¿Cómo destapar y sacar el agua de los oídos?

Evidencia científica

Los oídos pueden taparse debido a varias situaciones como después de tomar un baño, haber estado en la piscina o en el mar, por ejemplo, por lo que pueden realizarse medidas sencillas en casa, como poner la punta de la toalla en el canal auditivo para absorber el agua o retraer la oreja en varias direcciones para facilitar la salida de agua.

Es importante no forzar ninguna de las medidas caseras, ya que podrían dañar el oído, asimismo no se recomienda intentar otras medidas de las aquí mencionadas, ya que podrían lesionar el canal auditivo y comprometer la función auditiva.

Por ello, en caso de que estas medidas no funcionen o cuando haya otros síntomas como dolor en el oído o salida de secreción, lo ideal es consultar a un otorrinolaringólogo para que retire el agua de forma correcta e inicie el tratamiento adecuado para aliviar los síntomas.

Vea en el siguiente video más consejos para sacar el agua de los oídos:

Cómo destapar los oídos

Para destapar o sacar el agua de los oídos puede aplicar algunas estrategias, que incluyen: 

1. Inclinar la cabeza

Inclinar la cabeza hacia el lado del oído tapado y aguantar lo más posible la respiración con la boca y después hacer movimientos bruscos con la cabeza, desde la posición natural de la cabeza hasta cerca del hombro.

Otra alternativa es inclinar la cabeza del lado del oído tapado y dar saltos, comenzar con algunos leves e ir incrementando la intensidad poco a poco.

2. Usar la punta de una toalla

Colocar en el oído la punta de una toalla durante algunos segundo en el oído, pero sin forzar la entrada, de tal modo que esta absorba el agua.

Se debe asegurar que la toalla no tenga restos de arena o esté húmeda, para evitar la introducción de bacterias y que tenga el mayor efecto posible de absorción.

3. Estirar la oreja en varias direcciones

Inclinar la cabeza hacia el lado del oído tapado, posteriormente estirar levemente la oreja y agitarla en varias direcciones, de tal forma que se logre mover el agua y se pueda sacar del oído.

4. Utilizar un secador de cabello

Utilizar un secador de cabello en la mínima potencia y con algunos centímetros de distancia para secar el agua dentro del oído.

En caso de niños, debe realizarse ayudado por un adulto para evitar un mal uso de la secadora y una posible lesión en el canal auditivo y en la oreja.

5. Usar alcohol isopropílico y vinagre de manzana

Aplicar una gota de una mezcla hecha en partes igual de alcohol isopropílico y vinagre de manzana dentro del oído afectado. Cuando el alcohol se evapore con el calor, secará el agua que se encuentra en el canal auditivo, mientras que el vinagre tendrá una acción protectora contra infecciones.

Cuando no se logra retirar el agua y se produce dolor en el oído, existen otras técnicas naturales que pueden ayudar a aliviar el malestar, como colocarse una compresa tibia sobre el oído afectado. Conozca otras técnicas que ayudan a aliviar el dolor de oído.

6. Acostarse de lado

Acostarse de lado durante unos minutos también puede ayudar a sacar el agua del oído, ya que con la acción de la gravedad, el agua puede salir lentamente del oído.

Es importante acostar la cabeza sobre una toalla limpia y seca, para que el agua sea absorbida.

7. Bostezar

Bostezar o hacer movimientos de masticación puede ayudar a mover el agua hacia el canal auditivo externo.

Sin embargo, para ayudar a sacar el agua del oído, después de bostezar o hacer movimientos de masticación, se debe tirar del lóbulo de la oreja en varias direcciones.

8. Hacer inhalación

La inhalación también puede ayudar a sacar el agua del oído.

Para ello, se debe llenar una bacinilla con agua caliente. Luego, se debe cubrir la cabeza con una toalla abierta, de manera que también cubra la bacinilla, y respirar el vapor de agua durante 5 a 10 minutos. Es importante tener cuidado de no acercar demasiado el rostro al vapor de agua para evitar quemaduras.

Después, se debe inclinar la cabeza hacia un lado, apoyando el oído en una toalla limpia y seca, para permitir que el agua salga del oído.

Al terminar la inhalación, es importante pasar una toalla húmeda en agua fría por el rostro.

La inhalación de vapor de agua no se recomienda para niños, debido al riesgo de quemaduras. Sin embargo, se puede utilizar el vapor del agua del baño, por ejemplo.

9. Usar alcohol isopropílico y vinagre de manzana

Aplicar una gota de una mezcla hecha con partes iguales de alcohol isopropílico y vinagre de manzana dentro del oído afectado. Una vez que el alcohol se evapora con el calor, secará el agua que se encuentra en el canal auditivo, mientras que el vinagre tendrá una acción protectora contra las infecciones.

Esta técnica no debe realizarse si existe sospecha de ruptura del tímpano o infección en el oído, ya que puede empeorar la condición y dificultar el tratamiento.

Cuando se logra quitar el agua pero persiste el dolor en el canal auditivo, existen otras técnicas naturales que pueden ayudar, como aplicar una compresa tibia sobre el oído. Conozca esta y otras técnicas que ayudan a aliviar el dolor de oído.

Cómo sacar el agua del oído del bebé

La forma más segura de retirar el agua del oído del bebé es secarlo con una toalla suave, pero si el bebé continúa con el malestar, debe llevarlo al pediatra para evitar que se desarrolle una infección.

Para evitar que el agua entre en el oído del bebé un buen consejo es que durante el baño se le coloque un pedacito de algodón en la oreja, de forma que se tape el oído y se debe colocar una crema hidratante sobre el algodón, ya que la oleosidad presente en la crema no permite que el agua entre con facilidad.

Además de esto, siempre que sea necesario acudir a la piscina o a la playa, debe colocarse un tapón en los oídos para impedir la entrada de agua o colocarse un gorro de natación que cubra los oídos.

Contraindicaciones

No se debe usar hisopos, los dedos o cualquier otro objeto, como clips para el cabello, clips, palillos, bolígrafos o lápices, por ejemplo, para tratar de sacar el agua del oído, ya que puede causar infecciones, perforación del tímpano, lesiones o daños en el canal auditivo.

Además, no se debe aplicar aceites, gotas o cualquier otro producto en el oído si hay sospecha de infección en el oído o perforación del tímpano.

Cuándo debe acudir al médico

Es normal que los síntomas de agua en el oído como dolor o disminución de la audición surjan después de ir en la piscina o de bañarse, sin embargo, si aparecen cuando el oído no estuvo en contacto con agua puede ser signo de infección y, por esto, es importante consultar un otorrinolaringólogo para identificar el problema e iniciar el tratamiento adecuado.

Además de esto, cuando el dolor se agrava rápidamente o no mejora en 24h, debe consultar un otorrinolaringólogo para identificar si existe alguna infección e iniciar el tratamiento adecuado.