Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Cuidados postoperatorios

Antes de una cirugía, es importante solicitar orientaciones al médico y enfermero sobre los cuidados que se deben tener durante el período del postoperatorio, así como qué cuidados tener algunos días antes de la realización de la cirugía. 

Cuando la recuperación se realiza en casa, es importante saber exactamente cómo y cuándo hacer las curaciones de la herida, en caso de que sea necesario, cómo debe ser la alimentación, el reposo y el regreso al trabajo y al ejercicio físico, pues generalmente, estos cuidados varían de acuerdo al tipo de cirugía que se realizó.

Sin embargo, existen algunos cuidados generales que deben seguirse después de una cirugía, que incluyen:

Cómo realizar los cambios de apósitos

Los apósitos protegen a la herida de la cirugía de infecciones y debe ser cambiado, de preferencia, en la clínica o en el hospital, de acuerdo con la indicación del enfermero. Sin embargo, en caso de que no sea posible, conozca cómo realizar el cambio de apósito en casa. 

El individuo debe verificar si el apósito está sucio o si la cicatriz tiene mal olor y está liberando pus, ya que estas son señales de infección de la cicatriz y, en caso de ser necesario, debe acudir de inmediato al servicio de urgencias. Además, también debe estar atento a posibles señales de inflamación como enrojecimiento, dolor e inflamación en la zona de la cicatriz. 

Apósito impermeable
Apósito impermeable

Además, si el apósito no fuera impermeable, es importante no mojarlo durante el baño, protegiéndolo del agua, ya que esta puede causar infección en la herida si entran en contacto. 

Alimentación en el postoperatorio

Lo que se debe comer en el postoperatorio son alimentos de fácil digestión, en pequeñas cantidades y con pocas fibras para disminuir el volumen de las heces para que el paciente no tenga que esforzarse al evacuar. 

La primera comida después de la cirugía debe ser líquida porque el paciente puede aún sentir náuseas debido a la anestesia. Una sopa de verduras batida en la licuadora o un jugo de frutas puede ser una buena opción.

En relación al agua, es importante beberla siempre que tenga sed porque inicialmente puede ser difícil levantarse para orinar, aunque el uso de una pañal es una buena opción. 

En el segundo día postoperatorio la alimentación ya no necesita ser líquida y se debe invertir en los alimentos cicatrizante para facilitar la recuperación. Buenos ejemplos son yogur, carnes y frutas ricas en vitamina C como la fresa.

Se debe evitar comer frituras, dulces, alimentos grasosos, condimentos, carne de puerco, para que la recuperación sea más rápida. Además, debe evitar ingerir bebidas alcohólicas y fumar. 

En algunas cirugías, el médico puede recomendar que el individuo tenga una dieta específica durante la recuperación o incluso durante toda la vida, en estos casos es fundamental consultar a un nutricionista. En algunos casos, se recomienda la dieta líquida o pastosa. 

Reposo en el postoperatorio

Generalmente, después de una cirugía, se recomienda el reposo para evitar que los puntos de la cicatriza se salgan y la cicatriz se abra, por lo que el médico indicará el tiempo que deberá tener de reposo el paciente, de acuerdo con el tipo de cirugía realizado.

Durante este tiempo, el paciente no deberá realizar esfuerzos, levantar peso, conducir, tener relaciones sexuales o hacer ejercicio físico hasta recibir el alta médica. Sin embargo, en caso de tener que estar más de 3 días de reposo en la cama, debe realizar ejercicios respiratorios para prevenir infecciones en el pulmón.

Cuidados postoperatorios

Normalmente, después de un mes de la cirugía, ya puede regresar a las actividades, como trabajar, conducir, tener relaciones sexuales y realizar ejercicios leves, como caminatas. 

Ejercicios más intensos, como jugar fútbol, andar en bicicleta, nadar, levantar pesas u otros ejercicios de gimnasio, generalmente, pueden retomarse 3 meses después de la cirugía, por lo que el médico es quien debe valorar e indicar cuándo regresar a las actividades. 

Cómo aliviar el dolor después de la cirugía

Después de una cirugía, cuando el individuo tiene el alta hospitalaria, el médico suele prescribir analgésicos para e dolor como Paracetamol, por lo que, en caso de dolor que no cede con medicamentos, y también en caso de fiebre por arriba de 38º C, diarrea, malestar o falta de aire, el individuo debe comunicar los síntomas al médico o acudir al servicio de urgencias. 

Generalmente, antes de que el paciente tenga el alta, el médico agenda una consulta para 2 semanas a 1 mes después de la cirugía, con el fin de observar al paciente y evaluar el postoperatorio, siendo muy importante no faltar a esta consulta.

Para evitar la formación de coágulos en la sangre conozca cómo evitar la trombosis después de una cirugía.

¿Te gustó lo que leíste?   
 /  No

Si tiene alguna duda o encontró algún error, escríbenos a continuación para que podamos mejorar el texto. No le responderemos directamente. Si quiere una respuesta haga clic en Contacto.

Enviar Carregando elementos na página
Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...
Fechar

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje