Manchas amarillas en la piel: 8 causas y qué hacer

Actualizado en febrero 2024

Las manchas amarillas en la piel pueden ser causadas por el consumo excesivo de alimentos con betacaroteno, envejecimiento natural, golpes, diabetes o problemas en el hígado o en la vesícula, y pueden afectar la palma de las manos, la planta de los pies o cualquier otra parte del cuerpo.

Sin embargo, dependiendo de su causa, las manchas amarillas pueden estar diseminadas por todo el cuerpo, tornando amarilla toda la piel, además de los ojos, y provocando otros síntomas como náuseas, fiebre o dolor abdominal. Vea otras causas de piel amarilla.

Es importante consultar al médico general siempre que surjan manchas amarillas en la piel, que no estén relacionadas con el envejecimiento o con golpes, con el objetivo de que sea realizado el diagnóstico e indicado el tratamiento más adecuado.

Imagem ilustrativa número 1

Principales causas

Las principales causas de manchas amarillas en la piel incluyen:

1. Consumo excesivo de alimentos con betacaroteno

El consumo excesivo de alimentos ricos en betacaroteno, como zanahoria, batata o calabaza, puede causar manchas amarillas o anaranjadas en la piel, conocidas como carotenodermia.

Estas manchas son más comunes en la palma de las manos o la planta de los pies, y son causadas por el aumento del nivel de betacarotenos en el torrente sanguíneo, situación denominada carotenemia, los cuales pueden depositarse en regiones más gruesas de la piel.

Por lo general, estas manchas surgen cuando el consumo de alimentos ricos en betacaroteno es mayor de 30 g por día y durante un tiempo prolongado, por algunos meses.

Qué hacer: se recomienda reducir el consumo de alimentos ricos en betacaroteno, con la finalidad de evitar y mejorar las manchas amarillas en la piel. Además, también se recomienda consultar al endocrinólogo o nutricionista para que indique una dieta balanceada. Vea una lista completa de alimentos ricos en betacaroteno

2. Envejecimiento normal del cuerpo

Las manchas amarillas en la piel también pueden surgir debido al envejecimiento natural del cuerpo, por lo que son más comunes en adultos mayores.

Aparte de las manchas amarillas, con el envejecimiento natural del cuerpo la piel puede tornarse más áspera, fina y frágil.

Qué hacer: por ser una condición normal, no existe la necesidad de tratamiento, pues no representa riesgo para la salud. No obstante, se recomienda utilizar cremas hidratantes para mejorar la resequedad de la piel y acudir a consultas regulares con el geriatra para evaluar el estado de salud general.

3. Carotenemia

La carotenemia, aunque sea más común debido al consumo excesivo de alimentos ricos en betacaroteno, también puede ser causada por ciertas condiciones de salud, como diabetes o hipotiroidismo, y dar como resultado el surgimiento de manchas amarillas en la piel. Vea otros síntomas de la diabetes.

Además, otras condiciones que pueden generar carotenemia son síndrome nefrótico, glomerulonefritis, anorexia nerviosa y enfermedades del hígado.

Qué hacer: se debe consultar al médico general para identificar la causa de la carotenemia y realizar el tratamiento más adecuado, de acuerdo con la condición de salud que causó las manchas amarillas en la piel. 

4. Golpes o traumas en la piel

Los golpes o traumas en la piel pueden causar sangrados en la piel o rotura de vasos sanguíneos, comenzando con una mancha roja, la cual, con el pasar de los días, se torna morada y después amarilla.

Además de los golpes o traumas, estas manchas moradas que se tornan amarillas con el tiempo también pueden ser causadas por condiciones de salud, como dengue hemorrágico o púrpura trombocitopénica, por ejemplo, y generalmente afectan varias partes del cuerpo y surgen de forma espontánea. Conozca otras causas de manchas moradas en la piel.

Qué hacer: en el caso de golpes o traumas se puede aplicar una compresa fría por 10 a 15 minutos al día, para acelerar la recuperación, pues no es necesario tratamiento específico, pues la mancha desaparece por sí sola.

Sin embargo, si fue causada por problemas de salud, el tratamiento debe ser llevado a cabo por el médico general o hematólogo de acuerdo con su causa. Vea cómo es realizado el tratamiento del dengue hemorrágico.  

5. Xantelasma

El xantelasma son manchas amarillas en la piel, en forma de pequeños bultos, las cuales surgen principalmente en los párpados, pero también pueden afectar el cuello, los hombros, las axilas y el tórax, por ejemplo.

Estas manchas normalmente están relacionadas con el colesterol alto, lo que hace que la grasa se deposite en la piel. 

Qué hacer: se debe consultar al cardiólogo para iniciar el tratamiento y así reducir los niveles de colesterol, lo cual implica cambios en la dieta, práctica de ejercicios físicos y/o uso de medicamentos. En caso de que la mancha amarilla en la piel cause malestar estético, el tratamiento puede ser llevado a cabo con láser, peeling o incluso cirugía. Vea cómo es realizado el tratamento del xantelasma

6. Enfermedades del hígado

Las enfermedades hepáticas, como cirrosis insuficiencia hepática, cáncer de hígado o hepatitis, pueden causar manchas amarillas o piel amarillenta en todo el cuerpo, inclusive en los ojos, situación conocida como ictericia.

Asimismo, es común que surjan otros síntomas como comezón generalizada en el cuerpo, náuseas, orina oscura, heces claras o dolor en la región superior derecha del abdomen, por ejemplo. Conozca cómo identificar todos los síntomas de un problema en el hígado.  

Qué hacer: el tratamiento debe ser realizado por el hepatólogo y varía de acuerdo con al enfermedad a ser tratada, pudiendo ser recomendados cambios en la alimentación, uso de medicamentos y, en ciertos casos, trasplante de hígado. 

7. Piedra en la vesícula

La piedra en la vesícula puede causar manchas amarillas o piel amarillenta en todo el cuerpo, además de otros síntomas como náuseas, vómitos, fiebre alta o dolor fuerte en el abdomen del lado derecho, debajo de las costillas o la región del estómago.

Las piedras en la vesícula normalmente surgen debido al exceso de colesterol en la bilis y la dificultad de vaciamiento de la vesícula, dando como resultado la formación de pequeños cristales que tienden a aumentar de tamaño, formando piedras de mayor tamaño.

Qué hacer: se debe consultar al gastroenterólogo o hepatólogo para que sean realizados exámenes y confirmar la presencia de piedras en la vesícula. Por lo general, el tratamiento implica el uso de analgésicos y antieméticos para aliviar los síntomas, medicamentos para ayudar a disolver las piedras, como el ácido ursodesoxicólico, o cirugía para remover la vesícula. Vea cómo es realizada la cirugía de vesícula

8. Efecto secundario de medicamentos

Ciertos medicamentos, como los antimaláricos o los antirretrovirales, por ejemplo, también pueden ocasionar el surgimiento de manchas amarillas en la piel como efecto secundario.

Qué hacer: se debe consultar al médico responsable por el tratamiento, con la finalidad de revaluar la medicación y considerar cambiar la dosis o el medicamento. De ninguna forma se debe interrumpir el tratamiento sin indicación previa del médico.

Cuándo acudir al médico

Se debe consultar al médico general siempre que las manchas amarillas estén acompañadas de síntomas como:

  • Abdomen hinchado;
  • Dolor abdominal;
  • Náuseas o vómitos;
  • Fiebre;
  • Heridas o úlceras en la piel;
  • Manchas moradas por todo el cuerpo.

Asimismo, se debe acudir a un centro de emergencias en los casos donde la piel de todo el cuerpo y los ojos se tornen amarillentos, además de orina oscura y heces claras, pues son signos de problemas en el hígado o en la vesícula.

Lea también: Paladar amarillo: 6 causas y tratamiento tuasaude.com/es/paladar-amarillo