Ivermectina: para qué sirve, dosis y efectos secundarios

Actualizado en diciembre 2023

La ivermectina es un medicamento antiparasitario de amplio espectro, capaz de paralizar y eliminar varios tipos de parásitos, siendo indicado principalmente en el tratamiento de la oncocercosis, elefantiasis, pediculosis (piojos), ascaridiasis (lombrices) y escabiosis (sarna), por ejemplo.

Este medicamento se puede administrar en adultos y niños mayores de 5 años, y se puede comprar en farmacias en forma de comprimidos bajo el nombre comercial de Simpiox, Ivexterm, Stromectol, Veridex, entre otros, siendo importante consultar al médico para su prescripción correcta, ya que la dosis puede variar de acuerdo al agente infeccioso a tratar y el peso de la persona afectada.

Además, la ivermectina también se puede encontrar en forma de crema, bajo el nombre comercial Presteme, Soolantra, Ivercreme y Rosatina, por ejemplo, siendo indicada para el tratamiento de la rosácea en adultos y debe utilizarse con indicación de un dermatólogo.

Imagem ilustrativa número 1

Para qué sirve

La ivermectina es un medicamento antiparasitario indicado para el tratamiento de diversas enfermedades, como por ejemplo:

  • Estrongiloidiasis intestinal, que es la infección causada por el parásito Strongyloides stercoralis;
  • Filariasis, conocida como elefantiasis;
  • Escabiosis, también llamada sarna;
  • Ascaridiasis, que es la infestación por el parásito Ascaris lumbricoides;
  • Pediculosis, que es la infestación por piojos;
  • Oncocercosis, popularmente conocida como "ceguera de los ríos".

Es importante que el uso de la ivermectina se lleve a cabo de acuerdo a la orientación del médico, ya que de esta forma es posible prevenir el surgimiento de efectos adversos como diarrea, cansancio, dolor de barriga, pérdida de peso, estreñimiento y vómito. En algunos casos también pueden surgir mareos, somnolencia, vértigo, temblores y urticaria en la piel.

Además, la ivermectina en forma de crema dermatológica puede estar indicada para el tratamiento de la rosácea en adultos.

Dosis de ivermectina

La forma de uso varía según la enfermedad a ser tratada, como se indica a continuación:

1. Ivermectina en comprimidos

La ivermectina debe tomarse con agua, con el estómago vacío, preferiblemente alrededor de 1 hora antes de la primera comida del día. Generalmente, este medicamento se usa en una sola dosis y la cantidad de pastillas puede variar según el peso de la persona y la enfermedad que se esté tratando.

Estrongiloidiasis, filariasis, piojos y sarna

Para tratar la estrongiloidiasis, filariasis, lombrices, infestación por piojos o sarna, la dosis recomendada de ivermectina es:

Peso (en Kg)

Nº de tabletas (6 mg)

15 a 24

½ tableta

25 a 35

1 tableta

36 a 50

1 ½ tableta

51 a 65

2 tabletas

66 a 79

2 ½ tabletas

Para personas que pesan 80 kg o más, la dosis de ivermectina recomendada es de 200 mcg por cada kg de peso corporal, que equivale aproximadamente a 2 ½ comprimidos de ivermectina, de acuerdo a la orientación del médico.

Oncocercosis

Para tratar la oncocercosis, la dosis recomendada en función del peso es la siguiente:

Peso (en Kg)

Nº de tabletas (6 mg)

15 a 25

½ tableta

26 a 44

1 tableta

45 a 64

1 ½ tableta

65 a 84

2 tabletas

Para personas con 85 kg o más, la dosis de ivermectina recomendada es de 150 mcg para cada kg de peso corporal, lo que equivale aproximadamente a 2 comprimidos de ivermectina, de acuerdo a la orientación del médico.

Solo una dosis del fármaco es capaz de eliminar los parásitos, sin embargo es importante que se realicen análisis de heces o sangre a las 2 semanas de iniciado el tratamiento, para que el médico valore la necesidad de repetir la dosis.

En general, los antiparasitarios pueden usarse una vez cada 6 meses, ya que el uso frecuente de este tipo de medicamentos, especialmente cuando es a intervalos cortos, puede aumentar el riesgo de efectos adversos y el desarrollo de hepatitis inducida por medicamentos, por ejemplo.

2. Ivermectina crema

La ivermectina crema dermatológica 10 mg/g está indicada para el tratamiento de la rosácea en adultos, ya que reduce la inflamación de la piel, aliviando los síntomas de enrojecimiento del rostro.

La dosis recomendada de crema de ivermectina para la rosácea en adultos es de 1 aplicación al día, preferiblemente por la noche, aplicando la cantidad de un guisante en las zonas del rostro, como mejillas, frente, nariz y mentón. Es importante lavarse las manos después de la aplicación.

La ivermectina sólo debe aplicarse en la cara hasta por 12 semanas de tratamiento, según indicación del dermatólogo. Vea otras opciones de tratamiento para la rosácea.

3. Ivermectina en gotas

La dosis de la ivermectina en gotas al 0,6% varía según el peso corporal, siendo recomendado 1 gota por kg de peso corporal (1 gota= 200 mcg) o según la orientación del médico.

Este medicamento debe tomarse con agua, en ayunas o 2 horas antes o después de ingerir alimentos.

Posibles efectos secundarios

Algunos de los efectos secundarios más comunes que pueden ocurrir durante el tratamiento con ivermectina son diarrea, náuseas, vómitos, debilidad y falta de energía generalizada, dolor abdominal, pérdida del apetito o estreñimiento. Generalmente, estas reacciones son leves y transitorias.

Además, también puede haber reacciones alérgicas, especialmente cuando se toma ivermectina para oncocercosis, como dolor abdominal, fiebre, comezón en el cuerpo, manchas rojas en la piel, hinchazón en los ojos o en los párpados y conjuntivitis. En caso de que estos síntomas surjan se aconseja interrumpir el uso de este medicamento y consultar al médico de inmediato o acudir al servicio de urgencias más cercano.

¿La Ivermectina puede causar hepatitis medicamentosa?

Aunque el prospecto del medicamento no refiera efectos secundarios graves relacionados a problemas en el hígado, como en el caso de la hepatitis medicamentosa, se sabe que este medicamento puede aumentar la presencia de enzimas hepáticas en exámenes de sangre.

Además, este medicamento está indicado en casos agudos para el tratamiento a corto plazo, no habiendo estudios sobre sus efectos en el cuerpo a dosis superiores a las recomendadas o por períodos largos.

De esta forma, es posible que el uso prolongado, frecuente o en dosis superiores a las indicadas, pueda causar problemas en el hígado, incluida la hepatitis medicamentosa. Lo ideal es siempre hacer uso de la Ivermectina bajo la orientación médica. Vea qué es la hepatitis medicamentosa.

Contraindicaciones

Este medicamento está contraindicado en mujeres embarazadas, mujeres lactantes, niños menores de 5 años o con menos de 15 Kg y pacientes con meningitis o asma. Además, no debe ser usado en personas con hipersensibilidad a la ivermectina o a cualquier otro de los componentes de la fórmula.