Esputo: qué es y para qué sirve su prueba

Actualizado en diciembre 2023

El esputo es una secreción mucosa y espesa que se produce en los pulmones, que suele salir a través de la boca al toser cuando se tiene una infección respiratoria o una enfermedad pulmonar crónica.

Este esputo, conocido también como flemas, puede evaluarse a través de un análisis, conocido como prueba de esputo o cultivo de esputo, que permite observar sus características, como la fluidez, el color y si tiene o no la presencia de bacterias u hongos. Vea qué significa el color de las flemas.

Esta prueba es simple y no requiere mucha preparación antes de su realización, siendo apenas recomendado que se higienice la boca, nariz y la garganta con agua y que la muestra se tome por la mañana.

Imagem ilustrativa número 1

Para qué sirve la prueba de esputo

El examen de esputo está indicado para diagnosticar enfermedades respiratorias, como:

Además, se pueden recomendar pruebas de esputo para controlar la respuesta al tratamiento de una infección o para comprobar qué antibiótico es mejor para combatir una infección.

Cómo se realiza

Para realizarse la prueba de esputo no necesita mucha preparación, siendo apenas recomendado:

  1. Lavarse las manos con agua y jabón neutro;
  2. Limpiar la boca, nariz y garganta apenas con agua. El uso de antisépticos y pasta de dientes puede interferir con los resultados de las pruebas y, por lo tanto, no se recomienda;
  3. Quitar la dentadura postiza antes de limpiar la boca y la garganta, en el caso de personas que utilicen prótesis dentales;
  4. Inspirar y expirar profunda y lentamente 3 veces;
  5. Toser profundamente para soltar las secreciones que están en el pulmón;
  6. Escupir el esputo en el frasco de recolección sin tocar los bordes del frasco con los labios o los dedos. Repetir este procedimiento hasta que la botella recolectora alcance un volumen de 10 ml.

Generalmente, la recolección debe realizarse por la mañana antes de comer o beber para evitar contaminar la muestra de esputo. Se recomienda beber abundante líquido el día anterior a la cita, para diluir las secreciones y dormir boca arriba sin almohada, para facilitar la salida del esputo en el momento de la recogida.

En algunas personas, el médico también puede recomendar hacerse una broncoscopia para recolectar la cantidad necesaria de esputo de los pulmones. Vea qué es la broncoscopia y cómo se realiza.

Cómo entender el resultado

Los resultados del examen de esputo indicados en el informe tienen en cuenta los aspectos macroscópicos de la muestra, como fluidez y color, y la evaluación microscópica. Los resultados que pueden aparecer en el informe son:

  • Negativo o no detectable: este es el resultado normal y significa que no se encontraron bacterias ni hongos que pudieran causar enfermedades;
  • Positivo: esto significa que se encontraron bacterias u hongos que pueden causar enfermedades en la muestra de esputo. En estos casos también se suele indicar el tipo de microorganismo para ayudar al médico a elegir un antibiótico o antifúngico.

En caso de un resultado negativo, es muy importante que la prueba aún sea evaluada por un neumólogo ya que, si hay síntomas, podría significar que hay una infección causada por virus que no están identificados en la prueba.