Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Dolor en la nuca: qué puede ser

El dolor en la nuca normalmente no es señal de un problema grave, siendo más común en casos en el que hay mucha tensión, provocada por situaciones como por ejemplo estrés emocional, aumento de la presión arterial o ansiedad. Normalmente, en estos casos también es posible sentir el cuello más rígido y un dolor en ambos lados de la nuca.

Sin embargo, existen algunos casos en que el dolor de la nuca puede ser síntoma de un problema más grave como meningitis o aneurisma, pero en estos casos, generalmente está acompañado de mareo intenso, vómitos o fiebre. 

Dolor en la nuca: qué puede ser

1. Hipertensión

Hay situaciones que provocan el aumento de la presión arterial como el estrés emocional o la depresión, las cuales son las principales causas de dolor en la nuca, haciendo con que también surjan otros síntomas como rigidez en el cuello y dolor muscular en la espalda. En estos casos, el dolor en la nuca se mantiene estable, no empeorando a lo largo del tiempo.

Sin embargo, es importante aclarar que el estrés emocional o la depresión por sí solas, sin elevación de la tensión arterial, también pueden causar dolor en la nuca.

  • Cómo tratar: la mejor forma para aliviar este tipo de dolor es relajarse durante el día para intentar disminuir la presión arterial y evitar la contracción de los músculos. Para esto se puede participar en actividades relajantes como yoga, pilates o masajes, por ejemplo. Sin embargo, en el momento de crisis se debe descansar y colocar compresas heladas en el lugar donde se presenta el dolor. En casos de depresión es importante seguir el tratamiento recomendado por el psicólogo o psiquiatra.

2. Contractura o torticolis

Otra causa muy común que genera dolor en la nuca es la presencia de problemas musculares como contracturas o torticolis en la región del cuello o en la parte superior de la espalda. Generalmente este tipo de dolor surge después de hacer entrenamientos intensos utilizando estos músculos, pero también puede ocurrir por tener mala postura durante el día o al dormir.  

  • Cómo tratar: colocar compresas calientes en la espalda y en el cuello y descansar. Si el dolor no mejora se debe acudir al médico general, ya que puede ser necesario complementar el tratamiento con algún relajante muscular o analgésico como Clorhidrato de Ciclobenzaprina o Paracetamol. 

3. Artritis

Por causar y desarrollar inflamación y dolor en las articulaciones, la artritis también puede ser una de las causas de dolor en la nuca. Esto ocurre porque en la región del cuello, existen varias articulaciones entre las vértebras de la columna. Así que si existe inflamación en esa región, el dolor puede irradiarse a la nuca. Normalmente este dolor empeora con el movimiento del cuello y se va agravando a lo largo del día. 

  • Cómo tratar: para aliviar las crisis de dolor es necesario consultar al reumatólogo para iniciar el uso de antiinflamatórios como el Ibuprofeno, o relajantes musculares como tiocolchicósido. Sin embargo, para evitar que el dolor vuelva a surgir se deben hacer actividades que ayuden a aliviar el peso sobre las articulaciones como hidroginástica, pilates o yoga. 

4. Meningitis

La meningitis es una de las causas más graves del surgimiento de dolor en la nuca, aunque sea rara puede surgir a cualquier edad, especialmente si existe algún brote de la enfermedad. En estos casos, el dolor en la nuca es muy fuerte y aparece en conjunto con otros síntomas como fiebre, náuseas, vómitos y cansancio excesivo.

  • Cómo tratar: La meningitis debe ser identificada y tratada lo más pronto posible, siempre que se sospeche de esta enfermedad, es importante acudir a la emergencia de un hospital para que se haga el diagnóstico y se inicie el tratamiento, que puede incluir el uso de antibióticos.

5. Aneurisma

El aneurisma cerebral es una dilatación de un vaso sanguíneo en el cerebro que puede romperse con el paso del tiempo, ocasionando un ACV hemorrágico. Generalmente este tipo de alteración no provoca ningún síntoma antes de romperse, sin embargo, existen algunos casos en el que puede surgir un dolor constante en la nuca. Al romperse el dolor es muy fuerte y repentino y puede continuar empeorando con el paso del tiempo.

  • Cómo tratar: si se sospecha de que hay una ruptura de una aneurisma es muy importante acudir inmediatamente al hospital o llamar a una ambulancia. La ruptura de una aneurisma provoca el mismo tipo de secuelas que un accidente cerebrovascular y, por lo tanto, puede poner la vida en peligro.

Cuándo se debe acudir al médico

Se recomienda acudir al médico cuando el dolor en la nuca:

  • Llega a incapacitar a la persona;
  • Tarda más de 48 horas en quitarse;
  • Está acompañada por vómitos o fiebre por encima de 38ºC.

En estos casos, se debe consultar a un médico general o un neurólogo para que solicite exámenes, indique la posible causa del dolor en la nuca e inicie el tratamiento adecuado. El médico también puede referir al paciente a un traumatólogo cuando el dolor es provocado por enfermedades de la columna o problemas musculares.

Más sobre este tema:
Carregando
...