¿Qué puede cortar el efecto de las pastillas anticonceptivas?

Tomar antibióticos como rifampicina o rifapentina, tener enfermedad intestinal como enfermedad de Crohn, vomitar o tener diarrea después de tomar la pastilla o tomar ciertos tés puede cortar el efecto de la pastilla anticonceptiva o disminuir su eficacia, aumentando el riesgo de un embarazo no deseado.

Algunas señales que pueden indicar que hay una disminución en la eficacia de la pastilla anticonceptiva incluyen alteraciones como ausencia de menstruación o pequeños sangrados fuera del período menstrual, siendo este uno de los más claros de que la mujer no está teniendo la cantidad de hormonas que necesita en el torrente sanguíneo de forma constante, por lo que debe comunicarse al ginecólogo para que que indique un método anticonceptivo adicional o realice el cambio por un implante hormonal o DIU, por ejemplo.

Además, es importante consultar al ginecólogo, antes de iniciar el uso de anticonceptivos para que se realice una evaluación de salud y la indicación del mejor método anticonceptivo para cada mujer, así como la forma correcta de uso.

¿Qué puede cortar el efecto de las pastillas anticonceptivas?

1. Tomar medicamentos

Algunos medicamentos pueden interferir en la eficacia de los anticonceptivos orales porque disminuyen su absorción o alteran el metabolismo de la pastilla, lo que puede llevar a una disminución de la cantidad de hormonas de la pastilla en el cuerpo, reduciendo o cortando su efecto e incluyen:

  • Antibióticos como rifampicina, rifapentina y rifabutina, utilizados para tratar la tuberculosis, lepra y meningitis bacteriana;
  • Antifúngicos como la griseofulvina o ketoconazol utilizados para tratar micosis en la piel;
  • Anticonvulsivantes como fenobarbital, carbamazepina, oxcarbazepina, fenitoína, primidona, topiramato o felbamato, usados para disminuir o eliminar crisis convulsivas;
  • Antirretrovirales como lopinavir, ritonavir, darunavir, efavirenz o nevirapina utilizados para el tratamiento de la infección por VIH.

Por eso es importante conversar con el médico responsable del tratamiento para evitar interacciones que interfieran con el uso de los anticonceptivos. Además, cuando el tratamiento con otros medicamentos es necesario, por un corto período de tiempo, como los antibiótico o antifúngicos, o se presentan vómitos o diarrea después del uso de cualquier antibiótico, se debe utilizar condón durante el tratamiento y hasta 7 días después de la última dosis del medicamento.

En el caso de los anticonvulsivos o antirretrovirales, que son tratamientos de larga duración, se debe informar al médico para que oriente el uso de métodos anticonceptivos adicionales, además del condón. Vea otros medicamentos que pueden disminuir el efecto de las pastillas anticonceptivas.

2. Tener vómitos o diarrea

Tener un episodio de vómito o diarrea hasta 4 horas después de haber tomado el anticonceptivo puede hacer que no haya tenido tiempo de ser absorbido por el organismo, perdiendo totalmente su efecto o disminuyendo su eficacia.

Por lo que si se ha producido vómito o diarrea en este período, se recomienda tomar la siguiente píldora para garantizar la dosis diaria necesaria para protegerse de un embarazo no deseado. Sin embargo, en caso de diarrea crónica o cuando no es posible controlar las heces líquidas durante más de 4 horas, se debe optar por otro método anticonceptivo como el condón, el implante o el DIU, por ejemplo.

3. Enfermedades o alteraciones en el Intestino

Las mujeres que sufren de alguna enfermedad inflamatoria intestinal como la enfermedad de Crohn, o tiene una ileostomía o se ha realizado un bypass yeyunoileal tienen más riesgo de quedar embarazada, debido a que estas situaciones pueden impedir que el intestino delgado absorba correctamente las hormonas presentes en la píldora, disminuyendo así su eficacia en la protección contra un embarazo.

En este caso, se recomienda que la mujer utilice otro método anticonceptivo como condón, implante o DIU para protegerse de un embarazo no deseado.

4. Olvidar tomarse la pastilla anticonceptiva

Olvidarse de tomar la pastilla anticonceptiva causa una variación en los niveles de hormonas en el cuerpo, lo que aumenta el riesgo de ovular, por lo que olvidar la píldora disminuye la eficacia del anticonceptivo, aumentando el riesgo de embarazo.

Si el olvido fue de 1 día, en la primera semana del blíster, hay un mayor riesgo de embarazo porque la ovulación puede suceder más temprano y los espermatozoides pueden sobrevivir en el canal vaginal hasta 5 a 7 días después del contacto íntimo. En este caso, se debe tomar en cuanto recuerde y después tomar la siguiente pastilla en el horario habitual y utilizar otro método anticonceptivo adicional, como el condón, por ejemplo, durante los siguientes 7 días.

Además, olvidarse de tomar la pastilla varias veces durante el mes, no permite un efecto anticonceptivo eficaz y el riesgo de embarazo aumenta mucho. En este caso, se debe utilizar condón durante toda la toma del blíster hasta que se inicie uno nuevo y hablar con el ginecólogo para intentar utilizar otro método que no requiera tomarse todos los días, como la inyección anticonceptiva, parche hormonal o el DIU, poro ejemplo. Vea qué hacer si olvidaste tomarte la píldora.

5. Consumir tés diuréticos en exceso

Tomar grandes dosis de tés diuréticos inmediatamente después de haber ingerido la píldora puede disminuir su eficacia, debido a que el cuerpo puede que no tenga el tiempo suficiente para absorber el medicamento, que puede ser eliminado del organismo a través de la orina. Por esto no se recomienda consumir más de 5 tazas de tés como el de cola de caballo el de agua de jamaica (hibisco) momentos antes o después de ingerir la pastilla anticonceptiva.

Además de esto, el té de hipérico o de hierba de San Juan, utilizado para combatir la depresión y la ansiedad, también pueden interferir con la eficacia de la píldora. Si está realizando un tratamiento con esta planta medicinal debe optar por otro método anticonceptivo.

6. Obesidad o sobrepeso

Algunos estudios indican que la obesidad o sobrepeso pueden interferir en la forma en cómo la pastilla anticonceptiva es metabolizada en el cuerpo, pudiendo tener una reducción en su eficacia. Además, la eficacia de la pastilla del día siguiente y del parche hormonal también es menor en mujeres que padecen de obesidad o sobrepeso.

Lo ideal es consultar al ginecólogo para utilizar un método anticonceptivo seguro como el DIU, por ejemplo, para evitar un embarazo no deseado.

¿Fue útil esta información?

Bibliografía

  • DEROSSI, Scott S.; HERSH, Elliot V. Antibiotics and oral contraceptives. Dent Clin North Am. 46. 4; 653-64, 2002
  • BERRY-BIBEE, Erin N.; et al. Co-administration of St. John's wort and hormonal contraceptives: a systematic review. Contraception. 94. 6; 668-677, 2016
  • NANDA, Kavita; et al. Drug interactions between hormonal contraceptives and antiretrovirals. AIDS. 31. 7; 917-952, 2017
  • MUNCH, G Munch; GODART, N. Guidelines for the prescription of mood stabilizers for adolescents: A literature review. Encephale. 43. 5; 464-470, 2017
  • ROBINSON, Jennifer A.; BURKE, Anne E. Obesity and hormonal contraceptive efficacy. Womens Health (Lond Engl). 9. 5; 453–466, 2013
  • GAWRON, Lori; KANE, Sunanda . Oral Contraceptive Use and Crohn's Disease Complications. Gastroenterology. 15. 5; 1038-1039, 2016
  • BARNES, J.; et al. St John's wort (Hypericum perforatum L.): a review of its chemistry, pharmacology and clinical properties. J Pharm Pharmacol. 53. 5; 583-600, 2001
  • BACIEWICZ, Anne M.; et al. Update on rifampin, rifabutin, and rifapentine drug interactions. Curr Med Res Opin. 29. 1; 1-12, 2012
Más sobre este tema: