Escabiosis: qué es, síntomas y tratamiento

Actualizado en mayo 2023

La escabiosis es una enfermedad infecciosa de la piel que provoca síntomas como picazón intensa, especialmente por la noche, y la aparición de pequeñas ampollas similares a espinillas en áreas como las axilas, los codos, los genitales y los espacios entre los dedos de las manos, por ejemplo.

La escabiosis, también conocida como sarna humana, es causada por el ácaro Sarcoptes scabiei que se transmite fácilmente de persona a persona, a través del contacto físico directo o mediante el uso de objetos contaminados, como ropa, sábanas y colchones.

Esta enfermedad tiene cura y el tratamiento debe ser indicado por el dermatólogo, que incluye la aplicación de medicamentos en forma de jabones o lociones como permetrina y benzoílo, y el uso oral de ivermectina. Conozca más sobre los medicamentos indicados para la escabiosis,

Contenido sensible
Esta imagen puede tener contenido que es incómodo para algunas personas.
Imagem ilustrativa número 1

Principales síntomas

Los principales síntomas de escabiosis son:

  • Comezón intensa que aumentar principalmente en la noche; 
  • Presencia de pequeñas ampollas con costras que pican;
  • Líneas finas y onduladas de color blancas o color de la piel.

Los principales lugares donde aparecen las lesiones de la escabiosis son el abdomen, el ombligo, las axilas, los codos, las muñecas, entre los dedos de las manos y de los pies, la parte inferior de las nalgas, los pliegues de los brazos, detrás de las rodillas, las orejas, los genitales, el cuello, los pies y debajo de los senos.

En los hombres, las lesiones suelen aparecer en los genitales, el pene y el escroto. Mientras que en las mujeres, las lesiones aparecen más en los pezones. En bebés y niños muy pequeños, las lesiones pueden parecer ampollas llenas de agua y suelen aparecer en las plantas de los pies, las palmas de las manos, el cuero cabelludo, el cuello y la cara.

Teste online de síntomas

Para saber si hay posibilidades de tener escabiosis, por favor seleccione los síntomas que siente:

  1. 1. Comezón en la piel que empeora durante la noche
  2. 2. Pequeñas ampollas en la piel, especialmente en los pliegues
  3. 3. Placas rojas en al piel
  4. 4. Líneas cerca de las ampollas que parecen caminos o túneles

Diagnóstico de la escabiosis

El diagnóstico de la escabiosis es realizado por un dermatólogo a través de la evaluación del historial de salud de la persona y la observación de las lesiones.

La evaluación de las lesiones también se puede realizar mediante el uso de la dermatoscopia, que es un examen en el que se utiliza un dispositivo que permite observar la estructura más interna de la piel. 

Además, el médico también puede solicitar un examen parasitológico, que se realiza mediante el raspado de la lesión, para identificar el ácaro causante de la escabiosis. Aunque no es muy común, también se puede solicitar una biopsia de piel para ayudar a identificar huevos, larvas, heces y ácaros.

Cómo se contagia

La transmisión de la escabiosis puede ocurrir a través del contacto directo con la piel de personas que tienen la enfermedad o con objetos infectados por el parásito, como ropa, colchones, sábanas y toallas de baño, por ejemplo.

Es importante recordar que, incluso cuando una persona tiene escabiosis, pero no presenta síntomas, la enfermedad puede transmitirse a otras personas.

Cómo se realiza el tratamiento

El tratamiento para la escabiosis se realiza mediante el uso de insecticidas, antiparasitarios o escabicidas, en forma de jabones, cremas o comprimidos orales, tales como:

  • Permetrina al 5%: es una loción que se debe aplicar en todo el cuerpo una vez a la semana, durante 2 semanas;
  • Benzoato de bencilo: en forma de jabón, este medicamento se aplica una vez al día durante el baño, produciendo una espuma que debe dejarse en la piel hasta que se seque;
  • Azufre al 6% en vaselina o crema: este medicamento está indicado para bebés menores de 2 meses y se debe aplicar en todo el cuerpo durante 3 noches consecutivas, repitiendo el tratamiento después de 1 semana;
  • Ivermectina: es un comprimido que puede ser recetado para tratar la escabiosis, especialmente en personas que no responden al tratamiento con cremas o lociones, o en personas mayores, por ejemplo. Por lo general, se recomienda una dosis de 0,2 mg/kg de peso corporal, y se debe repetir esta dosis a los 7 y 14 días.

Incluso cuando una persona con escabiosis no presenta síntomas, la enfermedad puede transmitirse a otras personas. Por eso, es importante que todas las personas que hayan estado en contacto directo también se sometan al tratamiento.

Remedios caseros

Algunos remedios caseros que ayudan a aliviar los síntomas de la escabiosis incluyen masajes con aceite de oliva, compresas de ruda y baños con té de manzanilla. Conozca otros remedios recomendados para la escabiosis.

Cuidados durante el tratamiento

Durante el tratamiento, es importante tomar algunas precauciones para ayudar en la eliminación de los ácaros y evitar la transmisión de esta infección, que incluyen:

  • Cambiar y lavar diariamente la ropa, toallas y ropa de cama utilizadas por la persona con escabiosis, con agua caliente (55 a 60 °C) y planchar o poner en la secadora;
  • Tomar al menos un baño al día;
  • Cepillar las uñas con jabones especiales para eliminar los parásitos;
  • Evitar compartir ropa, ropa de cama y toallas de baño;
  • Desinfectar objetos compartidos con varias personas, como equipos de gimnasio, peines o sillas;
  • Evitar relaciones sexuales y contacto físico con otras personas hasta que se complete el tratamiento;
  • Limpiar bien el suelo de la casa y aspirar las alfombras y los muebles, como sillones y sofás.

En casos en los que no sea posible lavar la ropa, se debe colocar en una bolsa de plástico y mantenerla bien cerrada durante al menos 3 días. Esta medida evita que los ácaros se alimenten y acaben siendo eliminados.