Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Oximetría- qué es y cómo se mide

La oximetría es el examen capaz de medir la saturación de oxígeno de la sangre, que es el porcentaje de oxígeno que se está siendo transportado en la circulación sanguínea. Esta medida se necesaria cuando se sospecha de enfermedades que perjudican o interfieren con el funcionamiento de los pulmones como por ejemplo asma, enfisema, neumonía, cáncer de pulmón, congestión pulmonar o enfermedades neurológicas.

Generalmente, cuando la oximetría da como resultado una saturación de oxígeno por encima de 90% indica que hay una buena oxigenación de la sangre, sin embargo, es necesario que el médico evalúe cada caso individualmente. Una saturación de oxígeno en la sangre baja puede indicar la necesidad de realizar tratamientos como catéter o máscaras de oxígeno, y en caso que no se realice el tratamiento indicado puede ser un riesgo para la vida del individuo.

Existen varias formas de medir la saturación de oxígeno y estas son:

1. Oximetría de pulso (Medida no invasiva)

Oximetría- qué es y cómo se mide
Oximetría- qué es y cómo se mide

Es la forma de medir la cantidad de oxígeno en la sangre con el uso de pequeños dispositivos, llamados oxímetros de pulso, que logran hacer esta medición sólo con el contacto del pulso, cuando se colocan sobre un dedo o en el lóbulo de la oreja.

La principal ventaja de esta medida es el hecho de que no es invasiva, ya que no es necesario inyectar o recoger una muestra de sangre del paciente. Además de la oximetría, este aparato también es capaz de medir otros datos vitales como la cantidad de latidos cardíacos y la frecuencia respiratoria.
 

  • Cómo funciona: posee un sensor de luz que capta la cantidad de oxígeno en la sangre de las arterias y la frecuencia de los latidos del corazón sólo con el contacto con la piel. Estos sensores hacen medidas inmediatas y regulares, y se desarrollan para uso en los dedos de la mano, del pie u oído.

La oximetría de pulso es muy utilizada por los médicos y otros profesionales de la salud durante la evaluación clínica, principalmente en casos de enfermedades que causan dificultad en la respiración como las enfermedades pulmonares, cardíacas y neurológicas, o durante una anestesia.

El oxímetro puede ser comprado en tiendas de materiales médicos u hospitalarios, y está disponible en diferentes marcas y precios. Se recomienda obtener marcas confiables para evitar errores en la medición.

2. Gasometría arterial (Medida invasiva)

Oximetría- qué es y cómo se mide
Oximetría- qué es y cómo se mide

La gasometría arterial es una forma invasiva de medir la tasa de oxígeno en la sangre, puya que se realiza a través de la recolección de sangre en una jeringa, y para ello es necesario inyectar una aguja para acceder al vaso sanguíneo que lleva la sangre arterial.

La ventaja de la gasometría arterial es una medida más exacta de los niveles de saturación de oxígeno en la sangre, además de que proporciona otras medidas importantes, como la cantidad de gas carbónico, electrólitos como sodio y potasio, pH o cantidad de ácidos y bicarbonato en la sangre, por ejemplo.

  • Cómo funciona: para la gasometría arterial es necesario realizar una recolección de una muestra de sangre en una jeringa y, a continuación, esta muestra se lleva a medir en un aparato específico. Los vasos sanguíneos más utilizados para este tipo de medida son la arteria radial o femoral, pero también pueden ser utilizadas otras arterias.

Este tipo de medición suele ser utilizada ne los csos en que el paciente necesita se monitorizado continuamente o de forma más exacta, como lo es en la realización de grandes cirugías, enfermedades cardíacas graves, arritmias, infección generalizada, alteraciones súbitas la presión arterial o en casos de insuficiencia respiratoria. 

Valores normales

Una persona sana, con oxigenación adecuada del cuerpo, suele tener una saturación de oxígeno por encima del 95%. Cuando la saturación alcanza valores menores que el 90% puede indicar que la oxigenación de la sangre es deficiente, lo que puede surgir en enfermedades como asma, neumonía, enfisema, insuficiencia cardíaca o enfermedades neurológicas, por ejemplo.

En la gasometría arterial, además de medir la saturación de oxígeno, también se evalúa la presión parcial de oxígeno (Po2), que debe estar entre 80 y 100 mmHg.

Sin embargo, siempre es necesaria la evaluación del médico o del profesional de la salud, ya que otros datos clínicos necesitan ser evaluados para llegar a la conclusión sobre la causa y cómo debe ser tratado.

Cuidados durante la oximetría

Es muy importante que los aparatos que realicen esta medición sean calibrados regularmente, para evitar resultados alterados. Además de esto, durante el uso del oxímetro de pulso se deben tener algunos cuidados para evitar que el examen salga alterado, estos son:

  • Evitar el uso de esmalte o uñas postizas, ya que alteran el paso del sensor de luz;
  • Proteger el aparato en caso de estar en un ambiente muy iluminado o soleado;
  • Observar si el aparato está bien posicionado;

Además de esto, el médico deberá investigar todas las enfermedades comoa nemia o deficiencias de la circulación sanguínea, que pueden interferir en la medición del oxígeno que se encuentra en la sangre. 

Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...