Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Retinopatía diabética: Tipos, síntomas y tratamiento

Cuando la diabetes no se controla adecuadamente con cuidados en la alimentación o con la ingesta de medicamentos prescritos por el endocrinólogo, los niveles de azúcar en la sangre pueden mantenerse levados durante mucho tiempo, produciendo lesiones progresivas en la retina y en los vasos sanguíneos de los ojos, lo que lleva a tener visión borrosa, dificultad para enfocar y, en los casos más graves, ceguera. 

Además, estas alteraciones en la visión, conocidas científicamente como retinopatía diabética, pueden empeorar cuando se tiene otro padecimiento como hipertensión arterial, problemas renales o colesterol alto, por ejemplo.

La retinopatía diabética puede ser dividida en 2 tipos diferentes:

  • Retinopatía diabética no proliferativa: es el tipo menos grave del padecimiento, el cual presenta pequeñas lesiones en los vasos sanguíneos del ojo;
  • Retinopatía diabética proliferativa: es el tipo más grave que produce el surgimiento vasos más frágiles en el ojo, pudiéndose romper, ocasionando que la visión empeore o incluso ceguera.

Esta alteración de la visión causada por la diabetes no tiene cura, pero su evolución y deterioro pueden evitarse con el uso de algunos tratamientos recomendados por el oftalmólogo como láser o cirugía convencional.

Retinopatía diabética: Tipos, síntomas y tratamiento

¿Cuales son los síntomas más comunes? 

Los principales síntomas de la retinopatía diabética incluyen:

  • Pequeños puntos negros o líneas en la visión;
  • Visión borrosa;
  • Manchas oscuras en la visión;
  • Dificultad para enfocar;
  • Dificultad para identificar los diferentes colores.

Sin embargo, estos síntomas no siempre son fáciles de identificar antes de que surja la ceguera y, por eso, es muy importante que las personas que sufren de diabetes mantengan sus niveles de azúcar controlados y vayan a sus consultas regulares con el oftalmólogo para que evalúe su salud ocular.

Opciones de tratamiento disponibles

El tratamiento debe estar siempre orientado por un oftalmólogo, el cual varía normalmente con la gravedad y el tipo de retinopatía de la persona, siendo que en los casos de retinopatía diabética no proliferativa el médico puede optar por la vigilancia y evolución del padecimiento sin necesidad de llevar a cabo algún tipo de tratamiento en específico.

En los casos de retinopatía diabética proliferativa, generalmente es necesario realizar cirugía o tratamientos con láser para eliminar los vasos sanguíneos que se están formando en el ojo, esto con la intención de detener el sangrado en caso de que esté presente.

Sin embargo, el paciente debe mantener siempre el tratamiento adecuado de la diabetes para evitar que se complique la retinopatía, incluso en los casos de retinopatía no proliferativa.

Además de la retinopatía, la diabetes también puede acompañarse de otras complicaciones como pie diabético.

¿Te gustó lo que leíste?   
 /  No

Si tiene alguna duda o encontró algún error, escríbenos a continuación para que podamos mejorar el texto. No le responderemos directamente. Si quiere una respuesta haga clic en Contacto.

Enviar Carregando elementos na página
Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...
Fechar

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje