10 mascarillas para el cabello y cómo prepararlas

Las mascarillas caseras para hidratar el cabello ayudan a retener la humedad en las hebras, dejando el cabello más suave, además de promover la limpieza de los poros y la eliminación de células muertas del cuero cabelludo. Los ingredientes utilizados para preparar las mascarillas, como la sábila, el aceite de coco, el aguacate y la miel, por ejemplo, poseen vitaminas y minerales que contribuyen a la reestructuración y renovación de las hebras, siendo indicados para todo tipo de cabellos.

Antes de utilizar la mascarilla casera, se recomienda realizar un test colocando un poco de la mezcla en el antebrazo y esperando durante 15 minutos, y en caso de que la piel se enrojezca o irrite, no se aconseja el uso de la mascarilla. 

Existen algunos cuidados que deben ser realizados para potenciar el efecto de las mascarillas hidratantes, como lavar el cabello con champú antirresiduos, evitar el agua muy caliente, desenredar el cabello suavemente con un cepillo o peine y, con el cabello todavía húmedo, aplicar la mascarilla mechón por mechón y de arriba hacia abajo, evitando pasar cerca de la raíz del cabello en la mayor parte de los casos. 

Imagem ilustrativa número 7

Algunas opciones de mascarillas caseras de hidratación para el cabello incluyen:

1. Mascarilla de aceite de coco y miel

La mascarilla de aceite de coco y miel promueve la hidratación profunda del cabello y la reparación de las hebras, pues el aceite de coco es rico en ácidos grasos que penetran en el cabello, manteniendo la humedad del mismo, dejándolo más sedoso y brillante. Por otra parte, la miel es un humectante natural que retiene la humedad en el cabello, además de suavizar y alisar las hebras. Esta mascarilla no debe ser empleada por personas alérgicas al polen, miel o propóleo.

Ingredientes

  • 1 cucharada de miel;
  • 1 cucharada de aceite de coco.

Modo de preparación

Mezclar los ingredientes en un recipiente limpio y seco. Aplicar la mascarilla en el cabello húmedo y dejar actuar de 15 a 20 minutos. Luego, lavar con champú para remover bien los residuos. El uso de esta mascarilla está indicado cada 15 días. 

2. Mascarilla de aceite de oliva y azúcar mascabado

La mascarilla de aceite de oliva y azúcar mascabado es una buena opción de hidratación casera para el cabello quebradizo, con puntas abiertas y frizz, pues el aceite devuelve la humedad a las hebras y evita la sequedad; mientras que el azúcar mascabado promueve una exfoliación del cuero cabelludo, removiendo las células muertas y la acumulación de residuos, lo que deja el cabello más suave y brillante.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de azúcar mascabado;
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra.

Modo de preparación

Mezclar los ingredientes en un recipiente limpio y seco y aplicar en el cabello, masajeando el cuero cabelludo. Dejar actuar de 15 a 20 minutos y lavar el cabello inmediatamente. Esta mascarilla puede ser utilizada 1 vez por semana. 

3. Mascarilla de aguacate 

La mascarilla de aguacate es rica en grasas, vitaminas C y E, ácido fólico y minerales como el potasio, lo cual promueve la reparación y el crecimiento de las hebras, siendo una buena opción hidratante casera para cabellos rizados, secos, maltratados o con puntas abiertas. Conozca otros beneficios del aguacate para la salud

Ingredientes

  • 1 aguacate maduro.

Modo de preparación

Retirar la cáscara del aguacate y, en un recipiente limpio y seco, triturarlo hasta obtener una pasta homogénea. Aplicar en el cabello y dejar actuar durante 30 minutos, luego lavar con champú hasta retirar todos los residuos. Esta mascarilla puede ser utilizada 1 vez por semana.

4. Mascarilla de aguacate y aceite de almendras dulces

La mascarilla de aguacate y aceite de almendras dulces es rica en ácidos grasos y en vitaminas A y E, lo cual promueve la reparación y el crecimiento de las hebras, siendo una buena opción de hidratante casero para cabellos maltratados y quebradizos. 

Ingredientes

  • 1 aguacate maduro;
  • 1 cucharada de aceite de almendras dulces.

Modo de preparación

Retirar la cáscara del aguacate y, en un recipiente limpio y seco, triturarlo, añadir el aceite de almendras y mezclar hasta obtener una pasta homogénea. Aplicar en el cabello y dejar actuar durante 30 minutos, luego lavar con champú, retirando todos los residuos. Esta mascarilla puede ser empleada 1 vez por semana. 

5. Mascarilla de banana, yogur y miel

La mascarilla de banana, yogur y miel es una buena opción de hidratación casera para cabellos con mechas o tratamientos químicos, pues es rico en aceites naturales, potasio, vitaminas y ácido láctico, los cuales aumentan la humedad, el brillo y la reparación de las hebras, aparte de eliminar el frizz, siendo también indicado para cabellos secos o con puntas abiertas. Esta mascarilla no debe ser empleada por personas alérgicas al polen, miel o propóleo. 

Ingredientes

  • 1 banana madura;
  • 1 envase de yogur natural (250 ml);
  • 3 cucharadas de miel.

Modo de preparación

Retirar la cáscara de la banana y, en un recipiente limpio y seco, machacarla con un tenedor, añadir la miel y el yogur y mezclar bien todos los ingredientes. Aplicar en el cabello y dejar actuar de 20 a 30 minutos, luego lavar el cabello, retirando todos los residuos. Esta mascarilla puede aplicarse 2 veces por semana.

6. Mascarilla de manzanilla, maicena y leche

La mascarilla de manzanilla, maicena y leche ayuda a mantener el cabello hidratado, promoviendo la humedad de las hebras, por lo que es indicada para hidratar el cabello seco de color rubio o con mechas, ayudando a aumentar el brillo y a mantener el color. 

Ingredientes

  • 2 cucharadas de flores secas de manzanilla o 2 bolsitas de té;
  • 2 cucharadas de maicena;
  • ½ vaso de leche integral.

Modo de preparación

Llevar la leche a ebullición y añadir la manzanilla. Tapar y dejar en reposo durante 10 a 15 minutos. Retirar la bolsita de manzanilla, o colar en caso de haber utilizado las flores secas. Colocar la mezcla en una olla, a fuego bajo, y agregar la maicena, mezclar bien hasta obtener una consistencia de mascarilla. Esperar a que se enfríe, aplicar en el cabello y dejar actuar durante 30 minutos. Lavar el cabello a continuación, retirando todos los residuos. Esta mascarilla puede ser empleada cada 15 días. 

7. Mascarilla de sábila y miel 

La mascarilla de sábila, también conocida como Aloe vera, y miel ayuda a hidratar las hebras, pues posee propiedades nutritivas, regeneradoras e hidratantes, y puede ser utilizada para hidratación casera en cabellos rizados o muy secos. Esta mascarilla no debe ser empleada por personas alérgicas al polen, miel o propóleo. Vea otros beneficios de la sábila para el cabello.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de miel;
  • 2 cucharadas del gel de la hoja de sábila.

Modo de preparación

Mezclar los ingredientes en un recipiente limpio y seco hasta obtener una mezcla homogénea. Aplicar en el cabello húmedo y dejar actuar por 20 minutos, luego lavar el cabello con champú. Esta mascarilla de hidratación casera puede ser utilizada 1 vez a la semana. 

8. Mascarilla de aguacate y aceite de jojoba

La mascarilla de aguacate y aceite de jojoba posee en su composición vitaminas A y E, que ayudan a hidratar profundamente las hebras, realzando el brillo del cabello y favoreciendo la regeneración de las células del cuero cabelludo, lo cual confiere fuerza al cabello y estimula su rápido crecimiento. Conozca qué hacer para que el cabello crezca rápido y bonito

Ingredientes

  • 1 cucharadita de aceite de jojoba;
  • ½ aguacate.

Modo de preparación

En un recipiente limpio y seco, mezclar el aguacate y el aceite hasta obtener una pasta homogénea. Aplicar la mascarilla en el cabello húmedo y dejar actuar por 30 minutos, luego lavar con champú para remover bien los residuos. El uso de esta mascarilla casera está indicado 1 vez a la semana. 

9. Mascarilla de aceite de coco, aguacate y aceite de argán

Esta mascarilla de hidratación casera es una excelente opción para el cabello seco y crespo, pues mejora la hidratación y la nutrición del cabello, logrando conferirle vida y brillo, además de dejarlo suave, sedoso y sin frizz

Ingredientes

  • 2 cucharadas de aceite de coco;
  • 2 cucharadas de aceite de argán;
  • ½ aguacate.

Modo de preparación

En un recipiente limpio y seco, mezclar el aguacate con el aceite de coco y el de argán hasta conseguir una textura homogénea. A continuación, aplicar la mascarilla en el cabello húmedo y dejar actuar durante 60 minutos, luego lavar con champú para remover bien los residuos. Esta mascarilla puede ser utilizada de 1 a 2 veces por semana. 

10. Mascarilla de aceite de coco y aceite de oliva

Para la hidratación profunda del cabello, principalmente de aquellos que son rizados y quebradizos, la mezcla de aceite de coco y de oliva es una excelente opción que puede utilizarse como mascarilla nocturna, pues esta ayuda no solo a hidratar el cabello, sino que también facilita el desenredo de las hebras en la mañana siguiente. 

Ingredientes

  • ¼ de taza de aceite de coco;
  • ¼ de taza de aceite de oliva.

Modo de preparación

En un recipiente limpio y seco, mezclar el aceite de coco y el de oliva y aplicar sobre el cabello seco. Dejar actuar durante toda la noche. En la mañana siguiente, lavar bien el cabello con champú y acondicionador, con el objetivo de remover todo el aceite. Cabe destacar que es posible llevar a cabo esta hidratación nocturna utilizando los aceites por separado, aplicando solo aceite de oliva o aceite de coco.