Medicamentos prohibidos antes de una cirugía

Para que una cirugía proceda con menos riesgos y la recuperación sea más rápida, es importante seguir las indicaciones del médico en relación a la continuidad de determinados tratamientos, puesto que, en algunos casos, es necesario suspender el uso de ciertos medicamentos, principalmente, los que facilitan el riesgo de hemorragia u ocasionan algún tipo de descompensación hormonal, como es el caso del ácido acetilsalicílico, clopidogrel, anticoagulantes, antiinflamatorios no esteroideos o algunos medicamentos para la diabetes, por ejemplo.

Muchos medicamentos también deben ser evaluados en cada caso, como los anticonceptivos y antidepresivos, que son suspendidos en personas que tienen mayor riesgo de tener alguna reacción. Por otra parte, otros medicamentos, como los antihipertensivos, antibióticos y corticoides de uso crónico, necesitan ser mantenidos y tomados incluso el mismo día de la cirugía, puesto que su interrupción puede provocar picos hipertensivos o una descompensación hormonal durante la cirugía.

De esta forma, es importante que antes de la cirugía sea realizada una lista de los medicamentos que la persona esta tomando para entregarla al médico, debiéndose también incluir los homeopáticos u otros que no parezcan tan importantes, y así evitar cualquier riesgo al momento del procedimiento quirúrgico.

Medicamentos prohibidos antes de una cirugía

Asimismo, otros cuidados deben ser tenidos en cuenta, como dejar de fumar, evitar bebidas alcohólicas y mantener una alimentación equilibrada, principalmente en los días que anteceden a la cirugía y a lo largo del postoperatorio. Conozca más detalles sobre los cuidados que se deben tener antes y después de la cirugía.

1. Antiagregantes plaquetarios

Los medicamentos antiagregantes plaquetarios, como el ácido acetilsalicílico, clopidogrel, ticagrelor, cilostazol y la ticlopidina, conocidos popularmente como medicamentos para "diluir" la sangre, no deben ser utilizados antes de la cirugía y deben ser suspendidos 7 a 10 días antes, o de acuerdo a la indicación del médico. Los antiagregantes plaquetarios que tienen una acción reversible podrán ser suspendidos conforme a su vida media, lo que implica suspender el medicamento alrededor de 72 horas antes de la cirugía.

2. Anticoagulantes

Personas que usan anticoagulantes del tipo cumarínico, como Marevan o Coumadin, sólo pueden pasar por una cirugía luego de su suspensión, siendo necesario que los niveles de coagulación evaluados por el examen INR estén dentro de los rangos de normalidad.

Por otra parte, las personas que usan nuevos anticoagulantes, como rivaroxabán, apixabán y dabigatrán, puede que no sea necesario que suspendan la medicación para cirugías menores, como las dermatológicas, dentales, endoscopias y cirugía de cataratas. Sin embargo, en el caso de cirugías más complejas, estos medicamentos pueden ser suspendidos entre 3 a 4 días, o entre las últimas 3 a 6 dosis, de acuerdo a la complejidad de la cirugía y las condiciones de salud de la persona.

Después de suspender los anticoagulantes, el médico podrá indicar el uso de heparina inyectable para que en el período que la persona esté sin medicamento no se aumente el riesgo de complicaciones, como trombosis y ACV, por ejemplo. Conozca cuáles son las principales indicaciones de la heparina y cómo usar.

3. Antiinflamatorios no esteroideos

Los antiinflamatorios no esteroideos de corta duración, como el ibuprofeno o diclofenaco, pueden mantenerse hasta 1 antes de la cirugía. Los antiinflamatorios no esteroideos de larga duración, como el Celecoxib o Naproxeno, deben interrumpirse de 48 a 96 horas antes de la intervención quirúrgica. En el caso del Piroxicam, este debe suspenderse hasta 10 días antes de la cirugía.

4. Terapias hormonales

Los anticonceptivos no necesitan suspenderse antes de cirugías pequeñas ni en mujeres que tienen bajo riesgo de desarrollar algún tipo de trombosis.

Sin embargo, las mujeres con riesgo aumentado de trombosis, como las que tienen antecedentes personales o familiares de trombosis, o que se realizarán una cirugía de alto riesgo para tromboembolismo, pueden suspender el tratamiento hormonal hasta 6 semanas antes, además de realizarse una prueba de embarazo antes de la cirugía. Es importante que el médico recomiende el uso de otro método anticonceptivo no hormonal y recordar que el tratamiento con hormonas solo debe retomarse después de 15 posteriores a la cirugía.

La terapia de reemplazo hormonal puede mantenerse en caso de pequeñas cirugías, siempre que haya soporte médico adecuado. En cirugías de mediano y alto riesgo, el médico puede recomendar suspenderla hasta 4 semanas antes. En caso de estar bajo tratamiento con raloxifeno, hay estudios que indican que puede suspenderse 7 días antes de la cirugía y, en el caso de tamoxifeno, debe consultarse al oncólogo para evaluar su continuidad o suspensión antes del procedimiento quirúrgico.

Medicamentos prohibidos antes de una cirugía

5. Medicamentos para la diabetes

Los medicamentos orales para la diabetes deben ser suspendidos el día de la cirugía o durante la hospitalización, aconsejándose el uso de insulina durante el procedimiento quirúrgico y la estadía en el hospital. En el caso de la metformina, esta debe interrumpirse hasta 48 horas antes, ya que puede causar una complicación grave llamada acidosis láctica, que puede poner en riesgo la vida del paciente.

En los casos en que la persona use insulina, se debe continuar su uso, excepto las insulinas de larga duración, como glargina y NPH, en las que el médico podrá reducir su dosis para disminuir el riesgo de hipoglucemia durante la cirugía.

6. Medicamentos para el colesterol

Los medicamentos para el colesterol como fibratos, colestiramina y colestipol deben suspenderse 1 día antes de la cirugía, mientras que las estatinas como sinvastatina, pravastatina o atorvastatina pueden mantenerse durante todo el procedimiento y hospitalización, ya que evitan la formación de coágulos y poseen mecanismos que también reducen la inflamación.

7. Medicamentos para enfermedades reumáticas

Los medicamentos como el alopurinol o colchicina, indicados para enfermedades como gota, por ejemplo, deben ser suspendidos en la mañana del día de la cirugía.

En el caso de padecer artritis, algunos estudios indican que la suspensión de los medicamentos debe realizarse por un tiempo de 2 vidas medias de los fármacos antes de la cirugía, es decir, en caso del infliximab, 18 días; etanercepte, 6-11 días; y la anakinra, 12 horas antes, sin embargo, la interrupción debe ser siempre orientada por el reumatólogo y anestesiólogo. En el caso del metotrexato, este puede ser interrumpido hasta 1 semana antes de la cirugía.

8. Medicamentos de uso psiquiátrico

Los medicamentos de uso psiquiátrico, como en el caso de los antidepresivos tricíclicos, como por ejemplo la amitriptilina, pueden mantenerse hasta el día de la cirugía, sin embargo es importante evaluar los casos en que se utilizan altas dosis. Los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina, como fluoxetina, sertralina, citalopram y sertralina deben mantenerse en todo momento.

Los pacientes tratados con litio pueden requerir suspensión de este medicamento durante las 24 horas antes de la cirugía, pero en muchos casos, el tratamiento se mantiene siempre que haya supervisión de un médico y que se realicen los exámenes de sangre regulares.

9. Diuréticos

Los diuréticos deben ser suspendidos siempre que la cirugía implique riesgo o cuando se espere una pérdida de sangre, ya que estos medicamentos pueden afectar el volumen de sangre. Por ello, se recomienda evitar el uso de cualquier diurético 1 día antes de la cirugía, a menos que exista un diagnóstico previo de insuficiencia cardíaca.

Además, bebidas y suplementos ricos en cafeína, como café, té verde y té negro, también deben evitarse en la semana anterior de la cirugía.

10. Fitoterapéuticos

Los fitoterapéuticos son considerados por la población en general más seguros en relación a los medicamentos alopáticos, sin embargo, son medicamentos que también pueden causar efectos colaterales, además de que muchos carecen de una comprobación científica, pudiendo interferir gravemente en la cirugía; por esta razón, siempre deben suspenderse de 2 a 3 semanas antes.

Fitoterapéuticos como Ginkgo biloba, Ginseng, Árnica, Valeriana, Kava Kava, Hipérico (hierba de San Juan) o té de ajo, por ejemplo; pueden causar efectos secundarios durante la cirugía, como aumentar el riesgo de hemorragia, problemas cardiovasculares o incluso aumentar el efecto sedante de los anestésicos.

Es importante que antes de cualquier cirugía se informe al médico sobre el uso de cualquier planta medicina, remedio casero o medicamento homeopático, ya que pueden causar interacciones graves que pongan en riesgo la vida.

Medicamentos prohibidos antes de una cirugía

Después del procedimiento quirúrgico, el tratamiento podrá ser retomado de acuerdo con la indicaciones del médico, dependiendo de la recuperación y de la disminución de los riesgos de efectos secundarios. Conozca también cuáles son los principales cuidados a tener en cuenta para recuperarse rápidamente de la cirugía.

Medicamentos que pueden mantenerse

Los medicamentos que deben ser mantenidos incluso en el día de la cirugía y durante el ayuno son:

  • Antihipertensivos y antiarrítmicos, amiodarona o digoxina, por ejemplo;
  • Medicamentos de rescate para asma, como salbutamol, por ejemplo;
  • Tratamiento de enfermedades de la tiroides, como levotiroxina, propiltiouracilo o metamizol, por ejemplo;
  • Tratamiento para la gastritis y reflujo, como omeprazol, pantoprazol, ranitidina y domperidona, por ejemplo;
  • Tratamiento para infecciones, como antibióticos, no deben ser interrumpidos;

Es importante que haya una evaluación preoperatoria hecha por un anestesiólogo y, en el caso de una enfermedad específica, por el médico tratante, como el psiquiatra, cardiólogo o reumatólogo, por ejemplo, para evaluar el riesgo-beneficio de suspender el tratamiento o sustitución parcial de este.

¿Fue útil esta información?

Bibliografía

  • LÓPEZ-ÁLVAREZ, A. et al.. Medicación crónica durante el preoperatorio: ¿suspender o no suspender?. SEMERGEN. Vol.40, n.2. 89-96, 2014
  • GARBERO, Rodrigo F.; VIEIRA, Luiz A.. Fármacos no pré-operatório. Revista do Hospital Universitário Pedro Ernesto. 28-37, 2007
Más sobre este tema: