Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Qué es la Escarlatina y cuáles son sus síntomas

Cuando surgen síntomas como dolor de garganta, fiebre alta, ampollas en la lengua con aspecto de frambuesas y manchas rojas que causan picazón en la piel, pueden ser señales de escarlatina o también llamada fiebre escarlata, una enfermedad contagiosa que es común en los niños entre los 5 y 15 años de edad.

Generalmente, la escarlatina surge 2 a 5 días después de que una faringitis bacteriana se complique, y es causada por el Streptococcus Beta Hemolítico del grupo A. La Escarlatina aunque es contagiosa, puede ser tratada fácilmente con antibióticos como penicilina o eritromicina, que son tomados durante 7 a 10 días.

Qué es la Escarlatina y cuáles son sus síntomas

Principales síntomas

El síntoma más característico de la escarlatina es la aparición de manchas o ampollitas rojas en la piel que aparecen en el cuello y el tronco y que a medida que va progresando la enfermedad comienzan a aparecer en el rostro, brazos y piernas. Otros síntomas de la fiebre escarlatina son: 

  • Dolor e infección en la garganta;
  • Comezón en la piel;
  • Rostro y boca enrojecidos;
  • Lengua blanquecina;
  • Náuseas y vómitos;
  • Malestar general.

Normalmente los síntomas de la escarlatina desaparecen 24h después de haber iniciado el tratamiento y al cabo de 7 días las manchas rojas desaparecen. 

Cómo se contagia la escarlatina

La forma de contagio de la escarlatina es a través del aire, y para esto basta sólo respirar el aire de una persona infectada que acabó de estornudar o de toser para que exista la posibilidad de contagiar este enfermedad. La transmisión se hace a través de gotas que provienen de la tos o el estornudo de una persona infectada.

La escarlatina aunque sea más común en los niños también puede afectar a los adultos, pudiendo ocurrir hasta 3 veces en la vida, ya que existen 3 formas diferentes de bacterias que causan esta enfermedad. Las épocas donde los niños son más afectados son en la primavera y en el verano.

Los ambientes cerrados también favorecen la propagación de la enfermedad, como por ejemplo las guarderías, escuelas, cines y centros comerciales. Sin embargo, a pesar de que una persona puede entrar en contacto con la bacteria causante de la enfermedad, esto no quiere decir que la desarrolle, ya que dependerá de su sistema inmune. Así que si uno de los hermanos desarrolla la escarlatina, el otro sólo puede sufrir de amigdalitis.

Qué es la Escarlatina y cuáles son sus síntomas

Tratamiento para la Escarlatina

El tratamiento de la Escarlatina es hecho con antibióticos como la Penicilina, Azitromicina o Amoxicilina, que eliminan la bacteria que causa la enfermedad. Sin embargo, si es alérgico a la Penicilina, el tratamiento generalmente es hecho usando el antibiótico Eritromicina para garantizar que no surgen reacciones alérgicas.

El tratamiento normalmente dura entre 7 a 10 días, pero después de la segunda dosis del medicamento se espera que los síntomas se alivien o desaparezcan.

Como se diagnóstica

El diagnóstico de la escarlatina se realiza a través de la evaluación de los signos y síntomas que presenta el individuo por el médico. Además de esto, también podrá solicitar exámenes de laboratorio como una prueba rápida de identificación de la bacteria llamada prueba estreptocócica rápida, o un cultivo microbiano a partir de una muestra de saliva del paciente.

Cómo cuidar del bebé o del niño con Escarlatina

Los bebés o niños con escarlatina no deben ir a la escuela para evitar contagiar a otros niños, siendo recomendado que se mantengan en reposo. Apenas surjan los primeros síntomas, es importante acudir al médico para que el tratamiento se pueda iniciar lo más pronto posible, ya que al cabo de 24 horas después de haber iniciado el tratamiento el niño ya podrá salir de su casa y acudir a la escuela, ya que la enfermedad deja de ser contagiosa. 

Otros cuidados importantes para controlar el contagio de la enfermedad, es lavarle regularmente las manos del niño, sus ropas con agua caliente y jabón por separado, desinfectar con alcohol sus objetos y no compartir vasos, cubiertos o bebidas.

Qué comer durante la escarlatina

Para no empeorar el dolor de garganta, la alimentación durante el tratamiento debe ser tipo puré como frutas cocidas, cereales tipo papillas, sopas y purés, pollo y carne desmechada para que sea más fácil de tragar. Además de esto, para aliviar la comezón en la piel se recomienda dar un baño con té de Milenrama u hojas de Eucalipto, y colocar regularmente un aceite hidratante o una crema en toda la región enrojecida.

Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...