Depresión posparto: síntomas, causas y tratamiento

La depresión posparto es un trastorno psicológico que puede presentarse después del nacimiento del bebé o incluso alrededor de los 6 meses después del parto y se caracteriza por una tristeza constante, falta de interés en el bebé, baja autoestima, desánimo y sentimientos de culpa.

Esta situación puede desencadenarse por el miedo al nuevo rol de ser madre, debido al aumento de responsabilidad, dificultades en la relación de pareja o estrés durante el embarazo.

A pesar de ser común, la depresión posparto no se diagnostica con frecuencia, ya que es común que los signos y síntomas se presenten en el posparto. Sin embargo, es importante observar si los síntomas persisten, ya que en ese caso es importante buscar ayuda psicológica para promover el bienestar de la mujer y ayudarla a aceptar a su hijo y a la maternidad.

Depresión posparto: síntomas, causas y tratamiento

Principales síntomas

Los síntomas de depresión posparto pueden surgir justo después del parto o hasta el primer año posterior al nacimiento del bebé, y generalmente incluyen:

  1. Tristeza constante;
  2. Sentimiento de culpa;
  3. Baja autoestima;
  4. Desánimo y cansancio extremo;
  5. Poco interés por el bebé;
  6. Incapacidad para cuidar de ella misma y del bebé;
  7. Miedo de quedarse sola;
  8. Falta de apetito;
  9. Falta de placer en la actividades del día a día;
  10. Dificultad para dormirse.

En los primeros días y hasta el primer mes de vida del bebé, es normal que la mujer presente algunos de estos síntomas, ya que la madre necesita tiempo para adaptarse a las necesidades del bebé y a los cambios en su vida. Sin embargo, cuando los síntomas de depresión posparto se mantienen por 2 semanas o más, se aconseja consultar a un psiquiatra para que evalúe la situación e iniciar el tratamiento adecuado.

Síntomas de depresión posparto en el hombre

Los hombres también pueden presentar depresión posparto, pudiendo notar los síntomas desde el final de la gestación hasta el primer año de vida del bebé. El hombre normalmente presenta irritabilidad e impaciencia, tristeza, pensamientos negativos, falta de ganas de convivir con otras personas, llanto fácil y constante, falta de apetito y ansiedad. También pueden presentar falta de atención y, si tiene otros hijos, podría tener dificultad para relacionarse con ellos.

Por lo general, la depresión posparto en los hombres se relaciona con un aumento de las responsabilidades, principalmente relacionadas con ofrecerle una buena vida al bebé y darle soporte emocional a su esposa. Es importante que si surgen estos síntomas, el hombre acuda a un psicólogo o psiquiatra para iniciar el tratamiento adecuado.

Test online de depresión posparto

En caso de que tenga sospecha de presentar este trastorno, responda el test a continuación:

Imagen ilustrativa de la cuestión
¿Aún logra ver el lado divertido de las cosas?
  • Siempre.
  • A veces.
  • No, nunca.
Imagen ilustrativa de la cuestión
¿He encarado el futuro con alegría?
  • Siempre.
  • A veces.
  • No, nunca.
Imagen ilustrativa de la cuestión
¿Sientes que la culpa es siempre tuya si las cosas no salen bien?
  • No.
  • A veces.
  • Todo el tiempo.
Imagen ilustrativa de la cuestión
¿Se pone ansiosa o preocupada, incluso sin motivo?
  • No.
  • A veces.
  • Con mucha frecuencia, más de 4 veces a la semana.
Imagen ilustrativa de la cuestión
¿Ha tenido miedo o pánico sin motivo?
  • Siempre.
  • A veces.
  • No, nunca.
Imagen ilustrativa de la cuestión
¿Se ha sentido sobrecargada por tareas y acontecimientos del día a día?
  • Sí, en la mayoría de las veces no logro controlar la situación.
  • Sí, algunas veces no logro controlar la situación.
  • No, siempre logro controlar la situación.
Imagen ilustrativa de la cuestión
He estado tan triste que he tenido problemas para dormir
  • Sí, tengo muchos problemas para dormir y no logro descansar nada.
  • Varias veces a la semana tengo problemas para conciliar el sueño.
  • No, duermo siempre muy bien.
Imagen ilustrativa de la cuestión
No sé bien porqué pero estoy muy triste y lloro con facilidad
  • No, estoy muy feliz.
  • Sí, me he sentido triste o enojada más de 3 veces por semana.
  • Sí, casi siempre estoy triste, enojada y con ganas de llorar.
Imagen ilustrativa de la cuestión
He estado tan triste que lloro varias veces al día.
  • Sí, la mayoría de las veces.
  • Sí, pero ocasionalmente.
  • No, eso nunca pasa.
Imagen ilustrativa de la cuestión
¿Cuántas veces ha pasado por su cabeza hacerse daño o al bebé?
  • Nunca me ha pasado nada de eso por la cabeza.
  • He tenido pensamientos de ese tipo, pero no más de 1 vez a la semana.
  • Este es un pensamiento que tengo con frecuencia.
Anterior Siguiente

Causas de depresión posparto

La depresión posparto no posee una causa específica, sin embargo, algunos factores pueden favorecer su aparición como: antecedentes de depresión, estrés durante el embarazo, falta de planeamiento en el embarazo, embarazo adolescente, problemas con la pareja, violencia doméstica y condiciones socioeconómicas.

Además de esto, la falta de apoyo de la familia, el aislamiento, ansiedad, privación de sueño y el vicio al alcohol u otras drogas, también puede causar depresión posparto.

Cómo se realiza el tratamiento

El tratamiento para la depresión posparto, tanto en la mujer como en el hombre, debe ser, de preferencia, realizado con medidas naturales, como la terapia y alimentación saludable y equilibrada, principalmente en el caso de mujeres, esto debido a que algunas sustancias presentes en los medicamentos antidepresivos pueden pasar hacia el bebé a través de la leche.

De esta forma, algunas opciones de tratamiento para la depresión posparto son:

1. Apoyo psicológico

El apoyo psicológico es fundamental en la depresión posparto, ya que permite que la persona exprese cómo se siente sin miedo a ser juzgada o con la preocupación de lo que otras personas puedan pensar y, de esta forma, es posible trabajar con los sentimientos para que la persona se sienta mejor.

La psicoterapia o terapia de grupo debe ser orientada por un psicólogo o psicoterapeuta y el tratamiento debe durar alrededor de 10 a 12 sesiones, realizadas semanalmente, siendo buena opción para complementar el tratamiento con los medicamentos, pero en muchos casos puede incluso no ser necesario la ingesta de medicamentos.

Además, conversar con su pareja, familiares o un buen amigo puede ayudar a aliviar el estrés y la presión del día a día, promoviendo el bienestar y una mejor interacción social, lo cual también es bastante importante para salir de la depresión.

2. Alimentación

Los alimentos consumidos diariamente también pueden ayudar a combatir los síntomas de la depresión y mejorar la sensación de bienestar y autoestima de la persona. Algunos alimentos que combaten la depresión son la banana verde, aguacate y las nueces, los cuales deben ser consumidos de forma regular, ya que poseen triptofano, que es un aminoácido asociado a la producción de serotonina, que es un neurotransmisor que garantiza la sensación de bienestar.

Además, los suplementos de omega 3 pueden ser útiles como complemento del tratamiento contra la depresión. Este tipo de suplemento actúa mejorando el bienestar y puede adquirirse en las farmacias y droguerías, pero no debe ser usado sin la orientación de un médico.

El omega 3 está indicado debido a que tiene propiedades antiinflamatorias y contribuye a una mayor fluidez y actividad cerebral. Además, los ácidos grasos de omega 3 también aumentan la neurotransmisión de serotonina, promoviendo una mejoría del humor y de la sensación de bienestar.

3. Ejercicio físico

Cualquier ejercicio físico es benéfico para combatir la depresión y aunque sea difícil tener motivación para salir de casa al gimnasio, es importante por lo menos salir a dar una caminata por la calle cerca de su casa para distraer la mente. Una opción es pasear con el bebé temprano por la mañana o dejar al bebé bajo el cuidado de otra persona para tener un tiempo exclusivo para usted.

La actividad física regular estimulará la liberación de endorfinas en el torrente sanguíneo y mejorará la circulación, dos de los aspectos importantes para tratar la depresión. Además de la caminata, existen otras opciones como la natación, hidrogimnasia, pilates o gimnasio con pesas, que pueden realizarse 2 a 3 veces por semana, durante al menos 45 minutos.

4. Uso de medicamentos

El uso de antidepresivos solo se recomienda en los casos más graves de depresión posparto y cuando la psicoterapia no es suficiente, pudiendo ser que el médico prescriba el uso de Sertralina, Paroxetina o Nortriptilina, que han demostrado ser los más seguros y no perjudican la lactancia. Si la mujer no se encuentra amamantando pueden recomendarse otros medicamentos como los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina. Conozca más sobre los medicamentos para la depresión.

El efecto de los medicamentos puede demorar entre 2 a 3 semanas para que sus efectos sean observados, y puede ser necesario seguir tomando el tratamiento durante 6 meses o más. Al notar que siente mejoría después del inicio de la ingesta de los medicamentos, no debe dejar de tomarlos o disminuir la dosis sin antes consultar a su médico.

¿Fue útil esta información?

Bibliografía

  • MINISTÉRIO DA SAÚDE. Depressão pós-parto: causas, sintomas, tratamento, diagnóstico e prevenção. Disponível em: <http://saude.gov.br/saude-de-a-z/saude-mental/depressao-pos-parto>. Acceso en 27 Nov 2019
  • IBIAPINA, Flávio Lúcio P.; ALVES, Júlio Augusto G.; BUSGAIB, Rosana P. S; COSTA, Fabrício S. C. Depressão pós-parto: tratamento baseado em evidências. FEMINA. Vol 38. 3 ed; 161-165, 2010
Más sobre este tema: