Romero: para qué sirve y cómo utilizarlo

El romero es una planta aromática que posee diversas propiedades gracias a su acción tónica, estimulante, antiséptica, diurética, cicatrizante y antimicrobiana. Asimismo, también proporciona efectos hepatoprotectores y gastrointestinales que ayudan a mejorar la digestión de los alimentos. Su nombre científico es Rosmarinus officinalis y sus partes utilizadas son sus hojas y flores.

Esta hierba aromática puede comprarse en supermercados, tiendas de productos naturales, por internet y en algunas ferias municipales.

Los principales beneficios del uso del romero son:

1. Mejorar el sistema nervioso

El romero ayuda a mejorar el sistema nervioso ya que estimula es un tónico general de la circulación y estimulante del sistema nervioso central, por lo que ayuda en casos de agotamiento cerebral por exceso de trabajo, mejora la memoria, la concentración y el raciocinio, así como previene problemas como depresión y ansiedad.

Esta planta ayuda inclusive a reducir la pérdida de memoria que ocurre naturalmente en los ancianos, motivo por el cual puede ser utilizada en su forma de aceite esencial para realizarles aromaterapia.

Aunque tiene varios beneficios para el sistema nervioso, el romero no debe ser utilizado por personas con epilepsia, ya que algunos estudios indican que puede estimular el desarrollo de ataques epilépticos.

2. Actuar sobre la digestión

El romero ayuda a mejorar la digestión debido a que posee acción antiespasmódica reduciendo la producción de gases y disminuyendo la distensión abdominal. Asimismo, esta hierba también ayuda a mejorar la acidez por su acción antiácida y posee taninos que se encargan de proteger el intestino de la irritación y de la inflamación, reduciendo el sangrado y la diarrea.

Además de esto, posee propiedades antibacterianas que ayudan a tratar la gastritis causada por la bacteria Helicobacter Pylori, y ayuda en el control de las secreciones biliares, mejorando la absorción de las grasas a nivel del intestino.

3. Proteger al hígado

Esta planta aromática también posee efectos hepatoprotectores y diuréticos, que estimulan las enzimas del hígado que desintoxican y eliminan substancias toxicas del organismo a través de la orina. Además, protege al hígado de infecciones y de inflamaciones como la hepatitis, por ejemplo.

Asimismo, también controla la secreción de bilis ayudando en el tratamiento para las piedras en la vesícula y también de la colelitiasis crónica.

4. Posee acción antioxidante

El romero es rico ácidos antioxidantes como ácido rosmarínico, ácido carnósico, ácido ferúlico y taninos que ayudan a mejorar el sistema inmunológico, prevenir infecciones y mejorar la salud de la piel.

Además de esto, los antioxidantes evitan la formación de radicales libres que dañan las células, por lo que esta planta puede tener un gran potencial como un remedio antitumoral, previniendo las alteraciones en las células.

5. Aliviar el estrés y la ansiedad

El romero es utilizado en la aromaterapia para reducir el estrés y la ansiedad en conjunto con el aceite esencial de lavanda, debido a que ayuda a reducir la presión arterial y controlar los latidos cardíacos, generando una sensación de calma y tranquilidad.

Conozca más sobre la aromaterapia para tratar la ansiedad.

6. Mejorar el dolor y la circulación

El romero posee propiedades antiinflamatorias y analgésicas, además de mejorar la circulación sanguínea en general, por lo que puede ser utilizado para las varices y para aliviar el dolor causado por la migraña o jaquecas, dolor de cabeza, artritis y gota.

Además, ayuda a mejorar los síntomas producidos por el síndrome premenstrual (SPM) como los cólicos abdominales, a regular la menstruación irregular y a reducir el sangrado excesivo durante la menstruación.

7. Descongestionante

Esta planta aromática posee propiedades descongestionantes y febrífuga, por lo que ayuda a tratar la gripe y el resfriado, disminuyendo la fiebre, fluidificando las flemas y aliviando el dolor de garganta.

Asimismo, por su acción antiespasmódica es útil para tratar el asma, la tos crónica, el coqueluche y la bronquitis.

