Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.

Ivermectina: para qué sirve, dosis y contraindicaciones

La ivermectina es un antiparasitario de amplio espectro, capaz de paralizar y eliminar varios tipos de parásitos intestinales que causan problemas como oncocercosis, elefantiasis, pediculosis, ascaridiasis, escabiosis o estrongiloidiasis intestinal, por ejemplo.

Este medicamento se puede administrar en adultos y niños mayores de 5 años, y se puede comprar en farmacias, siendo importante consultar al médico para su prescripción correcta, ya que la dosis puede variar de acuerdo al agente infeccioso a tratar y el peso de la persona afectada.

Ivermectina: para qué sirve, dosis y contraindicaciones

Para qué sirve

La ivermectina es un medicamento antiparasitario indicado para el tratamiento de diversas enfermedades, como por ejemplo:

  • Estrongiloidiasis intestinal;
  • Filariasis, conocido como elefantiasis;
  • Escabiosis, también llamada sarna;
  • Ascaridiasis, que es la infestación por lombrices;
  • Pediculosis, que es la infestación por piojos;
  • Oncocercosis, popularmente conocida como ceguera de los ríos. 

Es importante que el uso de la ivermectina se lleve a cabo de acuerdo a la orientación del médico, ya que de esta forma es posible prevenir el surgimiento de efectos adversos como diarrea, cansancio, dolor de barriga, pérdida de peso, estreñimiento y vómito. En algunos casos también pueden surgir mareos, somnolencia, vértigo, temblores y urticaria en la piel.

Dosis de Ivermectina

Este medicamento normalmente es usado en dosis única, que varía de acuerdo con el problema a tratar y el peso de la persona:

1. Estrongiloidiasis, filariosis, piojos y sarna

Para tratar la estrongiloidiasis, filariosis, infestación por piojos o sarna, la dosis recomendada debe ser ajustada al peso, de la siguiente forma:

Peso (en Kg)

Nº de comprimidos (6 mg)

15 a 24

½ comprimido

25 a 35

1 comprimido

36 a 50

1 ½ comprimido

51 a 65

2 comprimidos

66 a 79

2 ½ comprimidos

más de 80

200 mcg por Kg

2. Oncocercosis

Para tratar la oncocercosis, la dosis recomendada, en función del peso es la siguientes:

Peso (en Kg)

Nº de comprimidos (6 mg)

15 a 25

½ comprimido

26 a 44

1 comprimido

45 a 64

1 ½ comprimido

65 a 84

2 comprimidos

más de 85

150 mcg por Kg

Posibles efectos secundarios

Algunos de los efectos secundarios más comunes que pueden ocurrir durante el tratamiento con ivermectina son diarrea, náuseas, vómitos, debilidad y falta de energía generalizada, dolor abdominal, pérdida del apetito o estreñimiento. Generalmente, estas reacciones son leves y transitorias.

Además, también puede haber reacciones alérgicas, especialmente cuando se toma ivermectina para oncocercosis, como dolor abdominal, fiebre, comezón en el cuerpo, manchas rojas en la piel, hinchazón en los ojos o en los párpados. En caso de que estos síntomas surjan se aconseja interrumpir el uso de este medicamento y consultar al médico de inmediato o acudir al servicio de urgencias más cercano.

¿La Ivermectina puede causar hepatitis medicamentosa?

Aunque el prospecto del medicamento no refiera efectos secundarios graves relacionados a problemas en el hígado, como en el caso de la hepatitis medicamentosa, se sabe que este medicamento puede aumentar la presencia de enzimas hepáticas en exámenes de sangre. 

Además, este medicamento está indicado en casos agudos para el tratamiento a corto plazo, no habiendo estudios sobre sus efectos en el cuerpo a dosis superiores a las recomendadas o por períodos largos. 

De esta forma, es posible que el uso prolongado, frecuente o en dosis superiores a las indicadas, pueda causar problemas en el hígado, incluida la hepatitis medicamentosa. Lo ideal es siempre hacer uso de la Ivermectina bajo la orientación médica.

Contraindicaciones

Este medicamento está contraindicado en mujeres embarazadas, mujeres lactantes, niños menores de 5 años o con menos de 15 Kg y pacientes con meningitis o asma. Además, no debe ser usado en personas con hipersensibilidad a la ivermectina o a cualquier otro de los componentes de la fórmula.

Ivermectina y COVID-19

El uso de la ivermectina contra el COVID-19 ha sido ampliamente discutido en la comunidad científica, debido a que este antiparasitario tiene acción antiviral contra el virus responsable de la fiebre amarilla, Zika y dengue, por lo que podría tener efecto contra el SARS-CoV-2.

En el tratamiento de COVID-19

La ivermectina fue probada por investigadores en Australia en un cultivo de células in vitro, las cuales demostraron que esta sustancia es eficaz en la eliminación del virus SARS-CoV-2, en tan solo 48 horas[1] . Sin embargo, estos resultados no fueron suficientes para comprobar su eficacia en humanos, siendo necesario más ensayos clínicos para confirmar su eficacia real in vitro y determinar si la dosis terapéutica es segura en humanos.

