Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.

Hemorragia digestiva: qué es, principales causas y tratamiento

La hemorragia digestiva es una condición que surge cuando se produce un sangrado en alguna región del sistema digestivo, como consecuencia de un problema intestinal. Este tipo de sangrado puede clasificarse en dos tipos:

  • Hemorragia digestiva alta: cuando las zonas de sangrado son el esófago, el estómago o del intestino delgado;
  • Hemorragia digestiva baja: cuando el sangrado ocurre a partir del colon, recto o ano. 

Normalmente, los síntomas de la hemorragia digestiva baja incluyen la presencia de sangre de un color rojo vivo en las heces; mientras que la hemorragia digestiva alta incluye la presencia de sangre digerida por el estómago, tornando las heces más oscuras y con un olor intenso, denominándose melena, y vómitos con sangre. 

Hemorragia digestiva: qué es, principales causas y tratamiento

Qué puede causar la hemorragia

Las causas de una hemorragia digestiva varían de acuerdo con el tipo:

Hemorragia digestiva alta

  • Úlcera gástrica;
  • Úlcera duodenal;
  • Várices esofágicas o várices gástricas;
  • Perforación del esófago, el estómago o el duodeno.

Otras causas que pueden originar este tipo de hemorragia es la presencia de un tumor o cáncer a nivel del esófago, estómago o duodeno.

Hemorragia digestiva baja

  • Hemorroides;
  • Fisura anal;
  • Pólipo intestinal;
  • Enfermedad de Crohn;
  • Diverticulosis;
  • Cáncer en el intestino;
  • Perforación del intestino;
  • Endometriosis intestinal.

Normalmente, la manera más correcta de identificar la causa de la hemorragia consiste en realizar una endoscopia y/o una colonoscopia, pues permiten observar todo el tracto gastrointestinal para identificar posibles lesiones. En caso de que sean identificadas lesiones, el médico generalmente toma una pequeña muestra del tejido afectado para analizarlo en el laboratorio, con la finalidad de identificar si existen células cancerígenas. 

Conozca cómo es realizada la endoscopia y la colonoscopia.

Cómo es realizado el tratamiento

El tratamiento para la hemorragia digestiva debe ser indicado por el gastroenterólogo y dependerá de cuál sea la causa da la enfermedad, pudiendo incluir la realización de una transfusión sanguínea, el uso de medicamentos y, en algunas situaciones, la realización de una cirugía. 

En los casos menos graves, la persona podrá realizar el tratamiento en casa; sin embargo, en los casos más graves donde exista una gran pérdida de sangre, puede ser necesaria la hospitalización en la Unidad de Terapia Intensiva. 

¿Fue útil esta información?
Más sobre este tema:

Ajuda
Carregando
...