Biopsia: qué es, para qué sirve y cómo se hace

Actualizado en marzo 2024

La biopsia es un examen que sirve para analizar la salud e integridad de diversos tejidos del cuerpo como la piel, los pulmones, los músculos, los huesos, el hígado, los riñones o el bazo. El objetivo de la biopsia es observar cualquier alteración, como cambios en la forma y el tamaño de las células, lo que incluso es útil para identificar la presencia de células cancerosas y otros problemas de salud.

Una biopsia es un procedimiento invasivo, ya que se realiza a partir de una muestra del tejido que se analizará. Por tanto, se puede realizar bajo anestesia local o sedación ligera.

Cuando el médico ordena una biopsia es porque se sospecha que el tejido tiene algún cambio que no se puede ver en otras pruebas, por lo que es necesario realizar la prueba oportunamente para diagnosticar el problema de salud e iniciar el tratamiento. en consecuencia.

Imagem ilustrativa número 1

Para qué sirve

La biopsia sirve para:

  • Investigar y confirmar el cáncer;
  • Evaluar con más detalle los cambios en la piel, como lunares y verrugas;
  • Identificar cambios en órganos y tejidos, en caso de enfermedades infecciosas;
  • Evaluar con más detalle los cambios en los órganos, siendo útil para el diagnóstico de alteraciones en el hígado, útero, próstata, estómago, intestino y riñones.

La biopsia evalúa con mayor precisión las características de las células, por este motivo suele estar indicada tras pruebas de sangre y de imagen en las que se identifican alteraciones.

Cómo se realiza la biopsia

En la mayor parte de los casos, las biopsias se realizan con anestesia local o con sedación leve, siendo generalmente un procedimiento rápido, indoloro y que no requiere hospitalización. Durante este procedimiento, el médico toma una muestra de la lesión, la cual será posteriormente analizada en un laboratorio. 

En el caso de biopsias internas, el procedimiento es guiado por imágenes, utilizando técnicas como la tomografía computarizada, ecografía o resonancia magnética, por ejemplo; las cuales permiten la observación de los órganos. En los días posteriores, el sitio donde fue realizada la biopsia debe mantenerse limpio y desinfectado, de acuerdo a las indicaciones dadas por el médico; pudiendo, en algunos casos, recomendarse la ingesta de antibióticos que ayuden a evitar infecciones y favorezcan el proceso de cicatrización. 

Tipos de biopsia

La biopsia puede ser clasificada según el tipo de órgano que será evaluado, como se indica a continuación:

  • Biopsia de piel, que se realiza para evaluar cualquier alteración en la piel que puede indicar alguna malignidad;
  • Biopsia de endometrio: sirve para identificar posibles alteraciones en el tejido de revestimiento uterino que puedan indicar crecimiento anormal del endometrio, infecciones del útero, o cáncer, por ejemplo;
  • Biopsia de próstata: sirve para identificar posibles alteraciones en la próstata;
  • Biopsia de médula ósea: ayuda en el diagnóstico y acompaña la evolución de enfermedades en la sangre, como leucemia y linfoma;
  • Biopsia renal: generalmente, se realiza cuando existen proteínas o sangre en la orina, ayudando en la identificación de problemas renales;
  • Biopsia de mama: es utilizada principalmente cuando un surge un nódulo en la mama para observar si existen células cancerígenas, ayudando a diagnosticar el cáncer de mama;
  • Biopsia de hígado: sirve para diagnosticar cáncer y otras lesiones del hígado, como cirrosis o hepatitis B y C.

Además de estos tipos, también existe la biopsia líquida, que es un examen de sangre para identificar y analizar las células cancerígenas; siendo, en algunos casos, otra alternativa además de la biopsia convencional. 

El resultado de la biopsia puede ser negativo o positivo, y el médico puede siempre pedir la repetición del examen con la finalidad de descartar falsos positivos.

¿Cuál es la diferencia entre biopsia y exéresis?

Tanto la biopsia como la exéresis, conocida también como escisión quirúrgica se realizan extirpando tejido de cualquier parte del cuerpo. Vea qué es la exéresis y para qué sirve.

Sin embargo, una biopsia se realiza extrayendo una pequeña muestra de tejido, con el objetivo de identificar lesiones y ayudar o confirmar el diagnóstico de condiciones de salud.

La escisión se realiza con la extirpación total o parcial de un tejido u órgano, con el objetivo de tratar una lesión, como en casos de cáncer de piel u otros órganos.