacias convencionales en su presentación genérica o bajo el nombre comercial de Reductil, Biomag, Nolipo, Plenty o Sibus, pero es sólo es vendido con receta médica. Es importante recalcar que en algunos países de América Latina y Europa ha sido prohibido su uso, comercialización y venta por los efectos secundarios que puede causar.

Sibutramina: para qué sirve, cómo tomar y efectos secundarios

Para qué sirve

La sibutramina está indicada para el tratamiento de personas con obesidad en casos de IMC superior a 30 kg/m² que están realizando un acompañamiento médico por un equipo de salud como el endocrino o nutrólogo y un nutricionista. Pudiendo también ser utilizada en casos de exceso de peso, con un IMC superior a 27kg/m² pero que esté asociado con factores de riesgo como diabetes, hipertensión o colesterol alto.

Este medicamento actúa aumentando rápidamente la sensación de saciedad, haciendo con que la persona disminuya las pociones de alimentos que ingiere y aumentando la termogénesis, que también contribuye para disminuir el peso. 

Cómo tomar

La dosis recomendada es generalmente de 1 capsula vía oral de 10 mg por día, normalmente en la mañana con o sin alimentos. En caso que la persona no pierda por lo menos 2 kgs en las primeras 4 semanas de tratamiento, puede ser necesario aumentar la dosis para 15 mg.

El tratamiento debe ser descontinuado en personas que no respondan a la terapia de pérdida de peso al cabo de 4 semanas ingiriendo una dosis diaria de 15 mg. La duración del tratamiento no debe exceder los 2 años. 

Por qué la sibutramina adelgaza

La sibutramina actúa inhibiendo la recaptación de los neurotransmisores de serotonina, noradrenalina y dopamina a nivel cerebral, haciendo con que estas sustancias permanezcan en mayor cantidad y tiempo estimulando las neuronas, causando sensación de saciedad y aumentando el metabolismo, favoreciendo la pérdida de peso. Sin embargo, varios estudios comprueban que al interrumpir la sibutramina, algunas personas vuelven a aumentar de peso con gran facilidad y algunas veces engordan más, sobrepasando el peso anterior.  

Además de esto, este aumento de concentración de neurotransmisores también ejerce un efecto vasoconstrictor y causa el aumento de la frecuencia cardíaca y de la presión arterial, aumentando el riesgo de sufrir de un ataque cardíaco o ACV.

Por estas razones antes de decidir tomar el medicamento, la persona debe estar consciente de los riesgos que la sibutramina tiene para la salud, debiendo ser acompañado por el médico durante todo el tratamiento. 

Principales efectos secundarios

Algunos de los efectos secundarios comunes que pueden ocurrir con el uso de sibutramina son estreñimiento, boca seca, insomnio, aumento de la frecuencia cardíaca, palpitaciones, aumento de la presión arterial, vasodilatación, náuseas, agrava las hemorroidas existentes, delicio, mareos, dolor de cabeza, ansiedad, sudor intenso y alteraciones en el paladar, sensaciones en la piel como frío, calor, hormigueo y presión. 

Vea cuáles son los peligros de la sibutramina para la salud

Contraindicaciones 

La Sibutramina está contraindicada en personas con antecedentes de diabetes mellitus tipo 2 con otro factor de riesgo asociado como hipertensión o colesterol alto, personas con enfermedades cardíacas, trastornos de la alimentación como anorexia nerviosa o bulimia, en embarazadas, durante el período de lactancia y cuando se usan otros medicamentos como descongestionantes nasales, antidepresivos, antitusígenos y supresores del apetito.

Además de esto, antes de usar este medicamento se debe informar al médico o al nutricionista de problemas como presión arterial alta, enfermedades cardíacas, epilepsia o glaucoma.

La sibutramina no debe tomarse cuando el IMC es inferior a 30 a 30 kg/m², y también está contraindicada en niños, adolescentes, personas con más de 65 años y, tampoco debe ser usada por embarazadas, mujeres que están intentando embarazarse y durante la lactancia materna. 


Bibliografia

  • SILVA, Viviana Peixoto. O USO DE SIBUTRAMINA NO TRATAMENTO DE PACIENTES OBESOS . Monografia, 2011. FACULDADE DE EDUCAÇÃO E MEIO AMBIENTE.
  • CAMPOS, Larissa Soares et. al.. ESTUDO DOS EFEITOS DA SIBUTRAMINA. Revista UNINGÁ Review. 20. 3; 50-53, 2014
¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda o encontró algún error, escríbenos a continuación para que podamos mejorar el texto. No le responderemos directamente. Si quiere una respuesta haga clic en Contacto.

Enviar Carregando elementos na página
Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...
Fechar

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje