Garganta inflamada: síntomas, causas y tratamiento

Actualizado en septiembre 2023

El dolor de garganta es un síntoma que puede ser causada por rinitis, resfriados o inhalación de aire frío, provocando síntomas como irritación de garganta, dolor, dificultad para tragar, tos y estornudos.

Sin embargo, la inflamación de la garganta también puede ser un signo de amigdalitis o de COVID-19, por ejemplo, que puede causar fiebre, presencia de pus en la garganta, ardor, dolor de cabeza y de cuerpo.

En caso de dolor de garganta, siempre es recomendable consultar a un médico general u otorrinolaringólogo, para identificar la causa e iniciar el tratamiento más adecuado, que puede incluir el uso de medicamentos, como antiinflamatorios, antihistamínicos o antibióticos. Vea cómo quitar el dolor de garganta.

Imagem ilustrativa número 1

Principales síntomas

Los síntomas de la garganta inflamada son:

  • Dolor en la garganta;
  • Irritación en la garganta;
  • Dificultad y dolor al tragar;
  • Garganta roja e hinchada;
  • Presencia de pus en la garganta (dependiendo de la causa);
  • Tos seca;
  • Pérdida del apetito;
  • Mal aliento;
  • Ganglios del cuello inflamados.

Además, en algunas situaciones, la inflamación de la garganta también puede causar dolor de cabeza, dolor de cuerpo, secreción nasal, estornudos, congestión nasal o sensación de nudo o de tener algo atascado en la garganta.

Causas de garganta inflamada

Las principales causas de la garganta inflamada son:

1. Gripe o resfriado

La gripe y el resfriado son las causas más comunes del dolor de garganta, ya que los virus que entran por la nariz se acumulan y multiplican en la garganta, provocando inflamación y la aparición de síntomas como dolor de garganta, tos, estornudos y dolor de cabeza.

2. Amigdalitis

La amigdalitis es una inflamación de las amígdalas provocada por virus o bacterias, que se transmiten por la inhalación de gotitas que se liberan al aire al toser o estornudar o al besarse, por ejemplo, y puede provocar síntomas como inflamación y dolor de garganta, fiebre y malestar general. Conozca qué es la amigdalitis.

3. COVID-19

El dolor y la inflamación de la garganta es uno de los posibles síntomas del COVID-19, que puede ir acompañado de otros síntomas como dolor de cabeza, dolor de cuerpo, fiebre alta, tos seca y persistente, falta de aire y dificultad para respirar, por ejemplo. Vea cómo reconocer los síntomas del COVID-19.

4. Rinitis

La inflamación de la garganta puede ser causado por rinitis, un tipo de alergia al polvo, el humo o los ácaros, por ejemplo, que inflama la mucosa nasal, provocando síntomas como secreción nasal frecuente, tos, estornudos y dolor de garganta.

5. Reflujo gastroesofágico

El reflujo gastroesofágico es el retorno del contenido del estómago al esófago, lo que provoca la inflamación de la pared del esófago, provocando ardor, acidez estomacal y laringitis, que es una inflamación de la garganta. Conozca otros síntomas del reflujo.

6. Sinusitis

La garganta inflamada puede ser causado por la sinusitis, una inflamación de los senos paranasales provocada por una alergia a los ácaros, el polvo o el pelo de los animales, por ejemplo, provocando síntomas como secreción nasal frecuente, dolor de garganta y flemas amarillentas o verdosas.

7. Aire seco o frío

La inhalación de aire seco o frío, como en las estaciones más frías o mediante el uso frecuente del aire acondicionado, puede disminuir la humedad, lo que provoca irritación de la garganta y síntomas como dolor al tragar.

8. Uso excesivo de la voz

Puede surgir inflamación de la garganta debido al uso excesivo de la voz durante largos períodos sin descanso. Esto se debe a que el uso de la voz puede provocar una sobrecarga de los músculos de la garganta, provocando síntomas como ronquera, dolor y pérdida de la voz.

Cómo confirmar el diagnóstico

El diagnóstico de la causa que origina la garganta inflamada debe realizarlo un médico general, a través de exámenes físicos como mirar la garganta, palpar el cuello para detectar nódulos inflamados y escuchar la respiración de la persona.

Además, de acuerdo a los signos y síntomas presentados, el médico también puede solicitar otros exámenes de diagnóstico como una endoscopia, pruebas de alergia o un cultivo de la garganta, que es un examen que consiste en recolectar una muestra de secreciones para identificar qué puede estar causando la inflamación de la garganta.

Cómo se realiza el tratamiento

El tratamiento para la garganta inflamada varía según la causa de esta afección, que en algunos casos no requiere medicación. Sin embargo, el uso de analgésicos, antibióticos o histaminas puede estar indicado por el médico en algunos casos. Vea qué medicamentos sirven para la garganta inflamada.

Algunos remedios caseros como el té de limón, jengibre y miel o el jugo de fresa con miel ayudan a tratar la inflamación de la garganta debido a que fortalecen el sistema inmunológico y disminuyen la inflamación. No obstante, aunque tienen propiedades beneficiosas para la salud, el uso de remedios caseros no debe sustituir el tratamiento prescrito por el médico. Conozca qué tomar para la garganta inflamada.

Cómo debe ser la alimentación

Mientras la garganta esté inflamada, se aconseja priorizar el consumo de alimentos que sean blandos y que no provoquen irritación en la garganta, como papillas, sopas, pastas, yogures y carne molida o desmenuzada. Vea qué comer para el dolor de garganta.

Otros cuidados

Algunos cuidados que pueden ayudar en el tratamiento del dolor de garganta son:

  • Descanso;
  • Evitar los cambios bruscos de temperatura;
  • Beber muchos líquidos, como agua, agua de coco o tés;
  • Masticar bien la comida;
  • Hacer gárgaras con agua tibia y sal;
  • Evitar fumar y frecuentar lugares con humo.

Además, también se recomienda evitar el consumo de bebidas alcohólicas, ya que provocan sequedad e irritación en la garganta.

Vea otras formas naturales de tratar el dolor de garganta en el video a continuación:

youtube image - CURAR EL DOLOR DE GARGANTA con remedios naturales increíbles