Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Cómo sacar el agua de los oídos

Una excelente forma para sacar el agua de los oídos consiste en inclinar la cabeza para el lado del oído que está tapado, llenarse la boca de aire y saltar hasta que el agua salga. Otra forma es colocar un poco de agua tibia en una jeringa sin aguja y colocarla en el oído tapado, ya que esto ayuda a dilatar la región y quita la burbuja de aire que se formó, permitiendo que el agua que está en el oído salga más facilmente. 

Pero si estas técnicas no funcionan puede provar otras como: 

  1. Colocar en el oído la punta de una toalla o papel, sin forzar, para que absorva el agua;
  2. Jalar levemente el oído para atrás, mientras se inclina la cabeza hacia el lado del oído tapado, agarrándola por la parte de arriba de la oreja;
  3. Utilizar un secador de cabello en la mínima potencia para secar el oído, pero evitando usar una temperatura muy caliente para no quemar la piel.

En caso de que estos métodos para sacar el agua del oído no continúen siendo eficaces, puede ir a una farmacia y pedir para que le hagan un lavado de oído o ir al médico para que le remuevan correctamente el agua y evitar una infección. 

Si después de quitar el agua continúa sintiendo dolor en el oído, vea cómo puede aliviar el dolor naturalmente

Otras formas para quitar el agua del oído como utilizar vinagre o alcohol deben ser evitadas ya que además de no ser técnicas seguras, aumentan el riesgo de que ocurra una infección en el oído. 

Secar la oreja con una toallaSecar la oreja con una toalla
Como debe jalar la oreja para sacar el aguaComo debe jalar la oreja para sacar el agua

Sin embargo, si la sensación de agua en el oído surge, pero no ha estado en una piscina o dentro del agua, puede ser señal de otro problema como la presencia de un insecto en el canal auditivo.

Cómo sacar el agua del oído del bebé

La mejor forma de sacar el agua del oído del bebé es secar el oído con una toalla, pero en caso de que el bebé continúe con malestar se debe llevar al pediatra para evitar que el dolor de oído se agrave o se desarrolle una infección. 

Para evitar que el agua entre en el oído del bebé un buen consejo es que durante el baño se le coloque un pedacito de algodón en la oreja, de forma que se tape el oído y se debe colocar una crema hidratante sobre el algodón, ya que la oleosidad presente en la crema no permite que el agua entre con facilidad. 

Cuándo ir al médico

Es normal que los síntomas de agua en el oído como dolor o disminución de la audición surjan después de ir en la piscina o de bañarse, sin embargo, si aparecen cuando el oído no estuvo en contacto con agua puede ser signo de infección y, por esto, es importante consultar un otorrino para identificar el problema e iniciar el tratamiento adecuado.

Más sobre este tema:
Carregando
...