Cómo utilizar el romero

Las partes que son utilizadas del romero son sus hojas, para condimentar los alimentos, y sus flores para preparar el té y realizar baños estimulantes.

  • Té de romero: colocar 5 g de sus hojas en una taza de agua hirviendo y dejar reposando durante 10 minutos. Colar y beber 3 tazas por día, después de las comidas. Vea más sobre el té de romero.
  • Tintura de romero: colocar 10g de hojas de romero secas o 20 g de hojas frescas en un frasco de vidrio con 30 ml de alcohol de cereales y 70 ml de agua. Tapar y guardar en un lugar oscuro y seco durante 8 a 15 días, removiendo a diario el frasco. Después de este tiempo, tomar la tintura diluyendo 1 cucharadita en 1 vaso de agua, máximo 3 veces al día.
  • Baño de romero: colocar 50 g de romero en 1 litro de agua hirviendo, tapar, dejar reposar durante 30 minutos y colar. Utilizar esta agua mientras toma un baño.

  • Aceite esencial de romero: su aceite puede ser utilizado en tratamientos de aromaterapia, masajes o un baño estimulante.

Asimismo, el romero también puede ser utilizado en la preparación de carnes, de papas asadas, en unos huevos revueltos o una tostada con queso, por ejemplo, y gracias a su intenso sabor le da un toque especial a las comidas.

Efectos secundarios y contraindicaciones

El consumo excesivo de romero, especialmente en forma de aceite concentrado, puede traer problemas como náuseas, vómitos, irritación renal, sangrado en el útero, enrojecimiento de la piel, aumento de la sensibilidad al sol y reacciones alérgicas.

Además, su uso como medicamento está contraindicado para mujeres embarazadas y en período de lactancia, para personas con antecedentes de convulsiones y dificultades para coagular la sangre, o que utilicen medicamentos como la aspirina.

En el caso de personas con epilepsia, el romero debe usarse con precaución, ya que algunos estudios indican que el aceite esencial, que también está presente en el té, puede desencadenar ataques epilépticos.

¿Fue útil esta información?

Atualizado por Andreina De Almeida Rodríguez - Nutricionista, em septiembre de 2021. Revisión clínica por Tatiana Zanin - Nutricionista, em septiembre de 2021.

Bibliografía

  • EUROPEAN MEDICINES AGENCY. Assessment report on Rosmarinus officinalis L., aetheroleum and Rosmarinus officinalis L., folium. 2010. Disponível em: <https://www.ema.europa.eu/en/documents/herbal-report/assessment-report-rosmarinus-officinalis-l-aetheroleum-rosmarinus-officinalis-l-folium_en.pdf>. Acceso en 15 dic 2020
  • EPILEPSY SOCIETY. Complementary therapies. Disponível em: <https://epilepsysociety.org.uk/living-epilepsy/wellbeing/complementary-therapies>. Acceso en 15 dic 2020
Abrir la bibliografía completa
  • BAHR, Tyler A. et al.. The Effects of Various Essential Oils on Epilepsy and Acute Seizure: A Systematic Review. Evidence-based Complementary and Alternative Medicine. Vol.2019. 2019
  • FINTELMANN, Volker.; WEISS, Rudolf F. Manual de fitoterapia. 11ª edição. Rio de Janeiro: Guanabara Koogan, 2010. 193.
  • ANDRADE, Joana M. et al. Rosmarinus officinalis L.: an update review of its phytochemistry and biological activity. Future Sci OA. Vol.4(4). FSO283, 2018
  • DE AQUINO Eronita. Nutrição & Fitoterapia: Tratamento alternativo através das plantas. 2º. Brasil: Vozes, 2011. 34-36.
  • MCINTYRE Anne. Guia completo de Fitoterapia. Brasil: Pensamento, 2010. 153.
Revisión clínica:
Tatiana Zanin
Nutricionista
Formada por la Universidad Católica de Santos con registro profesional CRN-3 nº 15097. Especialista en nutrición clínica por la Universidad de Porto.