Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.

Marasmo: qué es, síntomas y tratamiento

El marasmo es uno de los tipos de desnutrición proteico-energética caracterizada por una gran pérdida de peso y pérdida de músculo y de grasa generalizada, que puede influir de manera negativa en el crecimiento.

Este tipo de desnutrición se caracteriza por la deficiencia primaria de carbohidratos y grasas, la cual obliga al organismo a consumir proteínas para generar energía, que conduce a pérdida de peso y músculos, identificando un cuadro de desnutrición general.

La desnutrición proteico-energética es común en niños entre los 6 y 24 meses de edad que viven en países en vías de desarrollo donde existe escasez de alimentos. Además del factor socioeconómico, el marasmo puede verse influido por el destete temprano, ingestión inadecuada de alimentos y condiciones precarias de salud.

Marasmo: qué es, síntomas y tratamiento

Signos y síntomas del marasmo

Los niños con marasmo presentan signos y síntomas característicos de este tipo de desnutrición, tales como los siguientes:

  • Ausencia de grasa subcutánea;
  • Pérdida muscular generalizada, permitiendo la visualización de los huesos, por ejemplo;
  • Cadera estrecha en relación al tórax;
  • Alteración del crecimiento;
  • Peso muy por debajo del recomendado para la edad;
  • Debilidad;
  • Cansancio;
  • Mareos;
  • Hambre constante;
  • Diarrea y vómitos;
  • Aumento en la concentración de cortisol, que hace que el niño esté de mal humor.

El diagnóstico de marasmo se realiza a través de la evaluación de los signos y síntomas clínicos; además, se pueden solicitar pruebas de laboratorio y otras que permitan confirmar el diagnóstico, como IMC, medición del perímetro de la cabeza y del brazo y verificación de los pliegues cutáneos.

¿Cuál es la diferencia entre marasmo y kwashiorkor?

Al igual que el marasmo, el kwashiorkor es un tipo de desnutrición proteico-energética, sin embargo, esta se caracteriza por la deficiencia extrema de proteínas que conducen a síntomas como edema, piel seca, pérdida de cabello, retraso del crecimiento, distensión abdominal y hepatomegalia, es decir, agrandamiento del hígado.

Cómo se realiza el tratamiento

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), el tratamiento de la desnutrición, incluido el marasmo, se realiza por etapas, con el fin de aumentar gradualmente la cantidad de calorías ingeridas para evitar alteraciones intestinales, incluyendo lo siguiente:

  1. Estabilización, en que los alimentos se introducen gradualmente con el objetivo de revertir las alteraciones metabólicas;
  2. Rehabilitación, en esta etapa el niño ya se encuentra más estable y, por tanto, se intensifica la alimentación para que haya una recuperación de peso y estimulación del crecimiento;
  3. Seguimiento, en el que se realiza un seguimiento periódico con el fin de prevenir recaídas y garantizar la continuidad del tratamiento.

Asimismo, es importante orientar al familiar o a la persona responsable por el niño sobre cómo se lleva a cabo el tratamiento y cómo debe ser la alimentación del mismo, además de indicarle los signos de una posible recaída, por ejemplo.

Conozca más sobre la desnutrición y cómo se realiza el tratamiento.

¿Fue útil esta información?
Más sobre este tema:

Ajuda
Carregando
...