Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

¿Cómo hacer el autoexamen de mama?

Para realizar la autoexploración de mama es necesario seguir tres pasos principales que incluyen observarse frente al espejo, tocarse la mama de pie y repetir la palpación acostada.

El autoexamen de mama debe ser hecho una vez por mes, 7 días después de la menstruación o en caso que ya no menstrúe, se debe escoger una fecha fija para realizarse el examen. Aunque el examen no permita realizar el diagnóstico de cáncer, ayuda a conocer mejor el cuerpo permitiendo que la mujer se mantenga atenga a posibles alteraciones que puedan surgir en la mama. Vea cuáles son los 11 señales que pueden indicar cáncer de mama

Todas las mujeres después de los 25 años con antecedentes familiares de cáncer o que tengan más de 40 años, sin casos de cáncer en la familia, deben realizar la autoexploración de mama para prevenir y diagnosticar precozmente el cáncer de mama. Este examen también puede ser realizado por hombres, ya que también pueden sufrir de este tipo de cáncer, presentando síntomas semejantes. Conozca más sobre el cáncer de mamas en hombres.

Paso a paso para hacer el autoexamen de mamas

Para hacerlo correctamente es importante hacer la evaluación en frente al espejo, tanto de pie como acostada, siguiendo los siguientes pasos:

¿Cómo hacer el autoexamen de mama?

1. Cómo hacer la observación frente al espejo

Para hacerse la observación frente al espejo se debe quedar en frente al espejo y retirar toda la ropa y observar siguiendo el siguiente esquema:

  1. Primero, observar con los brazos abajo;
  2. Después levantar los brazos y observar las mamas;
  3. Y por último es aconsejado colocar las manos apoyadas sobre la cadera, haciendo presión para observar si existe alguna alteración en la superficie de la mama.

Durante la observación es importante evaluar el tamaño, forma y color de las mamas, así como si hay hinchazón, desigualdad, prominencias o rugosidades. En caso existan alteraciones que no estaban presentes en el examen anterior o existan diferencias entre las mamas es recomendado consultar al ginecólogo.

¿Cómo hacer el autoexamen de mama?

2. Cómo tocarse de pie 

La palpación de pie debe ser hecha durante el baño con el cuerpo mojado y las manos enjabonadas. Para esto se debe:

  1. Levantar el brazo izquierdo, colocando la mano detrás de la cabeza como muestra la imagen 4;
  2. Palpar cuidadosamente la mama izquierda con la mano derecha usando los movimientos de la imagen 5; 
  3. Repetir estos pasos para la mama del lado izquierdo.

La palpación debe ser hecha con los dedos de la mano juntos y estirados, en movimientos circulares en toda la mama y de arriba para abajo. Después de la palpación de la mama, se debe también presionar los pezones suavemente para observar si hay salida de cualquier líquido. 

3. Cómo tocarse acostada

Para tocarse acostada:

  1. Acostarse y colocar el brazo izquierdo en la nuca, como muestra en la imagen 4;
  2. Colocar una almohada o toalla debajo del hombro izquierdo para ser más cómodo; 
  3. Palpar la mama izquierda con la mano derecha, como muestra en la imagen 5.

Estos pasos deben ser repetidos en la mama derecha para terminar la evaluación de las dos mamas. Si hay alguna alteración que no estaba presente en el examen anterior es recomendado consultar al ginecólogo para que haga exámenes diagnóstico e identifique el problema.

Cuáles son las señales de alerta

El autoexamen de mama es una excelente forma de conocer la anatomía de los propios senos, ayudando a identificar rápidamente alteraciones que puedan indicar que se está desarrollando un cáncer. Sin embargo, también puede ser un método que causa mucha ansiedad, especialmente cuando se encuentra alguna alteración.

Por lo que es importante saber que la presencia de pequeños nódulos en el seno es relativamente común, especialmente en las mujeres y no indica necesariamente que se está desarrollando un cáncer. Sin embargo, si este nódulo crece con el paso del tiempo o si se acompaña de otros síntomas puede indicar malignidad y, por esto, debe ser investigado por un médico. Los síntomas a los que se debe estar atento son: 

  • Alteraciones en la piel del seno;
  • Aumento de una de las mamas;
  • Enrojecimiento o alteraciones en el color del seno.

Mientras que en la mujer, la mamografía es la mejor forma de identificar una posible alteración maligna, en el hombre el mejor examen es el de la palpación. Sin embargo, si el hombre identifica alguna alteración debe acudir al médico para que realiza una evaluación física y pida otros exámenes de estudio, en caso de ser necesario. Vea más sobre la mamografía aquí.

¿Te gustó lo que leíste?   
 /  No

Si tienes alguna duda o encontraste algún error escríbenos a continuación para que podamos mejorar el texto.

Enviar Carregando elementos na página
Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...
Fechar