Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Quistes en los senos: qué son, tipos, y cómo se diagnostican

Los quistes en los senos, también conocido como quiste mamario o quistes en las mamas, son sacos que por lo general están rellenos de líquido y cuya alteración es casi siempre benigna, por lo que no representan gran riesgo para la salud. Por lo general suelen aparecer en la mayoría de las mujeres entre los 15 y los 50 años de edad. 

Existen tres tipos principales de quistes:

  • Quiste mamario simple: que está solo relleno de líquido; 
  • Quiste mamario espeso: contiene un líquido más espeso, semejante a la gelatina;
  • Quiste mamario de contenido sólido: tiene en su interior una masa dura.

De estos tipos de quiste, el único que representa algún riesgo para desarrollar cáncer es el quiste sólido, que también es conocido como carcinoma papilar de mama, el cual necesita de ser evaluado a través de una biopsia para identificar si existen células cancerígenas en su interior.

En la mayoría de los casos, el quiste no duele y difícilmente la mujer lo nota. En general, solo se percibe un quiste en la mama cuando es muy grande y la mama se inflama y se siente más pesada. Vea qué síntomas pueden originar los quistes mamarios.

Quistes en los senos: qué son, tipos, y cómo se diagnostican

Cómo se diagnostica el quiste de mama

El quiste de mama puede ser diagnosticado a través de un ultrasonido mamario o de una mastografía, y no requiere tratamiento específico. Sin embargo, mujeres que poseen un quiste muy grande que causa dolor y molestia pueden beneficiarse con una punción para retirar el líquido que forma el quiste, dando fin al problema. Es importante también realizarse regularmente el autoexamen de mama para detectar cualquier alteración en el seno.

Cuándo puede ser grave el quiste de mama

Casi todos los quistes de mama son benignos, por lo que el riesgo de desarrollar cáncer a partir de esta alteración es muy baja. Sin embargo, todos los quistes sólidos deben ser evaluados a través de una biopsia, ya que poseen algún riesgo de ser cáncer.

El quiste también puede ser analizado a través de una biopsia si estuviera aumentado de tamaño o si surgieran síntomas que puedan indicar cáncer como:

  • Comezón frecuente en la mama;
  • Liberación de líquido por lo pezones;
  • Aumento de tamaño de una de las mamas;
  • Cambios en la piel de la mama.

En estos casos, es muy importante acudir al médico para realizar nuevos exámenes al quiste hasta evaluar si existe la posibilidad de estar desarrollando un cáncer que no esté relacionado con este, por ejemplo.

Aunque todos los exámenes indiquen que el quiste es benigno, la mujer debe realizarse una mastografía 1 a 2 veces al año, de acuerdo con la orientación de su médico, ya que continúa presentando el mismo riesgo que cualquier otra mujer de tener cáncer de mama. Conozca 12 principales síntomas del cáncer de mama.

Vea en el vídeo a continuación cómo se realizar la autoexploración de mama:

¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda, escríbala en el espacio a continuación para que podamos mejorar nuestro texto:

Atenção! Solo podremos responderle si coloca su email a continuación.
Recibirá un email con un enlace al que debe acceder para confirmar que el email le pertenece.
Más sobre este tema:

Publicidad
Carregando
...
Fechar Simbolo de finalizado

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje