Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Principales causas de heces con sangre en el bebé

La causa más común y menos grave de la presencia de color rojizo o muy oscuro en las heces del bebé está relacionado al consumo de alimentos como remolacha, tomate y gelatina. El colorante de estos alimentos puede dejar las heces con una coloración rojiza, pero la cual no está relacionada a la presencia de sangre, aunque pueda confundir a los padres. 

En general, encontrar sangre en las heces del bebé no es una situación grave, pero si el bebé tiene diarrea con sangre o tiene fiebre igual o superior a 38ºC se debe comunicar o acudir lo más rápido posible al pediatra, ya que puede ser algo más grave y tal vez sea necesario realizar exámenes. 

Principales causas de heces con sangre en el bebé

La sangre en las heces del bebé también puede ser causada por situaciones como: 

1. Estreñimiento

Es más común cuando el bebé toma biberón o después de iniciar la alimentación a partir de los 4 a 6 meses de edad, que puede ser una alimentación baja en fibra. Las heces pueden quedarse separadas en forma de bolitas y muchos dolores, provocando mucho dolor a la hora de evacuar. 

Qué hacer: Ofrecerle más agua al bebé y si ya ha comenzado la alimentación diversificada, se le pueden ofrecer más alimentos ricos en fibra como la papaya o 2 cucharaditas de jugo de naranja o un atol de avena. Un buen consejo es darle una fruta al final de cada comida, inclusive en el desayuno y en las meriendas.

2. Fisura anal

Puede ocurrir como consecuencia del estreñimiento, y ocurre cuando surgen pequeñas fisuras en el ano, que sangran cuando el bebé defeca.

Qué hacer: El secreto está en hacer las heces más suaves porque así al pasar por el ano no causan heridas. Una excelente estrategia es ofrecerle más agua, jugos de fruta natural y darle alimentos que ayudan a aflojar el intestino. En los casos más graves, cuando el bebé tiene más de 5 días sin evacuar, se puede colocar un laxante infantil, compuesto de glicerina para vaciar el intestino.

3. Alergia alimentaria

Algunas veces los bebés que son amamantados pueden tener una reacción alérgica a ciertos alimentos que la madre ingiere como leche de vaca y sus derivados o de soya. En este caso las heces pueden presentarse con grumos o tiras de sangre, haciendo que las heces sean más oscuras y con un olor más intenso. 

Qué hacer: Se debe acudir al pediatra lo más pronto posible, y en caso de sospecha la madre debe dejar de consumir leche de vaca, sus derivados y también todo lo que sea a base de soya.

4. Rozadura del pañal

La piel del bebé es muy sensible y la rozadura también puede sangrar, pareciendo que las heces del bebé tienen sangre, pero en este caso la sangre será roja viva y fácil de identificar, especialmente al limpiar el bebé.

Qué hacer: Evitar limpiar el bebé con pañuelos húmedos, prefiriendo limpiarlo con un pedazo de algodón mojado en agua tibia. El uso de la pomada al cambiarle el pañal es indicado especialmente cuando la piel está herida, pero también puede ser usada como forma de protección, porque crea una barrera que impide el contacto directo de las heces con la piel del bebé. Sin embargo, no es necesario colocar una gran cantidad de pomada para que la sensación no sea extraña. Basta que el área quede ligeramente blanquecina. 

5. Grietas en los pezones de la madre 

A veces el bebé que está siendo amamantado puede tragar un poquito de sangre si los pezones de la madre están heridos. Estas pequeñas grietas a pesar de que siempre causan dolor y molestias no siempre son grandes, y a pesar de no mostrar una gran cantidad de sangre, puede ser suficiente para causar cambios en las heces del bebé. En este caso las heces se oscurecen y tienen mal olor.

Qué hacer: Puede seguir amamantando al bebé normalmente, incluso porque esto ayuda en la cicatrización del pezón agrietado. 

6. Diarrea con sangre en bebés

En caso de diarrea prolongada que dura más de 2 días, pueden surgir pequeñas irritaciones, fisuras e inclusive, sangre en las heces del bebé, otra causa también puede ser una infección por Salmonella u otras bacterias o virus.

Qué hacer: Se debe seguir las indicaciones del pediatra para parar la diarrea, evitando ofrecerle alimentos que endurezcan las heces antes del tercer día de la diarrea, porque si está siendo causada por virus o bacterias, es bueno que la diarrea ocurra para eliminar esos microorganismos del intestino. Pero si es importante evitar la deshidratación que es muy peligrosa para los bebés, y por esto siempre después de un episodio de diarrea se debe ofrecer 1 vaso de agua, jugo, suero o leche para mantener el bebé debidamente hidratado.

7. Sangrado vaginal en recién nacidas

Las niñas recién nacidas pueden presentar sangre en el pañal, pero ésta no está relacionada con las heces, sino a las alteraciones hormonales que ocurren en su cuerpo, generando una "mini menstruación", que pasa en pocos días. Esto es más frecuente en los primeros días o como máximo en las 2 primeras semanas. La cantidad de sangre en el pañal es muy poca, y pueden haber algunas manchas rosadas.

Qué hacer: Se debe mostrar al pediatra para que verifique si realmente es la menarquia neonatal o si es algún otro factor que merite tratamiento. Si se trata de esta falsa menstruación no hay necesidad de realizar algún tratamiento, y dura apenas 1 o 2 días en poca cantidad, y normalmente no se observa en todos los cambios de pañal. 

También hay otras causas de sangre en las heces del bebé y por esto siempre se debe informar al pediatra de que esto está sucediendo, para que pueda verificar si hay necesidad de hacer algún examen para descubrir la causa y cuál será el tratamiento necesario. Quien hace el diagnóstico de la causa de la presencia de sangre o moco en las heces del bebé es el médico.

Señales de alerta para acudir inmediatamente al médico

Si a pesar de parecer haber sangre en las heces o en la orina, el bebé se ve sano, se puede marcar una consulta con el pediatra para informarle de lo que está sucediendo. Pero se recomienda buscar ayuda médica cuanto antes si el bebé presenta sangre en el pañal y viene acompañada de:

  • Mucho llanto, puede indicar cólicos o dolor abdominal;
  • Falta de apetito, rechazando la leche materna o la comida;
  • Si está postrado, decaído y no quiere interactuar, con una apariencia apática;
  • Si tiene vómito, fiebre o diarrea.

En este caso el pediatra deberá observar al bebé para identificar lo que está causando estos síntomas e indicar el tratamiento más adecuado

¿Te gustó lo que leíste?   
 /  No

Si tienes alguna duda o encontraste algún error escríbenos a continuación para que podamos mejorar el texto.

Enviar Carregando elementos na página
Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...