Un estudio realizado con pacientes hospitalizados en Bangladesh [2] tuvo como objetivo evaluar si el uso de la ivermectina sería seguro para estos pacientes y si habría algún efecto contra el SARS-CoV-2. De esta forma, los pacientes fueron sometidos a un protocolo de tratamiento de tan solo 5 días con ivermectina (12 mg) en combinación con otros medicamentos por 4 días, y el resultado fue comparado con el grupo placebo constituido po 72 pacientes. Como resultado, los investigadores confirmaron que el uso de solo ivermectina fue seguro y eficaz en el tratamiento de COVID-19 leve en pacientes adultos sin embargo, son necesarios más estudios para confirmar estos resultados.

Otro estudio realizado en la India tuvo como objetivo evaluar si el uso de ivermectina por vía inhalada tendría efecto antiinflamatorio contra COVID-19 [3], ya que este medicamento tiene potencial de interferir en el transporte de una estructura del SARS-Cov-2 hacia el núcleo de las células humanas, dando como resultado un efecto antiviral. Sin embargo, este efecto solo sería posible con dosis elevadas de ivermectina (dosis superior a la recomendada para el tratamiento de las parasitosis), lo que podría causar efectos de toxicidad. Por ello, como alternativa a las elevadas dosis de ivermectina, los investigadores propusieron el uso de este medicamento por vía inhalada, lo que podría tener mejor acción contra el SARS-CoV-2, sin embargo esta vía de administración aún necesita ser estudiada mejor.

Conozca más sobre los medicamentos para tratar la infección por el nuevo coronavirus.

En la prevención del COVID-19

Además de que la ivermectina está siendo estudiada como forma de tratamiento del COVID-19, otros estudios han sido realizados con el objetivo de evaluar si el uso de este medicamento ayudaría a prevenir la infección.

Un estudio realizado por investigadores de los Estados Unidos tuvo como objetivo investigar el porqué el COVID-19 tiene incidencias diferentes en varios países [5]. Como resultado de esta investigación, confirmaron que los países africanos tienen menor incidencia debido a la utilización del uso de medicamentos en masa, principalmente antiparasitarios, incluida la ivermectina, debido al mayor riesgo de parasitosis en esos países.

Así, los investigadores creen que el uso de la ivermectina disminuir la tasa de replicación del virus y prevenir el desarrollo de la enfermedad sin embargo, ese resultado solo se basa en correlaciones sin que se hayan realizados ensayos clínicos.

Otro estudio informó que el uso de nanopartículas asociadas a la ivermectina podría disminuir la expresión de los receptores presentes en las células humanas, el ACE2, que se unen al virus y a la proteína presente en la superficie del virus, disminuyendo el riesgo de infección [6]. Sin embargo, son necesarios más estudios in vivo para comprobar el efecto, así como estudios de toxicidad para evaluar que el uso de nanopartículas con ivermectina es seguro.

En relación al uso de ivermectina de forma preventiva, aún no existen estudios concluyentes. Sin embargo, para que la ivermectina actúe impidiendo o reduciendo la entrada del virus en las células, es necesario que haya carga viral, ya que de esta forma es posible que haya acción antiviral del medicamento.

¿Fue útil esta información?

¡Su opinión es importante! Escriba aquí en qué podemos mejorar nuestro texto:

Consulta el email de confirmación que te enviamos.

Bibliografía

  • HELLWIGA, Martin D.; MAIA, Anabela. A COVID-19 prophylaxis? Lower incidence associated with prophylactic administration of ivermectin. International Journal of Antimicrobial Agents. 2020
  • AHMED, Sabeena; KARIM, Mohammad M.; ROSS, Allen G.; HOSSAIN, Mohammad S. et al. A five day course of ivermectin for the treatment of COVID-19 may reduce the duration of illness. International Journal of Infectious Diseases. 2020
  • SURNAR, Bapurao; KAMRAN, Mohammad Z.; SHAH, Anuj S. Clinically Approved Antiviral Drug in an Orally Administrable Nanoparticle for COVID-19. ACS Pharmacol. Transl. Sci. 3 ed; 1371-1380, 2020
  • MITTAL, Niti; MITTAL, Rakesh. Inhaled route and anti-inflammatory action of ivermectin: Do they hold promise in fighting against COVID-19? . Medical Hypotheses. 2020
  • GOMEZ-HERNANDEZ, Maria Teresa; NOVOA, Nuria M.; ANTUNEZ, Patricia; JIMENEZ, Marcelo F. et al. Ivermectin Treatment May Improve the Prognosis of Patients With COVID-19. Cartas Científicas / Arch Bronconeumol. Vol 56. 12 ed; 816-830, 2020
  • JANS, David A.; WAGSTAFF, Kylie M. The broad spectrum host-directed agent ivermectin as an antiviral forSARS-CoV-2 ?. Biochemical and Biophysical Research Communications. 2020
  • ABBOTT. Ivermectina. 2019. Disponible en: <https://dam.abbott.com/pt-br/documents/pdfs/nossas-bulas/r/BU%2014_Revectina_Bula_do_paciente.pdf>. Acceso en 06 Abr 2020
  • CALY, Leon. The FDA-approved Drug Ivermectin inhibits the replication of SARS-CoV-2 in vitro. Antiviral Research. In press; 2020
Más sobre este tema:

Carregando
...
Fechar Simbolo de finalizado

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje