Neurosífilis: qué es, síntomas y tratamiento

La neurosífilis es una complicación de la sífilis, la cual surge cuando la bacteria Treponema pallidum invade el sistema nervioso, atacando el cerebro, las meninges y la médula espinal. Esta complicación normalmente aparece luego de muchos años de vivir con la bacteria sin el tratamiento adecuado, lo que genera el surgimiento de signos y síntomas como fallas de la memoria, depresión, parálisis y convulsiones.

Para tratar la neurosífilis, el médico indica medicamentos antibióticos como la penicilina cristalina por vía intravenosa, durante un período de 10 a 14 días. Luego de algunos meses de tratamiento será necesario realizar un seguimiento de los niveles de infección mediante una punción lumbar para obtener líquido cefalorraquídeo, con la finalidad de evaluar si el tratamiento fue efectivo.

La sífilis es una enfermedad infecciosa crónica adquirida principalmente por el contacto sexual, y puede evolucionar de diferentes formas a lo largo de distintas etapas, incluyendo la formación de úlceras genitales, manchas en la piel o fiebre, por ejemplo; por otra parte, las alteraciones graves, como problemas cardíacos o neurológicos, ocurren en fases más avanzadas de la enfermedad. Conozca más sobre la sífilis.

 Neurosífilis: qué es, síntomas y tratamiento

Principales síntomas

Los primeros signos y síntomas de neurosífilis suelen surgir entre 5 a 20 años luego de la infección por Treponema pallidum únicamente cuando la persona infectada no recibió el tratamiento adecuado en este período. Algunos de los principales signos y síntomas incluyen:

  • Trastornos de la visión y ceguera;
  • Fallos de memoria y demencia;
  • Alteraciones en la marcha;
  • Depresión;
  • Irritabilidad;
  • Convulsiones;
  • Rigidez de la nuca;
  • Temblores;
  • Entumecimiento de las piernas y los pies;
  • Trastornos de la personalidad;
  • Alteración de los reflejos nerviosos.

Como los signos y síntomas de la neurosífilis son muy variados, esta enfermedad puede ser confundida con diversas afecciones neurológicas, como Alzheimer, esclerosis múltiple, meningitis, tumor cerebral, enfermedad de Parkinson, ACV (accidente cerebrovascular) o enfermedades psiquiátricas, como esquizofrenia y depresión.

Cómo confirmarla

El diagnóstico de la neurosífilis es realizado mediante una punción lumbar que permite el análisis del líquido cefalorraquídeo, el cual demuestra alteraciones sugestivas de la enfermedad.

Las pruebas de imagen, como tomografía computarizada, resonancia magnética y angiografía cerebral, son indicadas para evaluar las alteraciones cerebrales y el progreso de la enfermedad. Por otra parte, los análisis de sangre, como FTA-ABS y VDRL, son pruebas serológicas que ayudan a identificar anticuerpos relacionados con la sífilis. Conozca cómo interpretar el resultado de la prueba VDRL.

Cómo se realiza el tratamiento

El tratamiento de la neurosífilis debe llevarse a cabo en el hospital y consiste en inyecciones diarias por vía intravenosa de antibióticos como penicilina G cristalina o ceftriaxona, durante un período de 10 a 14 días.

Luego del tratamiento para la neurosífilis el médico puede solicitar análisis de sangre a los 3 y 6 meses, así como 1 vez al año durante 3 años. Asimismo, pueden ser realizadas punciones lumbares cada 6 meses para confirmar la curación de la infección. Conozca cómo se realiza el tratamiento de la sífilis en las diferentes etapas.

 Neurosífilis: qué es, síntomas y tratamiento

Posibles complicaciones

Pese a que la mayoría de los síntomas de la neurosífilis son reversibles, cuando el tratamiento no es realizado de forma adecuada, la enfermedad puede provocar alteraciones graves en el sistema nervioso central, dando como resultado las siguientes secuelas:

  • Parálisis de regiones del cuerpo;
  • Pérdida de visión;
  • Demencia y alteraciones persistentes de la memoria o del comportamiento;
  • Sordera;
  • Impotencia sexual;
  • Psicosis y otras alteraciones psiquiátricas;
  • Trastornos del movimiento;
  • Incontinencia urinaria;
  • Dolores constantes.

Las complicaciones de la neurosífilis dependen de cómo la enfermedad evoluciona en cada persona, del tiempo de infección y del tiempo de espera hasta el inicio del tratamiento.

Cómo se previene la neurosífilis

La neurosífilis es una infección que puede traer consecuencias graves para la salud, por lo que debe ser prevenida mediante el tratamiento adecuado. Así, los pacientes con sífilis deben seguir las indicaciones del médico para evitar que la infección pueda llegar al sistema nervioso, principalmente en los casos de pacientes con el sistema inmunitario alterado.

Por otra parte, la prevención de la sífilis es llevada a cabo a través del uso del preservativo durante las relaciones sexuales y de cuidados para evitar el contagio por medio de sangre y secreciones, no intercambiando materiales que puedan estar contaminados, como jeringas y agujas, además de hacer un seguimiento prenatal adecuado, en el caso de las mujeres embarazadas. Conozca más sobre cómo se contagia la sífilis.

¿Fue útil esta información?

Bibliografía

  • BARROS, Ana Margarida et al. Neurossífilis: Revisão Clínica e Laboratorial. Arquivos de Medicina. Vol 19. 3 ed; 121-129, 2005
  • MINISTÉRIO DA SAÚDE. Sífilis: o que é, causas, sintomas, tratamento, diagnóstico e prevenção. Disponível em: <http://www.saude.gov.br/saude-de-a-z/sifilis-2>. Acceso en 03 Jun 2019
Más sobre este tema: