11 Tipos de quistes, síntomas y tratamiento

Los quistes son tipos de nódulos, que pueden tener contenido líquido, semisólido o gaseoso, y en la mayoría de los casos son benignos y asintomáticos. Pueden crecer en cualquier parte del cuerpo, siendo común en órganos como mama, tiroides, ovarios, hígado o articulaciones.

Hay varias causas que promueven el desarrollo de quistes como infecciones, traumatismos, obstrucción de las glándulas sebáceas, o incluso factores genéticos. Normalmente no necesitan tratamiento, sin embargo, en caso de sospecha de gravedad, e médico puede hacer una investigación más profunda, solicitando una aspiración con agujas específicas o removiéndolos por medio de cirugía.

11 Tipos de quistes, síntomas y tratamiento

Existen varios tipos de quistes, los cuales deben ser evaluados y diagnosticados por el médico. A continuación se muestran los más comunes:

1. Quiste ovárico

La mayoría de la veces, el quiste de ovario es benigno, por lo que no representa un riesgo para salud de la mujer. Generalmente se desarrollan por alteraciones hormonales presentes a lo largo del ciclo menstrual, embarazo, menopausia o con el uso de ciertos medicamentos hormonales, por ejemplo.

Tratamiento: en la mayoría de los casos, los quistes simples de ovario no necesitan tratamiento, desapareciendo por sí solos, sin embargo, hay situaciones en que es necesario removerlos por medio de una cirugía, como cuando son de gran tamaño y producen síntomas como dolor abdominal, sospecha de malignidad como en el caso de rotura o torcimiento, o cuando en el ultrasonido se observan características sospechosas de malignidad, como crecimiento rápido, formaciones sólidas o vasos sanguíneos, por ejemplo, pudiendo prescribirse el uso de anticonceptivos orales o analgésicos.

Hay varios tipos de quistes en los ovarios, conozca los principales tipos, cómo identificarlos y su tratamiento.

2. Quiste de Naboth

El quiste de Naboth puede desarrollarse en el cuello uterino debido a la acumulación de moco producido por las glándulas de Naboth, la cuales se obstruyen e impiden el paso del moco.

Tratamiento: a pesar de que el quiste de Naboth no sea motivo de preocupación, el ginecólogo puede indicar la realización de electrocauterización, principalmente en los casos en que no se identifiquen varios quistes de Naboth, ya que puede alterar la anatomía del útero. Conozca más sobre el quiste de Naboth y cómo se diagnostica.

3. Quiste de Baker

El quiste de baker se forma en la articulación de la rodilla y se observa como un pequeño bulto en la parte trasera de la rodilla. Se produce debido a la acumulación de líquidos en la articulación, y a pesar de que no siempre produce síntomas, puede causar rigidez en esa zona, dificultando el movimiento de la rodilla.

Tratamiento: normalmente este tipo de quiste no necesita tratamiento, sin embargo, en los casos en que hay dolor puede recomendarse fisioterapia, aspiración del líquido o cirugía, las cual está indicada cuando el quiste se rompe.

11 Tipos de quistes, síntomas y tratamiento

4. Quiste sebáceo

El quiste sebáceo es una especie de bulto que se forma debajo de la piel, formado por queratina y otros materiales derivados de la piel, también llamado sebo, de color blanco, aspecto semisólido y suave al toque. Este quiste suele formarse después de traumas en la piel o dentro de folículos pilosos, es benigno y no necesita tratamiento.

Tratamiento: el tratamiento puede indicarse cuando causa malestar, crece mucho o produzca dolor debido a una inflamación o infección, siendo recomendado en estos casos la realización de un pequeño procedimiento quirúrgico. Conozca más sobre el tratamiento del quiste sebáceo.

5. Quiste renal

El quiste simple renal normalmente es benigno y no suele producir síntomas, por lo que sólo es necesario un acompañamiento médico. Sin embargo, en caso de que el ultrasonido muestre signos de sospecha de una lesión grave, como un absceso o cáncer, el médico indicará una evaluación más profunda, por medio de tomografía, resonancia magnética y, en caso de ser necesario, una punción para el análisis de su contenido.

Tratamiento: el tratamiento para el quiste renal puede variar de acuerdo al tamaño, cantidad de quistes identificados y síntomas presentados por la persona, pudiendo indicarse el uso de medicamentos y cirugía para remover el quiste o el riñón, en caso de que haya varios quistes. Vea cuáles son los síntomas que puede producir un quiste renal.

6. Quiste pilonidal

El quiste pilonidal se caracteriza por un ser una especie de bolsa con contenido de material de glándulas sebáceas y sudoríparas, además de restos de piel y vellos, el cual se desarrolla generalmente entre la parte baja de la espalda y los glúteos, generando síntomas como dolor, hinchazón, calor y fisuras en la piel.

