Desnutrición: qué es, síntomas y cómo es realizado el tratamiento

La desnutrición es la ingesta o la absorción inadecuada de los nutrientes requeridos para satisfacer las necesidades energéticas para el funcionamiento normal del cuerpo o el crecimiento del organismo, en el caso de niños. Esta condición es más grave en las personas mayores, niños y mujeres embarazadas, que si es muy severa, cuando el índice de masa corporal es inferior a 18 kg/m2, puede ocasionar la muerte. 

Generalmente, la desnutrición ocurre en personas con dificultades económicas o habitantes de países poco desarrollados, como ciertos países de África, donde especialmente se ven casos de desnutrición infantil. 

La desnutrición puede ocasionar el surgimiento de distintas enfermedades, tales como anemia, por la falta de hierro; hipotiroidismo, por la deficiencia de yodo, o xeroftalmia, por la reducción de vitamina A, por ejemplo. Por esta razón, las personas deben tener una alimentación balanceada y un estilo de vida saludable para evitar la desnutrición. 

Desnutrición: qué es, síntomas y cómo es realizado el tratamiento

Principales síntomas

El principal síntoma de desnutrición es la pérdida de peso corporal; no obstante, pueden haber otros síntomas tales como los siguientes:

  • Diarrea frecuente;
  • Cansancio excesivo;
  • Dificultad de concentración;
  • Falta de apetito;
  • Disminución de la temperatura corporal;
  • Apatía o irritabilidad;
  • Hinchazón de forma generalizada. 

En los casos más graves de desnutrición puede ocurrir debilitamiento del sistema inmunitario y, por ende, surgimiento frecuente de infecciones. 

El índice de masa corporal (IMC) puede ayudar en el diagnóstico de la desnutrición. Conozca cuál es su IMC, su peso ideal y algunos consejos que pueden mejorar su calidad de vida, colocando los datos en la calculadora a continuación:

Erro
help
años
Erro
help
cm
Erro
help
kg
Erro
help
Imagen que indica que el site está cargando

Es importante mencionar que esta calculadora es para adultos y no para niños. Conozca el IMC en niños en nuestra calculadora online.

Grupos de riesgo

El principal grupo de riesgo de desnutrición son los bebés, en especial cuando no son amamantados de forma adecuada o cuando el bebé no consume la leche correctamente para su edad, y los niños hasta los 5 años de edad, fase en la que estos dependen totalmente del cuidado del adulto para poder alimentarse. 

Asimismo, las personas mayores y aquellas con anorexia u otras enfermedades graves, como cáncer e insuficiencia cardíaca, por ejemplo, también tienen mayores probabilidades de sufrir de desnutrición, pues normalmente no logran consumir la cantidad necesaria de alimentos por día.

Principales causas

Las principales causas de la desnutrición son las siguientes:

  • Falta de acceso a alimentos;
  • Problemas en el metabolismo o en la absorción de nutrientes, como diarrea, anorexia o diabetes;
  • Uso de medicamentos que disminuyan la absorción de nutrientes, como la quimioterapia;
  • Situaciones que aumentan la necesidad de nutrientes, como fiebre alta o quemaduras. 

Otra causa frecuente de desnutrición es la realización de dietas pobres en determinados nutrientes, como en el caso de algunos vegetarianos o dietas de moda. 

Cómo es realizado el tratamiento

El tratamiento para la desnutrición es realizado mediante el aumento gradual de la cantidad de calorías ingeridas, lo que evita alteraciones intestinales como la diarrea. De esta forma, son realizadas entre 6 a 12 comidas al día con poca cantidad de alimentos en cada una.

A medida que progresa el tratamiento, el número de comidas va disminuyendo, mientras la cantidad de alimento en cada una va aumentando, de acuerdo con la adaptación del paciente. No obstante, cuando el individuo no logra ingerir alimentos sólidos, pueden utilizarse dietas o suplementos líquidos para garantizar los nutrientes necesarios. En los caso más graves, puede requerirse la hospitalización para que el paciente sea alimentado con nutrientes por vía intravenosa o a través de una sonda gástrica. 

Consecuencias de la desnutrición

De esta forma, sus principales consecuencias son las siguientes:

  • Pérdida grave de peso;
  • Crecimiento deficiente;
  • Baja inmunidad, lo que favorece al surgimiento de enfermedades;
  • Anemia;
  • Dificultad en la cicatrización de heridas;
  • Piel, cabello y uñas frágiles;
  • Arrugas más visibles;
  • Mal funcionamiento intestinal;
  • Retraso en el desarrollo intelectual en los niños;
  • Infertilidad. 

Además, en los casos más graves, la desnutrición puede causar la muerte. 

¿Fue útil esta información?
Actualizado por Andreina De Almeida Rodríguez, Nutricionista en Octubre de 2020. Revisión clínica por Tatiana Zanin, Nutricionista en Octubre de 2020.
Más sobre este tema: