Liposarcoma: qué es, síntomas y tratamiento

Actualizado en marzo 2023

El liposarcoma es un tumor raro que comienza en el tejido adiposo del cuerpo, pero que se puede propagar fácilmente a otros tejidos blandos, como los músculos y la piel. Debido a que es muy fácil reaparecer en el mismo lugar, incluso después de haber sido extirpado, o extenderse a otros lugares, este tipo de cáncer se considera maligno.

Aunque puede aparecer en cualquier parte del cuerpo que tenga una capa de grasa, el liposarcoma es más común en brazos, piernas o abdomen, y ocurre principalmente en personas mayores.

Al tratarse de un cáncer maligno, el liposarcoma debe identificarse lo antes posible para que el tratamiento tenga mayores posibilidades de éxito. El tratamiento puede implicar la extirpación del tumor mediante cirugía, así como una combinación de radioterapia y quimioterapia.

Liposarcoma en el brazo
Liposarcoma en el brazo

Síntomas de liposarcoma

Los signos y síntomas de liposarcoma pueden variar según la región afectada, como se indica a continuación:

1. En brazos y piernas

  • Surgimiento de un nódulo debajo de la piel; 
  • Dolo o sensación de dolorido en la región donde se encuentra la bolita o bulto;
  • Hinchazón en alguna región de la pierna o el brazo;
  • Sensación de debilidad al mover el miembro afectado. 

2. En el abdomen

  • Dolor o malestar abdominal;
  • Hinchazón en la panza;
  • Sensación de pesadez después de comer; 
  • Estreñimiento;
  • Sangre en las heces.

Siempre que exista alguna alteración en brazos, piernas o abdomen que tarde más de 1 semana en desaparecer, es muy importante consultar a un médico general, quien evaluará el caso y entenderá si es necesario referir a la persona a otra especialidad médica.

Cómo confirmar el diagnóstico

Después de evaluar los signos y síntomas, es común que el médico solicite otras pruebas para identificar la posibilidad de un liposarcoma. Los exámenes más utilizados son la tomografía computarizada y la resonancia magnética.

Si el resultado sigue apoyando la hipótesis de que se trata de un liposarcoma, el médico suele ordenar una biopsia, en la que un trozo de tejido es extraído del sitio del nódulo, se envía para su análisis en el laboratorio, donde se puede confirmar la presencia del cáncer, así como identificar el tipo específico de liposarcoma para ayudar a adaptar el tratamiento.

Principales tipos de liposarcoma

Existen 4 tipos principales de liposarcoma:

  • Liposarcoma bien diferenciado: es el tipo más común y normalmente crece lentamente, siendo más difícil que se esparza hacia otras partes del cuerpo; 
  • Liposarcoma mixoide y/o redondo: es el segundo tipo más frecuente, pero crece más rápidamente y puede diseminarse a otras partes del cuerpo, formando un patrón diferenciado con sus células;
  • Liposarcoma desdiferenciado: tiene un crecimiento rápido y es más común en los brazos o piernas; 
  • Liposarcoma pleomórfico: es el tipo más raro y es el que se esparce más rápido por el organismo.  

Después de identificar el tipo de liposarcoma, así como su etapa de evolución, el médico puede personalizar mejor el tratamiento, aumentando las posibilidades de curación, especialmente si el cáncer se encuentra en una etapa más temprana.

Cómo se realiza el tratamiento

El tratamiento utilizado puede variar según el sitio afectado, así como la etapa de evolución del liposarcoma, sin embargo, es relativamente común que el primer abordaje se haga con cirugía para tratar de extirpar la mayor cantidad posible de células cancerosas.

Sin embargo, como muchas veces es difícil extirpar todo el cáncer solo con cirugía, el médico puede recomendar sesiones de radioterapia o quimioterapia.

A veces, también se puede administrar quimioterapia o radioterapia antes de la cirugía para reducir el tamaño del cáncer y facilitar su extirpación.