Tratamiento: la principal forma de tratamiento del quiste pilonidal es por medio de un procedimiento quirúrgico.

11 Tipos de quistes, síntomas y tratamiento

7. Quiste de Bartolino

El quiste de bartolino se produce por una obstrucción de la glándula de bartolini, la cual se localiza en la parte anterior de la vagina, la cual tiene como función lubricarla durante el contacto íntimo. El quiste generalmente es no produce dolor ni otros síntomas, y puede desaparecer sin necesidad de tratamiento. Conozca más sobre las causas del quiste de bartolino.

Tratamiento: la mayoría de los casos no es necesario realizar tratamiento para el quiste de Bartolino, sin embargo cuando se identifican signos de inflamación o infección del quiste, el ginecólogo puede indicar el uso de antiinflamatorios, antibióticos o incluso, cirugía.

8. Quiste sinovial

El quiste sinovial es un tumor benigno, lleno de líquido transparente el cual se forma junto a las articulaciones, principalmente en la muñeca, así como en las rodillas, tobillos o pies. A pesar de que no se conocen con exactitud las causas, puede estar asociado a traumatismo, lesiones por esfuerzo repetido o defectos en la articulación, a pesar de que no en todos los casos produce síntomas, puede haber dolor, pérdida de la fuerza y sensibilidad en la zona, además de no ser visualmente atractivo.

Tratamiento: este quiste puede desaparecer por sí solo, sin embargo, en caso de que tenga un gran tamaño, el médico puede prescribir antiinflamatorios y la realización de aspiración del líquido, en algunos casos. Conozca más sobre los síntomas del quiste sinovial y cuándo es necesario el tratamiento.

9. Quiste aracnoideo

El quiste aracnoideo es una colección de líquido cefalorraquídeo entre las membranas que recubren al cerebro, siendo en la mayoría de las veces una condición congénita, es decir, que cuando el bebé nace ya tiene esta condición, también puede presentarse por lesiones cerebrales, tumores o infecciones, como meningitis. Normalmente estos quistes son asintomáticos, sin embargo, en caso de que aumenten de tamaño pueden ocasionar daños en el cerebro, necesitando de tratamiento.

Tratamiento: el tratamiento para el quiste aracnoide se realiza por medio de cirugía cuyo tipo puede variar de acuerdo a los síntomas presentados por la persona, edad, localización y tamaño del quiste.

10. Quiste hepático

El quiste simple de hígado, en la mayoría de los casos no produce síntomas o algún otro tipo de alteración en el cuerpo. Además, no suele ser grave y no es señal de cáncer, pero es importante que se lleve un acompañamiento médico regular para que se identifique cualquier tipo de alteración en el tamaño o el surgimiento de señales de malignidad.

Tratamiento: el tratamiento para el quiste de hígado puede variar de acuerdo a la causa y al tipo, pudiendo indicarse la realización de cirugía para removerlo o, en lo casos más graves, retirar una parte del hígado o incluso hacer un trasplante de este órgano. Conozca los principales tipos de quiste en el hígado.

11 Tipos de quistes, síntomas y tratamiento

11. Quiste de mama

Los quistes de mama normalmente no producen síntomas y suelen ser benignos. A pesar de que pueden surgir a cualquier edad, los quistes de mama son más comunes en mujeres entre 40 y 50 años de edad y de contenido líquido.

Tratamiento: en la mayoría de los casos, es necesario un acompañamiento médico inicial, sin embargo, cuando hay manifestación de dolor, malestar, crecimiento o cuando se presentan otras manifestaciones sugestivas de malignidad, debe ser puncionado por el médico para un mejor análisis de su contenido. Conozca más sobre cuándo el quiste de mama puede convertirse en cáncer.

Posibles causas

El quiste puede producirse por varios factores dependiendo del tipo y lugar de desarrollo. Algunas de las causas más comunes son:

  • Infecciones;
  • Defectos en el desarrollo fetal;
  • Factores genéticos;
  • Tumores;
  • Defectos en las células;
  • Enfermedades inflamatorias;
  • Obstrucción de las glándulas;
  • Alteraciones hormonales;
  • Embarazo.

En algunos casos, los quistes también pueden desarrollarse por lesiones o traumatismos en los tejidos de la zona afectada, siendo común que surjan en la región articular, por ejemplo.

¿Los quistes pueden convertirse en cáncer?

Generalmente los quistes son nódulos benignos y pueden desaparecer incluso sin tratamiento. Sin embargo, se debe mantener una vigilancia médica, ya que en algunos casos pueden crecer demasiado o presentar características sospechosas, como ser de contenido sólido, lo cual debe investigarse para indicar el mejor tratamiento.

¿Fue útil esta información?
Más sobre este tema: