5 remedios caseros para la sarna en humanos

Algunos remedios caseros para la sarna son tomar un baño con té de manzanilla, realizarse un masaje con aceite de oliva o colocarse una compresa de ruda sobre la piel, pues estos poseen propiedades calmantes, hidratantes y antiinflamatorias que ayudan a aliviar la comezón y la irritación de la piel características de esta enfermedad. Es importante que estos remedios caseros no sustituyan el tratamiento indicado por el dermatólogo, debiendo utilizarse solo para complementarlo y acelerar la cura.

Además del tratamiento médico y de las opciones caseras, también se recomienda tomar algunas precauciones para ayudar a tratar la sarna más rápido y evitar su transmisión, como por ejemplo: lavar toda la ropa de la persona infectada con agua caliente, incluyendo las sábanas, separada de la ropa de los otros miembros de la familia y planchar antes de volver a usarla; evitar compartir toallas o cualquier tipo de ropa, así como el contacto piel a piel. Vea cuáles son los medicamentos más utilizados en su tratamiento.

Algunos remedios caseros para la sarna en humanos son:

1. Baño con té de manzanilla

Tomar un baño con té de manzanilla es una excelente opción para aliviar la comezón ocasionada por la sarna, pues esta planta medicinal posee propiedades calmantes que ayudan a tratar las irritaciones cutáneas.

Ingredientes

  • 100 g de flores secas de manzanilla;
  • 1 litro de agua.

Modo de preparación

Colocar las hojas de manzanilla en el agua y dejar hervir. Colar, dejar enfriar y bañarse con agua ligeramente fría y el té en todo el cuerpo. Conozca los beneficios del té de manzanilla

2. Masaje con aceite de oliva

Un excelente remedio casero para la escabiosis es la realización de un masaje con aceite de oliva en la región afectada, ya que ayuda a calmar e hidratar la piel, aliviando la comezón que causa la sarna y que empeora cuando la persona se rasca. 

Ingredientes

  • Aceite de oliva.

Modo de preparación

Calentar el aceite de oliva y cuando esté tibio colocar en una gasa o algodón y realice un masaje en la región afectada, varias veces al día. Se debe evitar la aplicación de aceite de oliva en las regiones donde la piel tenga una herida.

3. Jugo de berro

El berro es una planta que posee una fuerte acción depurativa, por lo que es capaz de eliminar las toxinas acumuladas en la sangre, reduciendo la inflamación de la piel y la comezón causada por la escabiosis. Además de esto, el berro es rico en vitamina A, un micronutriente que ayuda a mantener la salud de la piel. 

Ingredientes

  • 2 ramos de berro;
  • 200 ml de agua.

Modo de preparación

Licuar los ingredientes hasta obtener una mezcla homogénea. Beber 1 vaso de este jugo todos los días en ayunas.

4. Compresas de ruda

La ruda es una planta medicinal que es muy utilizada como remedio casero para problemas en la piel debido a sus propiedades calmantes que combaten la irritación de la piel. De esta forma es un excelente remedio para aliviar rápidamente la comezón causada por la sarna. 

Ingredientes

  • 20 g de ruda;
  • Compresas o un paño;
  • 1 litro de agua.

Modo de preparación

Colocar los ingredientes en una olla y dejar hervir durante 5 minutos. Colar la mezcla y mojar las compresas limpias en el agua. Retirar el exceso de líquido de las compresas y aplicar en las regiones afectadas.  

5. Compresas con té de fumaria

El té de fumaria posee propiedades depurativas, antiinflamatorias y que ayudan a regenerar la piel que alivian la comezón, que es el síntoma característico de la sarna.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de flores secas de fumaria;
  • 150 ml de agua;
  • Compresas o un paño.

Modo de preparación

Colocar las hojas de fumaria en agua y dejar hervir durante algunos minutos. Dejar reposar la mezcla durante 10 minutos, colar y mojar las compresas en el té. Aplicar sobre las áreas afectadas 2 a 3 veces por día.  

¿Fue útil esta información?

Atualizado por Andreina De Almeida Rodríguez - Nutricionista, em junio de 2022. Revisión clínica por Manuel Reis - Enfermero, em junio de 2022.

Bibliografía

  • ZADEH, Jalal Bayati et al.. Chamomile (Matricaria recutita) As a Valuable Medicinal Plant. International journal of Advanced Biological and Biomedical Research. Vol.2, n.3. 823-829, 2014
  • GUNA, Gowher. Pharmacological activity of Fumaria indica - A review. The Journal of Phytopharmacology. Vol.6, n.6. 352-355, 2017
Abrir la bibliografía completa
  • LIN, Tzu-Kai et al.. Anti-Inflammatory and Skin Barrier Repair Effects of Topical Application of Some Plant Oils. Internation Journal of Molecular Sciences. Vol.19, n.70. 2018
  • PANDEY, Yamuna et al.. Watercress (Nasturtium officinale): A Potential Source of Nutraceuticals. International Journal of Current Microbiology and Applied Sciences. Vol.7, n.2. 2685-2691, 2018
Revisión clínica:
Manuel Reis
Enfermero
Diplomado en Fitoterapia Clínica. Formado por la Escuela Superior de Enfermería de Porto y miembro Nº 79026 del Colegio de Enfermeros en Portugal.