Cirugía para piedras en los riñones: tipos, recuperación y riesgos

La cirugía para las piedras en los riñones se realiza cuando los cálculos renales tienen más de 6 mm o cuando la ingestión de medicamentos no es suficiente para eliminarlos a través de la orina. De esta forma, el tipo de cirugía a llevar a cabo va a depender del tamaño y la localización de las piedras, pudiendo ser realizada con láser, ondas de choque o video. 

Normalmente, la recuperación del procedimiento quirúrgico demora unos 3 días, sin embargo, en los casos donde los cálculos poseen más de 2 cm, es necesario realizar un corte para llegar al riñón, pudiendo demorar 1 semana para que el individuo pueda volver a trabajar.

Después de la intervención quirúrgica, el paciente debe mantener una dieta saludable y equilibrada e ingerir por lo menos 2 litros de agua al día para evitar el surgimiento de nuevas piedras en los riñones.

Conozca los cuidados generales después de una cirugía. 

Tipos de cirugía y recuperación

El tipo de cirugía para los cálculos renales depende del tamaño y localización de la piedra, existencia de una infección asociada y los síntomas presentados. Los tratamiento más utilizados incluyen:

1. Cirugía con láser

Cirugía para piedras en los riñones: tipos, recuperación y riesgos

La cirugía con láser para los cálculos renales, también conocida como litotricia láser, es utilizada para eliminar piedras de menos de 15 mm a través de la introducción de un pequeño tubo desde la uretra hasta el riñón del paciente, donde, después de encontrar la piedra, se utiliza un láser para romper el cálculo en pequeños pedazos que pueden ser eliminados en la orina.

Recuperación de la cirugía: durante la cirugía con láser se utiliza anestesia general, por lo que es necesario permanecer internado, por lo menos 1 día hasta recuperarse de los efectos de la anestesia. Este tipo de cirugía no deja ningún tipo de marca o cicatriz y permite que la persona pueda volver a realizar sus actividades normales en menos de 1 semana después de la intervención quirúrgica.

2. Cirugía con ondas de choque

Cirugía para piedras en los riñones: tipos, recuperación y riesgos

La cirugía para los cálculos renales con ondas de choque, también llamada litotricia extracorpórea por ondas de choque, es utilizada en el caso de cálculos renales con tamaño entre 6 y 15 mm. Es realizada con un aparato que produce ondas de choque dirigidas a los cálculos para desintegrarlos en pequeños pedazos que pueden ser eliminados en la orina.

Recuperación de la cirugía: generalmente, la cirugía con ondas de choque no se realiza bajo anestesia, por lo que el paciente puede regresar a casa el mismo día de la intervención. Sin embargo, algunas personas puede presentar un episodio de fiebre después de la cirugía, por lo que se recomienda permanecer en reposo en casa 3 días hasta que se eliminen los restos de cálculos por la orina. 

3. Cirugía para cálculos renales con video

Cirugía para piedras en los riñones: tipos, recuperación y riesgos

La cirugía para las piedras en los riñones con video, conocida científicamente como litotricia percutánea, se utiliza en los casos en que las piedras miden más de 2 cm o cuando el riñón tiene alguna anormalidad anatómica. Se realiza a través de un pequeño corte en la región lumbar, en la cual se inserta una aguja hasta el riñón para permitir la entrada de un aparato especial, llamado nefroscopio, que remueve el cálculo renal.

Recuperación de la cirugía: normalmente, este tipo de cirugía se realiza con anestesia general, por lo que el paciente regresa a casa de 1 a 2 días después de la cirugía. Durante la recuperación en casa, la cual tarda alrededor de 1 semana, se recomienda evitar actividades de impacto, como correr o levantar objetos pesados, y realizar el tratamiento del corte de la cirugía cada 3 días o de acuerdo a lo señalado por el médico.

Riesgos de la cirugía de cálculos renales

Los principales riesgos de la cirugía para cálculos renales incluyen lesión en el riñón e infecciones. Por lo que primera semana después de la cirugía es importante estar atento a algunos síntomas como:

  • Cólicos renales;
  • Sangrado en la orina;
  • Fiebre por arriba de 38ºC
  • Dolor intenso;
  • Dificultad para orinar

Cuando el paciente presenta estos síntomas debe acudir inmediatamente al servicio de urgencias o al hospital donde se realizó la cirugía para que le sean realizados exámenes de diagnóstico, como ultrasonido o tomografía computarizada e iniciar el tratamiento adecuado, evitando que la situación se agrave.

Vea cómo identificar los síntomas de piedras en los riñones.

¿Fue útil esta información?
Más sobre este tema: